POTQ Magazine

★ Popular ahora

Conciertos, Reseñas

Tortoise: un bien al alma

Manuel Silva Publicado el 1 de Diciembre de 2016 por

278 artículos
tortoise-1baja
  • 87

    Visitas

  • Comentarios

Cada vez que pasaba por fuera del Teatro Nescafé de las Artes y veía a un mar de gente en las afueras del local, pensaba “ojalá nunca me toque ir allá y ocupar toda la vereda” en el tono más grumpy que puedan imaginar. Las vueltas de la vida, sin embargo, hicieron que anoche tuviera que ir al mencionado lugar y tener que pararme sobre dicha acera, esperando a que abrieran las puertas para ver a Tortoise. ¿Nunca escupir al cielo? Por supuesto que sí.

Era mi primera vez ahí, por lo que, si hay algo que tengo que destacar sobre el local, es que las instalaciones son excelentes para conciertos de corte íntimo, ya que logra generar una cierta conversación entre las bandas y su público. No existen rejas ni vallas papales, por lo que, una vez que el grupo se instala en el escenario, la cercanía con los presentes es inmediata. A esto se le suma que el recinto es medianamente pequeño (tiene una capacidad de 983 personas en total), por lo que es claramente mucho más acogedor que cualquier estadio, o incluso otros teatros.

Yendo a lo meramente musical, la noche fue inaugurada por La Ciencia Simple, quienes dieron una grata sorpresa a todos los que estábamos en el lugar. Tocaron poco más de treinta minutos, tiempo que no bastó para saciar el hambre de música de los presentes.

A pesar de los errores en la programación de las luces, lo que lamentablemente cortaba en pedazos la presentación de los nacionales, La Ciencia Simple logró generar una atmósfera muy especial con cada una de sus canciones. De repente ni siquiera era necesario verlos, sino que bastaba con cerrar los ojos y escuchar lo que estaba pasando, para darnos cuenta de que la banda y el público habíamos conseguido vibrar en la misma frecuencia, cosa que pocos grupos logran conseguir hoy en día.

Cuando los chilenos se retiraron del escenario -ovacionados y con una evidente sonrisa en sus rostros-, las luces comenzaron lentamente a apagarse, el nerviosismo de la gente aumentaba y los aplausos comenzaban a sonaban más fuerte. El show de Tortoise transitó por gran parte de su discografía, pasando obviamente por su más reciente largaduración The Catastrophist, lanzado a comienzos de este año.

tortoise-7

A medida que avanzaba el setlist, llamaba mucho la atención cómo es que Dan Bitney, Douglas McCombs, Jeff Parker, John Herndon y John McEntire se turnaban en los instrumentos y los tocaban con una naturalidad increíble, incluso en aquellas canciones que incluían dos baterías de manera simultánea. Acá es cuando uno nota que el proyecto lleva activo más de 25 años, lapso que crea un notorio fiato al momento de tocar, casi de manera cronometrada, durante 60 minutos exactos en la primera parte del concierto.

En este punto, la iluminación y el sonido del lugar confluían perfectamente en lo que la agrupación estaba ejecutando sobre el escenario, por lo que el ambiente que se había generado con La Ciencia Simple nuevamente se producía con Tortoise, pero de una manera bastante similar a la que vimos en octubre con Wilco. La fanaticada del grupo es bastante fiel, por lo que igualmente se produjeron instancias de comunicación entre ambas partes. Fuera de los gritos obvios del público en este tipo de presentaciones, en múltiples ocasiones Doug McCombs hacía gestos, respondía de vuelta (“Don’t even fuck with me, bro”, dijo cuando alguien le gritó “We love you” desde la platea), e incluso se tomó la molestia de agradecerle a Santiago Fusión, la productora a cargo del evento, por traerlos de vuelta a nuestro país, y todos sabemos que eso no pasa todos los días.

Tras cerca de 90 minutos (incluyendo dos encores), la banda se despedía una vez más de Chile con un teatro que aplaudía de pie el show que habían realizado aquella noche. Mientras John Herndon nos miraba de vuelta emocionado y haciendo un gesto con las manos, como diciendo “siéntense, no nos merecemos tanto”, el guitarrista Jeff Parker se despachó la frase que desató aún más aplausos por parte del respetable: “Thank you very much and fuck Donald Trump”. ¿Cómo no aplaudirlo de pie?

tortoise-15

Al salir del lugar, me fui pensando en qué pasaría si más gente se pusiera a escuchar las canciones de La Ciencia Simple y Tortoise, o simplemente más post rock. Por más vueltas que le di al asunto, no pude llegar a otra conclusión más que ambas bandas le hacen bien al alma. He aquí mi nueva cruzada: más post rock, menos Pilar Sordo.

*Todas las imágenes son de Nicole Ibarra y puedes verlas acá.

blog comments powered by Disqus