Now Reading
Concurso POTQ.cl: Ganadores DVD Bob Dylan – The Other Side Of The Moon

Concurso POTQ.cl: Ganadores DVD Bob Dylan – The Other Side Of The Moon

Felipe Arriagada

Bob Dylan NeumaticoA continuación les dejamos los escritos de los dos ganadores del concurso del nuevo DVD de Bob Dylan que realizamos en POTQ.cl. Dicho DVD reproduce momentos irrepetibles que ocurrieron en los recitales que realizó en el Newport Folk Festival entre los años 1963 y 1965. Felicitamos a los ganadores y esperamos que lo disfruten, nos pondremos en contacto con uds via mail en la tarde.

___________________________________________________________________________________

GANADOR #1: Sebastián Ignacio Muñoz Ruz
Bob Dylan Puños
Con una guitarra y una armónica

Todas las canciones son de Bob Dylan. Todas las que se escuchan son de él. La radio es completamente del poeta. MTV lo era también. Via X también. La Rock and pop es de Bob Dylan y la concierto y la Horizonte también. Los Beatles en sus últimos años son de Bob Dylan. Y para qué hablar de Johnny Cash. Cobain era Dylan y los Guns and Roses también lo fueron. Dylan era Dylan y se lo cagaron igual que a Nicanor. Beck es un nuevo Dylan y Elliott Smith también lo fue en su momento. Todos son Dylan. Todas las canciones son de él.

Porque Dylan es de esas personas que aparecen y que después están en todas partes y no se pueden ir aunque tengan mil ochocientos años. Porque uno lo escucha y hay que cantarlo fuerte y otros te escuchan y se ponen a cantar contigo. Y después hay que sacar la guitarra y tratar de componer cosas como las que él hace. Y es tan difícil porque no a todos nos han robado el nobel tantas veces. Y al final nos frustramos y tenemos que seguir escuchando y cantando y pidiendo ese pequeño trozo de talento para por fin empezar algo que tenga el sello Bob pegado en algun acorde o en una estrofa que da vueltas.

Y entonces te lo encuentras en la misa cuando el coro hace un cover de ‘Blowin in the wind’ pero le cambian la letra. Y uno sabe que es de Dylan porque les salta la patita a todos y siguen el ritmo y cantan más fuerte. Se mueven las masas y después uno se entera del porqué. Y después te das cuenta que ‘oh yoko’ de Lennon no era na de John sino de Bob. Y que los beatles se quisieron burlar de las canciones de Dylan y compusieron ‘Rocky raccoon’ y es tan hermosa que se nota que ahí hay algo del poeta. Y después pongo el VH1 y sale ‘selfish jean’ de Travis y es igual al video de ‘Subterranean homesick blues’ pero ahora con poleras. Y así se puede seguir por todas las canciones que salen en la radio. Porque Dylan está en todas partes.

Ahora da lo mismo que tenga 66 años y cante como Cobain con la garganta seca. Porque seguramente Bob perdería si se presenta en San Remo o en la OTI. Si al final no se trata de que cante bien o no sino de cómo lo hace. De esa fuerza que tienen sus letras para decir lo que otros no dijeron. Porque mientras los Beach Boys surfeaban en california, Dylan alzaba la voz por esos jóvenes que comenzaban a tomarse el mundo y a exigir derechos. Y decía algo de verdad.

Y lo queremos así. Porque Dylan no es como esos cantantes que se creen poetas porque ocupan tantos oxímoron como puedan en sus canciones. Él canta no más y no da esos discursos de amor chabacano que tienen algunos compositores latinoamericanos. Canta y ahí dice lo que quiere decir. Bien simple. Como la Violeta chilena. Y sólo lo hace con una guitarra y una armónica.
___________________________________________________________________________________

GANADOR #2: Felipe Vidrio
Bob Dylan I’m Not There
Bob Dylan no está allí

“No estoy allí” recalca Dylan en “I’M Not There”, la película sobre su vida, y pone a más de treinta tipos a cantar por él, dejando que otras voces se desangren a través de su canción.

Pero, ¿dónde está este Dylan? De momento, se pasea por tierras americanas, cada vez más al sur del Río Grande. En México arrendó por unas horas las instalaciones de un gimnasio y practicó sus mejores golpes contra una bolsa y una pera de entrenamiento. El instructor que lo acompañó dijo que el tipo se manejaba, y que sabía lo que hacía. ¿Estaba Bob ahí, repartiendo golpes, o era nada más que Zimmerman intentando mantenerse en forma para que el otro yo saliese airoso sobre el escenario? ¿Hay manera de saberlo? Claro, para el fanático local, queda la esperanza de reservar algunas horas de ring en el Club México (San Pablo con Manuel Rodríguez), a ver si se tiene la suerte de intercambiar algunos rectos al mentón con el archiconocido “poeta del rock”.

¿Cómo es eso de Rock y Poesía? No lo dudemos: Dylan selló con sangre un pacto que unió las ásperas guitarras con la electricidad del verso. Pero que quede claro que no se trata sólo de haberle dado contenido a algo que comúnmente se tarareaba o se bailaba. La poesía es ante todo ritmo y melodía. Claro que el mensaje es la otra ala de este pájaro, pero los ingredientes primarios de la poesía son: el cómo suene, el sonsonete de la palabra, el aliento que lleva cada sílaba, el susurro, el desgarro o el grito manejado por una consciencia. Y es lo que desde un inicio Dylan agregó al salvaje estilo. Poesía es primero que nada un modo de decir, no sólo es decir algo. ¿O por qué creen que las respuestas a las hondas inquietudes sociales y existenciales están soplando en el viento?

No en vano, uno que sufrió en carne propia la influencia dylaniana lo dijo con todas sus letras. Me refiero a John Lennon, que declaró que “no hace falta oír lo que dice Bob Dylan, lo importante es cómo lo dice”. La cita viene con trampa, ya que el mensaje y la potencia de lo que viene a decir se lleva más de la mitad del tonelaje de esta bestia. Es claro que buena parte del poder está en su voz, y en su verbo. Es más: es su sonido entero el que da vuelta todo y se convierte en ese vendaval que llegará en unos días hasta acá.

No en vano ha sido postulado un par de veces al premio Nobel. Y el tipo es tan bueno que capaz que no se lo den, como ya pasó con Borges, o como sigue sucediendo con Nicanor Parra.

En cualquier caso, Dylan insiste con el “I’M Not There”. Estará entre nosotros y a la vez no estará. El personaje y la persona. Uno cantará para nosotros, en la periferia de unos tiempos demasiado modernos. El otro seguirá ensayando sus mejores golpes en algún galpón perdido en un barrio lleno de blues.
___________________________________________________________________________________

Vídeo: Bob Dylan junto a Joan Baez, Peter Paul & Mary y Freedom Singers – Blowin´In The Wind

POTQ Magazine  2005 - 2020