Now Reading
Porque Viña tiene festival y uno que otro show de culto

Porque Viña tiene festival y uno que otro show de culto

Luis Miguel, Chayanne, Marco Antonio Solis, Ricardo Montaner, y una larga lista de baladistas latinos que ya ni siquiera recordamos cuántas veces han pisado el escenario de la Quinta Vergara. Es de conocimiento popular que a la organización municipal de “el festival de los festivales” le gusta picar la cebolla año tras año, sin arriesgarse a la novedad, sin salirse de la lista de reproducción de la alcaldesa que viene a representar a tantas señoras de Chile.

Pero han habido episodios misteriosos en Viña del Mar, sucesos que nadie se explica muy bien, apuestas por llegar al público “taquilla” que tuvieron como resultado flamantes pasos por este televisado certamen.

Esta es la lista de espectáculos que me obligó a ver el Festival de Viña y me transformó en una Virginia Reginato por, al menos, 45 minutos.

Faith No More – 1991

Mike Patton y compañía llegan a un Chile recién salido de dictadura, y no sólo una noche, dos. Un setlist que tuvo desde los clásicos hasta covers de los New Kids On The Block y Black Sabbath, marcó el paso de los estadounidenses que vinieron a desordenar lo más que pudieron a nuestro asustado país. Con agarrón a Antonio Vodanovic y dedicatoria para Myriam Hernández incluida, la visita de la agrupación es uno de los ítems anglos más recordados por quienes disfrutan de la música en otro idioma.

Mecano – 1992

Este año, Ana Torroja vuelve -innecesariamente- a la Quinta en un contexto bastante más distinto que el que la recibió en el ’92 cuando junto a sus amigos dejó en claro por qué estos españoles sonaban una y otra vez en las radios. Uno de los últimos conciertos que dieron antes de su separación es este, donde la capacidad vocal de Torroja y el siempre-agradable-de-ver show de la banda explotó en dos jornadas. Tan populares y tan contingentes llegaron que hasta el honor de cerrar aquella versión se llevaron.

Donna Summer – 1994

No vamos a decir que Donna es contemporánea a la fecha de su presentación, pero sí podemos decir que tener a la voz femenina más recordada del disco siempre va a ser un acierto. Impecable en un vestido dorado, la cantante hizo disfrutar de sus éxitos hasta a los que no sabían el idioma y se entregaban a mover la boca con la esperanza de darle a alguna. Puntos extras por integrar a mujeres en su banda, algo que ver en la televisión chilena por esos días estaba bastante lejos de ser común.

Los Pericos – 1995

Digan lo que quieran de Los Pericos, pero cuando corría el ’95 no había niño, adolescente o adulto que no se rindiera ante este sonido veraniego que hacía latir el corazón. Con todo el carisma de El Bahiano como frontman -y galán oficial de la época estival- los argentinos obligaron a bailar a todos los señores que iban a reírse un rato con el humor del Jappenin’ con Ja, que de pronto se enfrentaron a esta tropa de “marihuaneros”.

Ace of Base – 1996

Mis ilusiones se destruyeron cuando crecí y me di cuenta que: 1) Ace of Base es una pésima banda y 2) su presentación en Viña no podía más de playback y desafinadas. La agrupación alcanzó inmensa popularidad en la primera parte de los noventas y tenerlos en nuestro país fue más meritorio por el hype que por el talento. Una confirmación más de que a láser y estética no se puede sobrevivir por tanto tiempo, pero que al menos sí puedes quedarte como un buen recuerdo en un país que estaba aprendiendo a armar parrillas.

Backstreet Boys – 1998

Cuando pienso en el festival, lo primero que viene a mi mente es Nick Carter con su corte pelela y los posters de mi pieza. En mi corta relación con este certamen, esta presentación es como mi bautizo. No sé si alguna vez tuve tanta euforia frente a la tele y tampoco sé si -ya de grande- le agradecí tanto a mi madre el no haberme dejado ser una de las niñas desmayadas. La boyband más importante del momento salía por las pantallas de Mega y Vodanovic no escatimaba en chistes para presentarlos.

