POTQ Magazine

★ Popular ahora

Entrevistas

Violeta Castillo: “Calamaro va al baño y hace una canción, yo no”

Javiera Tapia Publicado el 7 de Agosto de 2017 por

288 artículos
18422382_10154379133367064_1218611836709262810_o
  • Comentarios

Por estos días Violeta Castillo estuvo en Chile promocionando Errorws de Tipeo, su último disco y el primero que saca en formato LP. Además de presentarse junto a Chini and the Technicians el sábado 5 de agosto, un día más tarde viajó hasta Valparaíso para tocar en uno de los escenarios más bonitos de esa ciudad, La Finca. 

Errorws de Tipeo es el debut “en largo” de Violeta. Fue publicado en diciembre del 2016 a través de Geiser Discos y se trata de -me gustaría llamarlo- una cebollita pop: ocho canciones que esconden detalles, sonidos y quiebres capa tras capa, tras capa. Cualquiera lo tiene a malo para descubrirlas. 

“Hace rato quería hacer un disco largo, aunque tampoco es muy largo, tiene sólo ocho canciones, pero me parecía que estaba bien después de cuatro EPs sacar un primer disco. Yo lo considero eso. Si bien los anteriores los toqué mil veces y a la gente les llegaron, este nuevo disco es pasar a otra etapa, es el siguiente nivel, como dice Javiera Mena, ja, ja. Y también me pasó que estuve bastante tiempo entre Hasta Abajo y Errorws de Tipeo, entonces, hubo tiempo de no aparecer con un nuevo EP sino con un disco. Y muchos de los temas también fueron saliendo en el proceso. A mí me cuesta un montón hacer canciones, desde que terminé este no he hecho ninguna. Tengo un montón de ideas, pero nunca me senté a hacer una canción nueva. Me cuesta un montón, viste, Calamaro va al baño y hace una canción, yo no”.

—Igual, no está tan bueno que publique todo lo que hace. No tiene filtros.

“Ja, ja, ja, es verdad, no hay filtro”.

—Quítenle internet a Calamaro. Además se busca en Twitter. Y contesta.

“Sí, es tremendo. Es bastante polémico. Yo lo adoro porque me encanta su música, pero tiene cosas muy polémicas. Pero eso, no hago muchas canciones. Tenía un demo re viejo y lo mandé estando acá de hecho. Estaba acá un verano y fue como ‘mirá Nico, tengo este tema’”.

Nicolás Pedrero es el productor junto a Violeta de Errorws de Tipeo. Además de tocar con Lucas Martí tiene su propio proyecto, Defórmica. Violeta nos lo recomienda, “es re math rock, así ta-ta-ta-ta-ta, buenísimo”.

“En realidad yo había visto otras opciones de productores, había empezado incluso a pensar en un disco con otro productor y bueno… los productores y los músicos son muy susceptibles en general, por ahí les decís ‘che, ese arreglo no me gusta tanto’ y lo interpretan como ‘tocás mal, no me gusta’. Y bueno, fue difícil en ese momento decidir, yo quería evaluar opciones, no tiene nada de malo, pero bueno, fue medio difícil en un momento y le empecé a mandar a Nico, porque hicimos juntos el cover de Jeanette para Plastilina Records. Y ahí dijimos, mirá, podría ser este formato: programaciones… Yo había hecho un demo también y con Nico todo cambió a nivel de sonido, con caprichos también tipo ‘acá puede hacer un corte, y un sonido de vinilo o algo más experimental’. En algún momento me dijo ‘che Viole, hagamos el disco así’ y fue algo re nuevo para los dos, él nunca había hecho un disco tan de estudio, yo tampoco. Así que fue todo nuevo, desde la concepción hasta cómo lo hicimos. Y por eso mismo, si iba a hacer un primer LP, que fuera diferente”.

14559993_10153778995897064_474806461880475643_o

Foto: Esteban Vargas Roa

—Respecto a tus trabajos anteriores, este es un disco con muchos detalles. Se puede ir cavando en las canciones e ir encontrando sonido, tras sonido, tras sonido. Hay muchas capas de detallitos.

“Sí, está hecho de a pedazos. Yo la verdad no tenía mucha idea de lo que estaba haciendo. Hacía los demos y no sabía bien cómo iban a quedar. No sabía si me gustaba tampoco. Fue súper experimental el proceso. Quizás el resultado final no es como ‘uy, qué loco este disco’, pero de verdad fue muy experimental, porque nunca había compuesto en pistas. Fue ponerme en un rol de productora y de estar buscando un día entero un sonido. Se fue construyendo en partes por eso. Por ejemplo, ‘Robar’ es una bossanova, luego pop”.

—Sí, todas las canciones están quebradas.

“Claro, capaz algunas tienen más unidad, pero también todas tienen un momento en el que viene una parte y luego otra nada que ver. Después vino el tema de cómo tocarlo en vivo y ese fue todo un tema. Tuve que programarlo, samplear todo y toco con una guitarrista”.

