POTQ Magazine

★ Popular ahora

Conciertos, Reseñas

Colombina Parra en Tocatas Mil 2017: siéntate conmigo

POTQ Magazine Publicado el 6 de Enero de 2017 por

4264 artículos
colombina-potq
  • Comentarios

Por Jorge Muñoz

Sexta versión del ciclo Tocatas Mil, brazo musical armado del festival organizado por la Fundación Teatro a Mil, y la encargada de abrir los fuegos en el GAM fue Colombina Parra, quien a punto de lanzar nuevo álbum aprovechó la ocasión para adelantar parte de su más reciente material como así también de hacer un repaso por sus ya tres discos editados en solitario.

Una noche calurosa de verano, además de la onda electrizante que aún carga el aire en Santiago tras las recientes festividades, disponían un escenario magnífico para la primera jornada musical del Festival Internacional Santiago a Mil 2017. Los asistentes, llevando en sus rostros el fervor inconfundible de la época estival, llenaron la sala A1 del GAM varios minutos antes del cierre de puertas y recibieron con entusiasmo a la escritora Leo Marcazzolo, quien haciendo las veces de maestra de ceremonias y luego de declamar cuatro poemas feministas, presentó sin limitar su entusiasmo a su amiga y figura iconoclasta del rock chileno Colombina Parra, quien en medio de la oscuridad y bajo un estricto silencio se hizo de una guitarra acústica para abrir el show con ‘Rompecabezas’, parte de Flores Como Gatos, aquella exquisita apología a la cotidianeidad con la que debutó en solitario el 2011.

Luego de interpretar ‘Juli’, plácida canción de cuna, el escenario se iluminó para descubrir a la banda que la acompañaría durante el resto de la presentación: su hermano Juan de Dios “Barraco” Parra, la dj y productora Pabla Muriel en el bajo y Pancho Molina en la batería, dispararon la agitación del público que ya comenzaba a distinguir la función como una jornada memorable.

‘El mundo en mi cara’ y el nuevo sencillo ‘Siéntate conmigo’, ya alejados del estilo acústico de su anterior producción Otoño Negro, demostraron un regreso al rock marca de la casa, pero acentuado por la búsqueda de un ritmo arraigado en las raíces de un jazz, mucho más norteamericano que guachaca como en otras circunstancias.

La hija del antipoeta volvió a arropar la velada con ‘Mi casa ideal’ y ‘Anoche te pillé durmiendo’, versionadas en formato banda, la cual se incorporó a éstas con una sutileza formidable, para luego interpretar la irreverente ‘Qué me importa a mí’, presentando el video dirigido, editado y protagonizado en Nueva York por la artista visual Nicole Costa.

‘La camilla o la máscara de gas’ y ‘Guau Guau’ continuaron el setlist que sorprendió luego con una versión ciertamente deconstructivista del clásico ‘Amiga mía’ que, sacudiendo el polvo, evocó la reinterpretación realizada junto a Los Ex para La Voz de los 80, en aquel ya mítico tributo a Los Prisioneros del año 2000.

Bajo una atmósfera hipnótica apuntalada primordialmente en un elegante trabajo de iluminación, ‘Fucsia Roja’ vino a poner la primera y única pausa de la noche, paréntesis en el que el telón bajó nuevamente para la proyección de fascinantes paisajes montañosos y asombrosas ilustraciones cinéticas que acompañaron ‘La vida imprecisa’ (otra vez con referencias a Jorge González) y ‘Español’.

Para el cierre, ‘Las mismas porquerías’ puso el broche a una jornada de sonido impecable, completamente a la altura de las pretensiones del ciclo Tocatas Mil. Una velada que fue íntima, sin necesidad de conversación, gracias a la sincera y entrañable comunicación que Colombina logra transmitir sobre el escenario, mediante las variadas interpretaciones vocales que revelan, muy por sobre las etiquetas musicales, el sentimiento tras cada una de sus canciones.

Imagen* Maria Loreto Plaza / Parlante.cl

blog comments powered by Disqus