Creedence Clearwater Revisited – 1999

Sí, son los “revisited”, pero la XL versión del festival tenía como integrantes de la parrilla a Arjona, Enrique Iglesias, El Símbolo, Montaner, Alberto Plaza, Sandy & Papo, y una fusión entre Keko Yungue y Marcelo Barticciotto, así que los dos originales de la mítica banda llegaron como respiro entre tanta pena y desgracia.

Duran Duran – 2000

Tenían bastante carrera para atrás, y no estaban totalmente “frescos”, pero los hits de Duran Duran son uno de los momentos que más recuerdo del festival. La agrupación no tuvo los mejores años cuando corría el fin de los noventa, pero la sorpresa que significó tener al romántico Simon LeBond en ese escenario, le da todos los puntos para estar en esta lista del recuerdo. Los amigos de Birmingham cerraron la semana musical que tuvo presentaciones tan emblemas como Elvis Crespo -y mi pena por darme cuenta que era liso-, el mambo number five de Lou Bega, el playback de A-Teen y el chú-pa-lo de Xuxa.

Javiera Parra y Los Imposibles – 2002

Cuando hablamos de Javiera Parra es casi imposible no pensar en el exitoso AM, ese disco de covers que durante el 2001 sonaba en las teleseries y que de pronto hizo que nuestras mamás escucharan algo interpretado por gente menor a los 50 años. El verano del 2002 Javiera y sus amigos subieron a la Quinta donde La Suerte y A Color lograron colarse entre todos esos hits de la amplitud modulada.

Los Prisioneros – 2003

Pude haber elegido otra presentación del trío de San Miguel, pero el recuerdo contestatario más fresco que tengo de González es este. Canal 13 era el flamante y orgulloso encargado del festival en ese verano, y Los Prisioneros no se esperaron ni dos canciones para lanzarles todo lo que pensaban en la cara. Cantado eso sí, porque por contrato “no podían hablar en contra de la organización”. Trece canciones que nos sacaron del letargo del dance noventero, los one-hitwonders y nos llevó de vuelta a la rabia justificada de la agrupación.

“El curita con el sermón, en el canal de la televisión, luego la propaganda del celular, con la mina con el poto al aire. El curita con la censura, en cierto canal de televisión, luego la mina con las tetas operadas, con la propaganda de cerveza. El señor que no puede hacer la propaganda del condón, él parece que quiere que todo el mundo se muera de sida. El curita con el sermón. Sexo. El curita con el sermón. Sexo. El manso culo en la televisión. Sexo. El curita con las palabras al cierre. El curita hablando de amor de Jesús, pero cuando torturan y matan se queda callado. Esos que mataron eran comunistas anticristianos. Esos a quienes torturaron tenían vacías de armas las manos. Y con toda esta tortura, su canal los bolsillos se llenaron. ¿Se acuerdan?, ellos eran los patriotas, ¿se acuerdan? Ellos eran los patriotas”

Marciano – 2004

Ricardo Arnoja -de nuevo-, Luis Fonsi, Dj Méndez, Safri Duo y Chancho en Piedra. El 2004 tuvo para todos los gustos, pero la presentación que más recuerdo es la de Marciano. Sergio Lagos dejaba de ser el conductor de Protagonistas de la Fama y se atrevía a presentar el primer set electrónico sobre la Quinta Vergara como obertura, dejando mi mamá con cara de no entender qué es lo que estaba pasando. Y tal vez yo tampoco entendía mucho, pero mirando hacia atrás, Marciano se gana el respeto por tratar de mostrar su arte en un escenario tan egoísta con los sonidos y las tendencias.
No hay registros en Youtube de la presentación pero seguro se acuerdan de alguno que otro aburrido chiste que comparaba el show con los sonidos de Windows.