—Creo que esta es la primera vez que tu show depende de un sampler ¿no?

“Sí, me preparé bastantes meses. Me costó mucho, de verdad. Desde el sello de allá me decían ‘che, bueno, presentá el disco, si sacamos el disco, tenés que tocarlo’, y yo como ‘sí, dale, bueno’, y me re estresé porque entre aprender a usarlo, que tuve por suerte un profesor increíble… era abrir el proyecto en Pro Tools, poner el solo en cada pista, grabarlo… esa es la forma que yo encontré, quizás haya una más fácil. Y grabarlo, recortarlo, ponerlo dentro del sampler… es todo un tema. Y nada, ahora ya está hecho, pero el otro día antes de un show me pasó que se apagó, se desenchufó mientras guardaba y se borró casi todo. Entonces estuve en el camarín antes del show haciéndolo de nuevo y los chicos me miraban y me decían ‘Viole, parecés autista’, y yo ‘¡pero boludo, no tengo show!’. Me fui en una re nerd. Antes era re guitarra la, la, la, lá y ahora estoy en otra”.

We Are The Robots.

“Ja, ja, ja, sí, exacto. Pero bueno, es necesario para este disco”.

—Si este disco lo tocaras en guitarra de verdad sería otra cosa.

“Sí, y además yo no soy buena guitarrista o tecladista, entonces… no sé, Chilly Gonzales podría, pero yo no”.

—Entonces ¿tu trabajo anterior con guitarra y teclados eran más bien las herramientas que tenías a mano en el momento?

“Sí, creo que cuando hay unas ganas de hacer canciones, lo hacés como sea y mi carrera se basa un poco en eso, porque yo no estudié música. Si bien mi papá es músico y podrías decir que es algo que viene en la sangre, que igual es una boludez decir eso porque podría haber sido arquitecta… sí, fui encontrando siempre la manera, me ayudó un montón de gente, toqué con bandas que hacían arreglos… todos los otros discos están hechos junto con otra gente, pero bueno, también el formato de grupo me empezó a parecer poco práctico porque tengo que hacerme cargo yo de todo, aparece el arte de combinar horarios…”.

—Es más caro tocar.

“Sí, es caro, es caro ensayar, entonces también necesitaba reducirme, pero la música que empecé a escuchar y la música que me dieron ganas de hacer no funcionaba sola con la guitarra o el teclado. Y nunca quise tocar con pistas de la compu, porque no sé, nunca tuve una tan buena, recién tengo una y además tocar con ella ahí me parecía frío… entonces fue un proceso de ir cambiando a un formato que me acomode y ahora estoy feliz con este formato. Somos dos, vamos a todos lados”.

“Aparte, hay una búsqueda sonora que ya no… o sea, podría tocar este disco con banda, sería increíble, tengo un baterista amigo que tocó conmigo mucho tiempo y sería la gloria tocarlo con él, con una batería electrónica, quizás en algún momento lo pueda hacer. También me re empoderó hacer todo sola, te juro, grabar el disco entero. Decía ‘guau, qué bueno suena’, no sé, creo que tiene que ver con esa búsqueda de llegar a un sonido más parecido con la música que escucho”.

—Siempre te veo posteando R&B o rap, el otro día preguntaste qué preferían tus contactos, si el hip hop o el trap.

“Ah, sí, se armó un debate, ja, ja. Me gustó porque habían opiniones que estaba esperando. Así como ‘a ver, ¿opinó tal persona? sí, opinó’. Eso estuvo bueno. Soy, por ejemplo, muy fan de Kanye West, todos sus discos me parecen increíbles, esa cosa media experimental de los temas con pocos elementos, con mucho aire y luego con algo muy sobrecargado, que no es pop, pero al mismo tiempo es recontra producido”.

—Bueno, Dadalú es rapera (y emo) y te acompaña en este disco, en ‘Poca Claridad’.

“Sí, ella en ese tema era perfecto, porque la letra es como muy Dadalú para mí. Algo así como ‘loco, basta de abstracción, quiero entender’. Eso es muy Dadalú. La parte que hace ella, ella la escribió. Lo que pasa es que al principio, yo quería que ella rapeara la parte que yo rapeo entre comillas, pero lo hacía y no quedaba con un rap. Y ahí me di cuenta que no era un rap, porque tiene melodía. Y al final alargamos esa parte y la escribió ella. Fue zarpado. Levanta el tema y ¡paf!. dadalú e una re influencia para mí, es una rapera súper especial. No es como ‘aquí vengo yo con mis joyas y mis cosas’, es todo lo contrario, y eso es buenísimo, porque es darle la vuelta al género. Eso es lo que más me molesta del rap en general, tipo ‘callate un poco’”.

blog comments powered by Disqus