POTQ Magazine

★ Popular ahora

Artículos

Feria Pulsar 2016: “contradictorio y tétrico”

Javiera Tapia Publicado el 23 de Noviembre de 2016 por

288 artículos
15110399_1138158116265903_1899805567627561829_o
  • Comentarios

El fin de semana recién pasado se realizó una nueva versión de la Feria Pulsar en la ya tradicional Estación Mapocho. Uno de los primeros cambios que se pudo ver -y que se agradece mucho- fue la eliminación del escenario principal que, en años anteriores, se ubicaba dentro del recinto, junto a todos los puestos de sellos y empresas relacionadas al negocio musical. Gracias a esta modificación, los oídos de los asistentes y trabajadores sufrieron un poco menos.

Este escenario grande se trasladó a la Sala de las Artes, ubicada en el subterráneo del recinto, algo que funcionó bastante bien, pues ya no estaba esa imagen triste de otros años, de buenos conciertos con un aforo de treinta personas.

Otro cambio sucedió afuera. Se montaron dos escenarios más pequeños con bandas durante las tres jornadas de diversos estilos. Conversé con algunos de ellos para preguntarles por su experiencia y me contaron que tocaron gratis, no todos tuvieron derecho a probar sonido y que sólo podían entrar a la feria el día en que tocaban. El resto de los días tenían que pagar su entrada o conseguir alguna pulsera de otra forma. Además, me relataron frustrados que no había nada para comer mientras esperaban su turno para subir a hacer su presentación. El año pasado habían vales de comida, al menos. Este 2016, sólo un bidón de agua. Sorprendida, le pregunté a otros que estuvieron presentes en aquellos escenarios durante las tres jornadas si todo esto era cierto, ya que una persona encargada de un grupo que tocó en el escenario principal, me comentó que ahí las condiciones habían sido completamente opuestas. Además de pagar a los artistas, también hubo comida.

Estos son cuatro testimonios, pero más fueron consultados. Algunos no contestaron y otros prefirieron no hablar públicamente, aunque sí confirmaron todo esto.

Franco, El Cómodo Silencio de los Que Hablan Poco 

15110961_1138177796263935_7174502401843411136_o

“Es cierto que no pagan nada. Desde el principio nos dijeron eso y aceptamos igual. Se suponía que era con transporte y catering, pero al final es cierto que no había catering. No había absolutamente nada. De hecho, en un momento le pregunté al stage manager si había algo y me dijo “no, acá no te dan ni las gracias”, el mismo loco como quejándose un poco también de toda la situación”.

“Nosotros sí tuvimos prueba de sonido, porque creo que las dos últimas bandas tenían derecho a tenerla. Nos pasaron a buscar a las seis y media de la mañana, para probar a las ocho”.

-Y ¿qué piensas de que las condiciones sean así en una feria que sin músicos no tendría razón de existir?

“Puta, sí, igual nosotros como banda chica estamos acostumbrados a que nos traten súper mal. De repente pensaba que quizás a nosotros nos trataban no más así y que a bandas más grandes no las trataban de esa forma. Tratamos de pasar en alto eso y aprovechar la oportunidad, porque era algo que nos servía, porque nos ve harta gente, pero en realidad es súper penca que te traten así, que no te paguen nada, que no te tengan nada para comer mientras esperas”.

-¿No es jugar un gallito con eso de la difusión y las malas condiciones?

“Sí, obvio. Totalmente. O sea, es lo que nos pasa siempre, supongo. Como cuando tocamos con Mac DeMarco en Fauna que te ofrecen 300 lucas y te dicen casi que nunca más en tu vida te van a pagar tanto, pero llenan La Cúpula cobrando 25 lucas, juntando millones y millones de pesos. Te sacan en cara de que te están haciendo un favor dándote la oportunidad de tocar ahí, pero supongo que es lo que pasa en todos lados, pero acá es la SCD, que se supone que es una organización que debiera estar más preocupada de los músicos, no es una productora privada no más. Es raro que la SCD lo haga, pero en realidad es común que pasen ese tipo de cosas, es como un síntoma más de todo lo que pasa a nivel global, supongo”.

-Tocaste en el 2014 con Patio Solar y los Niños del Cerro. ¿Por qué a pesar de las condiciones insuficientes que me han comentado tú y otros, las bandas quieren seguir participando? ¿No hay otro camino?

“No sé si no exista otro camino, evidentemente hay otros caminos, pero obviamente es una buena oportunidad porque hay un buen backline, se puede sonar bien, que como es súper ecléctica la parrilla, te ve gente que no te conoce y que sí le interesa la música. Es una buena oportunidad para que te conozcan. Estaba repleto el escenario, nos dieron un buen horario y fue bacán eso, pero claro, por otro lado, se aprovechan de eso para no ofrecerte nada. Yo pregunté si nos podían dar algo para tomar o comer y ahí está la respuesta del stage manager, burlándose un poco de su misma situación. Y es una lástima que sea así, pero no sorprende, es lo que pasa en todos los planos de lo que es vivir siendo músico. Una lástima que la SCD lo haga y que se aproveche de eso”.