Babasónicos – 2005

La carrera de los Babasónicos es larga y mi amor por ellos también, pero recién en el 2005 los más desapegados a la música pudieron hacerse una idea de quiénes eran. Sus éxitos más populares nacen de esta época, y hasta los señores estaban curiosos por aquella canción que llevaba por título ‘Putita’ que durante el 2004 no paró de sonar. Si la concha acústica no tenía prestancia, los movimientos de Adrián la trajeron por, al menos, nueve canciones.

Franz Ferdinand – 2006

Esta decisión fue difícil porque en este verano Viña recibió a Miranda! como la revelación del electropop en español, a Daddy Yankee como el indiscutible rey del género -o sea, el gran jefe-, y ¡FRANZ FERDINAND!

Alex y compañía estaban llegando al punto máximo de popularidad en su carrera, y una coincidencia del destino los trajo a nuestro país como teloneros de U2. Adolescentes britpop revolucionados y fanáticos de rock en llamas para este espectáculo internacional que nos hizo volver a recuperar la esperanza en este espacio que, años más tarde, volvió a ser invadido por los gustos de la alcaldesa.

Gustavo Cerati – 2007

Con un abrigo largo que evocaba a los 11 Episodios Sinfónicos, Cerati volvía a Viña como el solista responsable del álbum con dos Grammy Latino, Ahí Vamos. El limbo entre el Siempre es Hoy y Fuerza Natural quedó condensado en esta presentación que centró su protagonismo en el trabajo individual del argentino, que meses más tarde anunciaba el regreso de Soda Stereo.

https://www.youtube.com/watch?v=FrMdAce6A8s

Nelly Furtado – 2008

Cuando corría el 2008, todo lo que Timbaland tocaba se volvía un éxito que generaba millones, y entre las filas de artistas que trabajaban con el productor estaba Nelly Furtado. La joven se hizo conocida con la pegajoza ‘I’m Like a Bird’, pero su fama a nivel comercial no explotó hasta que se puso el traje de látex, se cortó el flequillo, y cantó con Justin Timberlake. Justo en ese momento la organización la enganchó y la presentó como una de las exponentes más importantes del pop estadounidense, y claro que lo era.

Simply Red – 2009

“Mañana tocaré 21 canciones que no sé si fueron éxito en Chile pero sí lo fueron en mi país”, le contaba el líder de Simply Red a Emol cuando visitó el Festival de Viña. Originalmente Mick Hucknall se iba a presentar en el certamen del 2006 pero según él “la organización confirmó algo que yo nunca confirmé”, así que cuando llegó en el 2009, los fanáticos celebraron con ganas. Canciones dedicadas al amor que disfrutaron tanto mis papás como yo.

Sting – 2011

Hit tras hit se mandó Sting cuando tocó en Viña acompañado por la Orquesta Sinfónica de nuestro país en la presentación que cumplió el sueño de muchos fanáticos de The Police. Vigente siempre, con la interpretación digna para meterse en la lista de las actuaciones que quedarán en la categoría de culto de la fiesta de la quinta región.

Morrissey – 2012

No hubo carne en todo el recinto, el traje de la animadora fue modificado por sus materiales de origen animal, y Morrissey deslumbró tanto a los fanáticos con más edad como a los que aún pensaban que How Soon Is Now? era una canción de las T.A.T.U. Para muchos, uno de los aciertos más relevantes y reales de la organización.

Gepe – 2014

Daniel Riveros llegó a Viña, aunque mucho costara creerlo por esos años. Claro que no era el mismo Gepe que se presentaba junto a su batería y nada más, pero ahí estaba sobre el escenario más importante para nuestras mamás, sacando cara por la nueva camada de músicos chilenos que podían realizar un show tanto más bueno que Montaner.

Cat Stevens – 2015

“Es la última noche de Viña 2015 y vamos a iniciar la fiesta con una leyenda de la música”: de esta forma Rafael Araneda anunciaba a Cat Stevens, otro clásico en inglés que vino a perdonar nuestros pecados. Con una voz que no tenía mucho que envidiarle al Stevens de los 22 años, el músico cerró con broche de oro, y a punta de éxitos coreables, lo que fue la última jornada de esta edición.

POTQ Magazine  2005 - 2020