POTQ Magazine

★ Popular ahora

Artículos, En Construcción

En Construcción: Lunar Tapes

Rodrigo Alarcón Publicado el 28 de Febrero de 2017 por

156 artículos
13507184_1388891967794143_7026796521617360965_n
  • Comentarios

Lunar Tapes debutó en la temporada 2016 con cuatro lanzamientos. Nuevos títulos de Eggglub (junto a Jedh), Flakodiablo, Bagre y Sibaz fueron las primeras referencias del sello, fundado por dos de los músicos que forman su catálogo: Daniel Cancino (Eggglub) y Ángelo Zavala (Flakodiablo).

¿Cómo nació el sello? Como tantos otros: “Los dos teníamos un disco casi listo y queríamos sacarlo en formato físico, así que decidimos inventar un nombre y editar nuestros trabajos y el de amigos o personas con las que tengamos afinidad musical”, explica Eggglub.

En todo caso, hay algunas particularidades en Lunar Tapes. Una es evidente: es un sello dedicado a publicar cassettes. La otra, se descubre rápidamente al escarbar en su catálogo: es un sello dedicado a publicar instrumentales de hip hop.

“Cuando armamos esto yo no conocía ningún sello que se dedicara a editar cassettes de hip hop instrumental aquí en Chile -relata Eggglub. Pensamos que sería interesante encontrar personas que quisieran editarse en ese formato, nos dimos cuenta que se podía armar un gran catálogo de beatmakers y que personas de otros lugares conocieran más acerca de la escena instrumental que hay en Chile”.

Para 2017, dicen, tienen contemplado editar otra colaboración de Eggglub (ahora con el productor francés Kaydeeteaskay), un compilado y algunos mixtapes. A continuación, una conversación sobre la joven historia de Lunar Tapes:

—¿Qué sellos o bandas reconocen como referentes para la creación de Lunar Tapes?

Flakodiablo: Nos influenció toda la escena de beats que existe alrededor del mundo, la diversidad de estilos y subgéneros que nacen a partir del hip hop instrumental. En lo personal, fueron referencias sellos como Cindys Tapes y Turbo Tapes Recordings, por el cuidado trabajo que desarrollan en cada lanzamiento. Productores como Madlib, Dibiase o Ohbliv representan esa generación de beatmakers innovadora y ecléctica, nos influenciaron primero como músicos y luego en la creación de este espacio y sello.

Eggglub: Existen varios sellos dedicados a editar instrumentales de hip hop. Para mí, uno de los más influyentes fue Futures Science. Lo conocí en 2012 y trabaja una persona que hace todo, desde la grabación a la manufactura. También hay otros sellos bastante interesantes, como Cindys Tapes, Nekubi Tapes, Turbos Tapes, Acorn Tapes, Fuzzoscope, Leaving Records, Dirty Tapes. Cabe destacar también el trabajo del sello chileno No Problema Tapes, que ha editado cosas desde principios del 2013 y donde se puede encontrar un catálogo bastante grande y diverso. También hay varios artistas del under que se dedican a editar sus trabajos en cassette. Uno que nos gusta mucho es Knablinz.

—¿Cómo funciona Lunar Tapes en la práctica? ¿Cómo lo proyectan en el tiempo?

Eggglub: Actualmente somos tres personas. Enzo se encarga de todo lo que tenga relación con la parte gráfica, también hace animaciones y se encarga de las visuales en eventos que organizamos; y con el Flako nos encargamos de encontrar material para editar, nos distribuimos el trabajo de grabar, manufacturar y enviar. También colaboran amigos cercanos como Felipe Retes, que se encarga de hacer las fotos de los cassettes; Ivo Malinarich, que se encarga de todo lo relacionado a video; y no podemos olvidar el trabajo de los artistas que están con nosotros. En el caso de Bagre, con él estamos haciendo cosas constantemente, desde hacer música a compartir data y organizar eventos.

—Todo lo que han publicado ha tenido diseños de Enzo 44. ¿Cómo se dio esa relación? ¿Mantendrán las carátulas ilustradas como una característica del sello?

Eggglub: Sí, Enzo es mi amigo desde la infancia y compartimos gustos por el rap, los instrumentales de hip hop y otras cosas, él se encargó de mis gráficas desde que comencé a hacer música. Al Flako le gustó la idea de que fuera el encargado de las gráficas del sello y, además, pensamos en lo importante de mantener una línea e identidad gráfica. También apostamos por un producto coleccionable, con buenas gráficas y buena impresión.

—¿Cómo seleccionaron la música que hasta ahora han publicado?

Eggglub: Hasta ahora han sido personas cuya música nos gusta. A Bagre lo escuchamos en vivo y fue como amor a primera vista. Empezamos a escribirnos, a entender más su onda y a saber si estaba interesado en editar algo con nosotros. Apañó al tiro y gracias a eso se pudo publicar La fantástica distopía del hombre pez. En el caso de Sibaz, escuché su música por Oh Maik y Oudies, que también son beatmakers. Tuve la oportunidad de verlo en vivo y otro día pude compartir y hacer música con él. Ahí pude apreciar mucho su talento como beatmaker.

Flakodiablo:  Escuchando propuestas también. Si nos gusta, podemos hablarlo y publicarlo. Bagre y Sibaz nos gustaron y fue así como coordinamos unas juntas para hablar si les tincaba que los editáramos, entonces llegamos a un mutuo acuerdo. Así es como funciona, no necesariamente tenemos que conocer a la persona de antes. Si nos gustan sus beats, le hablamos y nos conocemos a ver qué se puede hacer.

—¿Por qué se han centrado en el formato cassette y, además, en ediciones limitadas?

Eggglub: Es un formato bastante democrático para hacerlo y venderlo. Además, adquiere una sonoridad que apreciamos bastante, nos gustan mucho los cassettes. Respecto a las copias limitadas, la razón fundamental es que somos tres personas y hacemos un trabajo que es algo lento. Partimos sacando ediciones de 20, ahora estamos haciendo de 40 y esperamos editar cien este año. Quién sabe, tampoco tenemos apuro y queremos pasarlo bien.

Flakodiablo: Nos gustan los cassettes. Me introdujeron en la música cuando iba en quinto básico, aprendí a duplicarlos, a hacerme compilados y esas cosas. Tuve una colección bastante amplia. Ahora que lo pienso bien, esas grabaciones una sobre otra hacían que la calidad de audio se deteriorara y quizás esa es la razón de que me guste el lo-fi. El cassette nos evoca nostalgia, no son caros y se pueden personalizar de tal manera que parezca una auténtica pieza de colección. Empezamos con pocas copias para ir tanteando terreno y aprendiendo los métodos de cómo funciona un sello. Luego nos dimos cuenta que avanzaba la cosa y duplicamos la cantidad.

—Al cierre, ¿de dónde viene el nombre Lunar Tapes?

Flakodiablo: Con el Dani nos juntamos a conversar y después de una lluvia de palabras salió Lunar. El nombre lo relaciono con ‘estar en la luna’, así como pegado o en otra al escuchar o producir loops.

Foto: Facebook Lunar Tapes.

blog comments powered by Disqus