-¿Vale entonces la pena tocar en esas condiciones a cambio de la difusión?

“La verdad yo no sé cómo funciona en plata para las bandas que son más grandes. Hasta el nivel de nosotros que somos nuevos y estamos mostrando recién el disco, sí, nos sirve harto y por otra parte, igual tengo contacto directo con el Julio que trabaja en la SCD, que fue el que nos hizo la paleteá de meternos a tocar en ese horario. Por otro lado, nos pasaron un stand a Piloto a última hora, porque como que les había sobrado un stand y una semana antes de la feria nos lo regalaron de buena onda. Como que también está ese lado, no puedo desconocerlo. Bacán esa parte. Quizás valga la pena aceptar esas condiciones a cambio de tocar, la difusión y sonar bien. ¿Tú que pensai?”.

-Yo pienso que a largo plazo esto perjudica a la música, así en macro. Si todos los años estás tocando en un lugar en malas condiciones o insuficientes, estas no van a cambiar. La SCD se ha puesto esa camiseta de querer profesionalizar la industria de la música en Chile, pero llega Pulsar y lo menos profesional es el trato con los músicos, entonces, siento que a largo plazo eso los perjudica y no se profesionaliza nada.

“Sí, es un doble discurso. Por un lado se busca armar una escena muy musical y darle apoyo y por otro lado, los tratos son iguales que con cualquier productora fría, que ofrece lo menos posible. Cuando iba a subir a tocar pregunté loco ¿tenis algo para tomar? Y me dijeron ‘ahí a la vuelta hay una máquina de agua, saca con un vaso’. Fue lo único, pero puta, desde nuestra pequeña perspectiva sí, era una oportunidad y la aprovechamos”.

Diego, Amarga Marga

15122889_1138161679598880_1656181024586108708_o

“Nosotros tuvimos prueba de sonido y agradezco que la tuviéramos porque o si no, no sé cómo me hubiese parado a tocar ahí, porque igual era un escenario grande y en un horario importante. Sé que esa prueba no fue para todos y no sé cuál fue el criterio de selección para eso”.

“Y sí, no hay pago, por lo menos ofrecen transporte que es lo mínimo. Igual era raro ese sistema, te pasan a dejar una hora antes de tocar y después te ofrecen llevarte media hora después de tocar. Entonces uno no puede estar en la feria y supuestamente, se busca “hacer industria” y uno no alcanza ni a ir a conversar con alguien. Y la otra cosa rara, es que la pulsera de artista es solo para el día en el que tocas, para ir los otros días tendrías que pagar una entrada. Esos aspectos son raros, porque no sirven para hacer lo que su eslogan dice”.

“Es que al final, funciona bajo una lógica de mercado. Para tocar ahí, tampoco te están haciendo un favor, los sellos pagan para estar y mostrar su catálogo. Y es contradictorio con lo que dicen que quieren hacer, porque al final, lo más importante para una feria como esta son los sellos y los músicos”.

“Los precios de los stand son caros, no creo que se pueda recuperar vendiendo discos, es como invertir en promoción, difícilmente vai a recuperarlo. Es contradictorio por parte de la SCD, porque Pulsar es la única instancia que hay de esta forma y la SCD la única sociedad de derecho de autor, entonces, como te decía, si esto funciona en base a oferta y demanda, está bien claro quien tiene el poder en la negociación. Y no son los sellos ni los músicos”.

-Y por qué si estas son las condiciones ¿por qué los músicos siguen yendo a Pulsar?

“Creo que es un problema a nivel país, como te decía, es una negociación y uno se ve un poco entre la espada y la pared, porque es la única instancia que hay de este tipo, entonces debería generar cosas importantes y funcionar bien y no es así. Por lo menos este año sacaron el escenario principal de adentro, que era un ruido horrible. Como que uno cae en el juego de querer estar ahí por la instancia, yo creo”.

-¿Vale la pena estar presente en Pulsar?

“No diría que no volvería a tocar ahí, porque a pesar de todo generan esta instancia, que debería ser mejor cada año en base a las críticas que uno le va dando a la SCD y que uno espera que las vayan escuchando. Juegan un poco a eso de que te están haciendo un favor o que te están dando vitrina y eso es un poco feo desde la Sociedad que debería velar por los músicos”.

Diego Peralta

15123336_1138167366264978_1958780912354530109_o

“Este es el primer año que me invitan a tocar dentro del cartel oficial de la feria, no había tenido la oportunidad de conocer cómo funcionaba en la interna la organización. En mi opinión creo que ya tener una feria de la música en Chile, de estas dimensiones es súper positivo, por otro lado considero que este año lograron un programa súper equilibrado y atractivo para publico, pero hay cosas que son graves y que hay que mejorar urgente. Me llama la atención que cada vez nos parezca “normal” que los músicos seamos los últimos en la cadena, siendo que sin nosotros esto no funciona. En nuestros camarines no hubo catering, solo vasos con agua. Si uno acepta ir a tocar sin pagos, mínimo que la atención sea abundante en cariño. No tengo nada que decir con los técnicos y la gente que trabajó en los escenarios de la terraza, fueron muy amables y se portaron bien con nosotros al igual que la gente del transporte”.

