Now Reading
Mixtape: Mujeres al poder

Mixtape: Mujeres al poder

A propósito del Día de la Mujer, un tributo a ellas, las que hacen música. Este playlist es un homenaje al género femenino y a todo lo que representa, así como una oportunidad para escarbar en canciones que escapan de lo más obvio.

En este mixtape, encontrarás material muy viejo (incluso de la década del ’50) y otro no tanto. En el mejor de los casos, habrá datos nuevos para tu memoria y nombres que te gustaría investigar. La idea es simple: compartir contigo un rato de buenos temas.

La elección de cada track está justificada en pocas líneas, con algo de trivia que abarca asuntos tan amplios como tocar con Dave Grohl, ser referencia para Radiohead, actuar en la serie de Batman o inspirarse en Napoleon Dynamite.

Que lo disfrutes.

TRACKLIST

Shirley Ellis – The Clapping Song (1965)

Radiohead la cita directamente en ‘The Pyramid Song’ (Thom Yorke hace propia la frase “we all went to heaven in a little row boat”, tomada de esta canción).

Cannonball Jane – Take It To Fantastic (2007)

El mejor single de esta profesora básica de día y DJ de noche. Entre sus fans, Ad-Rock de Beastie Boys y Kathleen Hannah de Bikini Kill. La doble vida de los superhéroes.

El Perro del Mar – Say (2005)

Sofisticada y retro en el mejor sentido de cada palabra. Una joya del muy recomendable EP ‘You Gotta Give to Get’.

Laura Nyro – Sweet Blindness (1968)

De su autoría, pero más conocida en la versión del cuarteto vocal The 5th Dimension. La parte alegre de un cancionero que puede hacerte añicos el corazón.

The Dixie Cups – Iko Iko (1965)

Tema tradicional de Nueva Orleans, versionado por este trío compuesto de dos hermanas y una prima. Según ellas, no sabían que las estaban grabando mientras tocaban. Verdadero o falso, qué más da.

Blossom Dearie – Give Him the Ooh-La-La (1958)

Parte del precioso legado de Cole Porter y una absoluta oda a la coquetería que, en la elegante delicadeza de Dearie y su piano, cobra más vida que nunca.

Eartha Kitt – Let’s Misbehave (1994)

También de Cole Porter, favorita de Woody Allen y cantada, entre otros, por Elvis Costello. La mejor invitación posible a perder la compostura, en la voz de una Gatúbela de Batman en la serie de los ’60.

ESG – Hold Me Right (1991)

Trío de hermanas neyorquinas que son la influencia de tu influencia. Tony Wilson, el hombre que descubrió a Joy Division, las invitó personalmente a tocar en su club de Manchester, The Haçienda. Hoy las aman hipsters, raperos y punks por igual.

Lyn Christopher – Take Me with You (1973)

Sampleada hasta decir basta, incluida en su debut homónimo, que fue grabado en los estudios Electric Lady (fundados por Jimi Hendrix) e incluyó la colaboración de Gene Simmons de Kiss en varias canciones.

Syreeta – Baby Don’t You Let Me Lose This (1972)

La historia le debe una a esta mujer de voz perfecta, ex esposa de Stevie Wonder, quien –en sus años más brillantes- produjo personalmente el debut homónimo que incluye esta maravillosa canción. La mano se nota y para bien.

Minnie Riperton – Reasons (1974)

Otra ahijada de Stevie Wonder. Pocas podían cantar como ella, capaz de alcanzar unos agudos sobrehumanos y lucirse donde fuera, incluso en este single que las radios de soul de la época ignoraron, por considerarlo demasiado rockero.

Lizzy Mercier Descloux – Fire (1979)

Cover del influyente Arthur Brown, incluido en el excelente álbum “Press Colour” y transformado en vitamina para la pista de baile. Su intérprete formó parte del catálogo de ZE Records, uno de los sellos más nobles de la historia.

Lykke Li – I’m Good, I’m Gone (Black Kids remix) (2008)

Mezcla ganadora: una musa nórdica, una de las bandas más efervescentes del indie estadounidense y a bailar.

We’ve Got A Fuzzbox and We’re Gonna Use It – Love Is The Slug (1986)

Un hit en toda regla. Además de lucir como la versión humana de la serie animada “Jem” y de tener un nombre larguísimo, esta banda de féminas aparece en el mítico cassette C86, editado por NME.

Lydia Lunch – Atomic Bongos (1980)

Alumna de la escuela ZE Records. Admirada por Sonic Youth, Henry Rollins y Omar Rodríguez-López. Escucharla es aprender de dónde Karen O de los Yeah Yeah Yeahs sacó varios de sus trucos.

L7 – Fuel My Fire (1994)

De autoría compartida con el grupo australiano Cosmic Psychos, esta canción fue cubierta por Prodigy en su famosísimo disco “The Fat of the Land”, pero ninguna versión suena tan peligrosa como ésta.

Sleater-Kinney – Oh! (2002)

Feministas hasta la médula, fueron uno de los últimos bastiones de la movida riot grrrl. Este corte pertenece a “One Beat”, el penúltimo –y tal vez el mejor- de sus álbumes.

Juliette and the Licks – Sticky Honey (2006)

Con Dave Grohl en la batería, nada puede salir mal. Si agregamos a una estrella de cine convertida en fierecilla rockera, mejora más aún. Del disco “Four on the Floor”, grabado en su totalidad por el líder de Foo Fighters.

The Juliana Hatfield Three – This Is the Sound (1993)

Una mujer clave. Eterna colaboradora de Evan Dando, el sex symbol adolescente de la era grunge y líder de Lemoheads. “Become What You Are”, el disco que incluye esta canción, le valió un lugar propio en la nación alternativa de los ’90.

The Hussy’s – Napoleon (2006)

Inspirada en Napoleon Dynamite y dedicada a la gente menos cool, esta canción del grupo escocés The Hussy’s (con la adolescente y carismática Fili en la voz) bien podría haber sido un éxito radial.

Nikki and the Corvettes – You’re the One (1980)

Sólo una muestra de un maravilloso disco homónimo. Por algo las estadounidenses The Donnas, en el tema ‘Gimmie My Radio’, cantan “quiero ser como Nikki Corvette”.

Wanda Jackson – Honey Bop (1958)

Inolvidable sencillo de la reina del rockabilly. Amiga personal de Elvis Presley, quien se declaraba su admirador (al punto de ser su pareja durante un tiempo), ha sido versionada por Social Distortion y este año lanzó un disco producido por Jack White. Una verdadera maestra de maestras.

POTQ Magazine  2005 - 2020