-Y ¿qué piensas de que las condiciones sean así en una feria que sin músicos no tendría razón de existir? ¿No es una contradicción?

“Sí y me parece peligroso, pero no creo que lo hagan con mala intención. Si no hay pagos para todos es porque quizás no alcanza y esta bien, hay músicos que están empezando y necesitan una vitrina así, pero de ahí a no tener una atención digna en el camarín es muy feo, de hecho ni si quiera habían botellas con agua arriba del escenario para nosotros”.

Yorka Pastenes, Yorka.

15069074_1138162429598805_1801705860262239396_o

“Nunca había tocado en Pulsar, esta es mi primera vez, así que no tengo la referencia de años anteriores. Como experiencia personal, lo único bacán de tocar es que había transporte y sí, no había nada de catering, había agua en el camarín… y tuve que casi romper el paquete porque tampoco estaban como dispuestas para tomarlas. Nada de comida ni tampoco si querías comer algo o si lo necesitabas. Yo no tuve prueba de sonido, fue a morir no más, pero lo que yo entendí es que tres bandas tenían prueba de sonido al día por escenario, no tengo idea cómo se sortearon esas pruebas de sonido pero existieron y eso para mí es fome. Eso fue lo más fome del show. No había comida y eso es fome, pero el hecho de no poder preparar tu show bien, siempre va a ser algo que te puede jugar en contra”.

-Y ¿qué piensas de que las condiciones sean así en una feria que sin músicos no tendría razón de existir?

“Es que Pulsar es una contradicción hace rato ¿no? Yo encuentro que está mal, está súper mal. De hecho, lo estaba pensando también. Es muy contradictorio y tétrico que ellos apoyen el mercado y la industria de la música y que los artistas que llevan toquen en esas condiciones. Yo ya encuentro que Pulsar está mal enfocado, desde los stand para arriba”.

“El loco que estuvo a cargo de nosotros de la organización, aunque lo vi poquito, fue bacán con nosotros, muy buena onda, pero efectivamente, nunca preguntó si necesitabas algo. Los técnicos de escenario hicieron su pega no más, nada más ni nada menos. Yo creo que siempre se puede mejorar en esta feria, ya lleva muchas versiones para que estas cosas se sigan repitiendo”.

“Hay otra cosa que quería decirte. Hay muy pocas mujeres en los horarios fuertes y en general. De hecho había un panel de las mujeres en la música, porque seguimos siendo muy extraterrestres”.

-Yo fui a eso y la moderadora, Soledad del Río, consejera SCD, dijo que esto no era una conversación de género. Me hundí en la silla. Pero bueno, volviendo al tema, ¿por qué los músicos siguen yendo a tocar a pesar de estas condiciones?

“Es simple y muy fácil. Este fin de semana eran tres días donde estaba metida toda la gente que escucha música de Santiago por lo menos. Y qué es lo que quiere un músico, yo cre oque aparte de expresarte es que te escuchen. Entonces, por qué vas a tocar? Porque tenís a la gente a la que quieres llegar metida ahí y si no te han escuchado, te van a escuchar ese día. Por difusión vas a ir a tocar. Yo no hubiese dicho que no a Pulsar, porque es una forma de mostrar mi música. ¿Está mal? Sí, está mal, porque esas son las condiciones que existen en este momento para tocar en la feria de música chilena del país”.

-¿No es un juego cruel entonces?

“Es que los de la SCD son crueles, son malos po. Son los malos de esta hueá hace rato. Por qué no ponen comida, una, porque son cagaos y no quieren gastar plata. Esa sería como la primera respuesta y la segunda, ¿porque quizás no quieren? Porque se supone que las personas que organizan Pulsar, la directiva, son músicos. Si yo organizo una tocata e invito a una banda a tocar o toco con mi banda, yo voy al súper y compro frutas y pancito para todos, para que en el camarín podamos comer antes de tocar. Entonces no entiendo, capaz es para ahorrarse lucas y hacer que las cosas pasen no más. Y si alguien reclama, dar cara no más. Es no hacer las cosas lo suficientemente bien. Creo que la SCD comete ese tipo de errores en varias cosas no más”.

“Yo creo que conversando las cosas como tú me las estás preguntando, que la información corra, va a llegar a ellos y efectivamente, tendría que generarse un cambio. Yo no sé cuál es el cambio que quiere la SCD en la música, porque llevan años sin generar ninguno, entonces no sé si les importa o no les importa. Ni siquiera entiendo su objetivo de hacer Pulsar, pero lo hacen. Y son tres días de música chilena ¿cachai? Pero la SCD está perdida hace rato”.

*Todas las imágenes son de Feria Pulsar y las puedes ver en su fan page de Facebook. 

 

blog comments powered by Disqus