POTQ Magazine

★ Popular ahora

Artículos, Diez Preguntas

10 Preguntas: Columpios al Suelo

Bárbara Carvacho Publicado el 25 de Julio de 2019 por

1215 artículos
  • Comentarios

Columpios al Suelo ya puede detenerse, mirar hacia atrás y encontrarse con un camino recorrido lo suficientemente largo como para que valga la pena dejar de intentarlo. Es la artesanía de la música, la construcción de piezas de forma meditada; y eso, a veces conlleva mutaciones y paciencia.

Sus pasos por estudio han caído a cuentagotas en años en los que todo parecer ser devorado por el single semanal en tu servicio de streaming favorito, pero otra cosa son los en vivo, formato en el que el proyecto se ha ido puliendo y abriendo paso. Constantes en el oficio, variadas manos han pasado por las filas de esta pieza de vértigo sonoro que es Columpios al Suelo, que hoy suma a su historia a Felipe Villarrubia (Blondi), de Niños del Cerro, y Diego Bravo (Brac), de Dolorio & los Tunantes; además de los ya conocidos Raúl Guzmán y Juan Pablo Órdenes.

Este viernes 26 de julio, Juan Desordenado introduce formalmente a nuevos integrantes y antiguos amigos. Antes de la tocata, le pedimos que nos contara un poco en qué anda y cómo se prepara para esta noche, y la nueva formación aprovechó de introducir algunos de sus pensamientos y gustos en la previa del debut.

Tenemos dos entradas dobles para regalar. Sólo debes dejarnos tu correo en los comentarios.


1- ¿Cómo definirías esta nueva etapa de la banda?
Refrescante, confusa y poderosa. Luego de tantos años, tanto movimiento de integrantes y energías creo que estamos en una encrucijada bastante particular. La mayor motivación de todos recae en la experiencia de tocar y reacondicionar las canciones y, objetivo de larga traza, grabar un lp, labor que nos ha sido esquiva debido a las dinámicas inestables de la formación/banda; como dar finalmente con ese paso que nos permita de cierta forma trascender más allá de tocar en vivo. Columpios al Suelo es una idea que ha durado mucho tiempo, ha resistido ese espíritu y con la llegada de Blondi y Brac, siento que puede consolidarse al fin. Esa idea ahora está más viva que nunca

2- ¿Cómo llegaron a la nueva formación?
Los 4 nos conocemos hace un montón de tiempo ya y hemos compartido espacios de resistencia y música, desde los Ciclos Fisura en Elefante, CFT y muchos otros escenarios, y siempre nos unió un humor, una forma de hacer y sentir las cosas, una ética, de alguna manera siempre hemos estado en la misma página, tocando la misma tecla. Raúl ya lleva más de dos años siendo parte y hemos ido viendo cómo cosecha el trabajo y el sudor puestos en esto.

El año pasado nos quedamos sin Yani y Nacho, dos elementos que eran fundamentales en nuestra historia, un incendio prácticamente. Pero el monstruo rehusó la muerte, a fines del año pasado conversé con Brac y le tiré que hace tiempo andaba con ganas de sumar una nueva guitarra a la banda y quedamos en ver si prendía la llamita. Durante el verano nos juntamos de manera intermitente, vimos que era viable y que funcionaba. En marzo Raúl le comentó a Blondi la situación en la que estábamos; dos semanas más tarde ya nos reunimos los cuatro a consolidar la nueva propuesta en la sala y la llamita encendió en ese momento. Ha sido un carrusel vertiginoso y acá estamos. Fire walk with me.

3- ¿Cuál es el principal aporte de cada uno de los integrantes en esta nueva era?
Algo que nos une es la pasión por la música, estamos corriendo todo el día ocupados a mil, pero hacer esto nos da la vitalidad necesaria para afrontar este mundo de mierda, hay algo muy lindo entre todos y es que creo demasiado en el corazón que tiene puesto cada uno con la música, no podríamos hacer otra cosa. Compartimos un humor bastante maldito y delirante, o sea, tenemos al zar del hueveo, Raúl “Black Demon”, y siempre que uno llega amargo está el otro para subirlo al columpio.

El Raúl además de su buen humor tiene una maestría asombrosa para la música, simplemente no podemos no dar el todo cuando tocamos juntos. Blondi tiene una característica super clave de la que quizá adolecíamos, tiene las pilas puestas todo el tiempo y hace que los proyectos caminen, tiene un ímpetu imparable y nos ha permitido ser mucho más eficientes en lo que queremos, aprende como esponja y tiene un dominio del bajo envidiable. El Brac tiene un gusto genial, es super creativo, una succionadora musical y tiene mucho estilo para hacer las cosas, ese gusto nos impulsa a querer comernos el mundo.

4- Alguna historia memorable que ya hayan vivido juntos
Vimos el eclipse juntos, jajaja. Fue muy divertido porque todos queríamos verlo pero nadie compró lentes ni se preparó. Nos juntamos en la sala de ensayo y salimos un rato a verlo. Yo tiré en talla y al aire “oye, préstame tus lentes?” y justo apareció una niña muy buena onda que me los pasa y cada uno logra ver el eclipse por 30 segundos. Fue muy divertido y un super ensayo. Quedan los almuercitos deliciosos, groseros y económicos por metro Los Héroes, pasarnos en el metro y/o en la micro y el pito tradicional antes de tocar.

5- En todos estos años de oficio, ¿cuál ha sido la mayor mutación de Columpios al Suelo?
Ésta, sin duda. Es una banda nueva, prácticamente. Tenemos las canciones, el espíritu y el sentimiento, estamos grandes y seguros de lo que hacemos.

6- ¿Qué tanto ha cambiado el panorama musical local desde que Columpios comenzó en la música?
Siento que un montón. Es otro el panorama. Nosotros venimos de un circuito más bien punk y vimos primero todo lo que pasó con el llamado “pop de guitarras”, un movimiento que tuvo muy buenas bandas pero que fue muriendo de a poco, por funas, quiebres naturales o inmadurez. Con el tiempo te das cuenta de que para muchos esto era un hobbie, otros, los menos, siguen hasta hoy. El caso de Niños, Dolorio o los Medio Hermano y muchas más que han seguido insistiendo, persistiendo. Ahora me parece que hay cada vez menos espacio para propuestas con valor artístico, esto se ha dejado de lado y se han emancipado proyectos donde lo menos importante es la música siento, se ha cambiado por el culto a la imagen, cierto tufillo a taquilla, veo cómo lo publicitario se ha impuesto poco a poco en base a eslóganes, no veo mucho corazón puesto en ciertas movidas.

Esto es la cresta de la ola, la verdad es que este país es un terreno demasiado fecundo de riqueza creativa, levantas una piedra y salen diez proyectos geniales: Asunción, la puesta en escena grupal de Lavina Yelb, la hermosura de Las Mairinas, el arrebato de Las Brumas y un montón interminable de bandas que admiramos y que nos motivan a hacer música cada vez con más emoción. Hemos visto también la fugacidad de los espacios, hemos visto nacer y morir al CFT, a la Nostromo y aunque la yuta intente desaparecerlos, estos espacios se transforman y mutan, ahora es LOF y el día de mañana va a ser cualquier antro, pieza de casa abandonada o lo que sea lo que nos sirva de hogar.

7- ¿Qué buen recuerdo tienes en Bar Loreto/ Qué mal recuerdo tienes en Bar Loreto?
A Blondi, una vez con Niños, casi no lo dejan entrar los guardias. Tenía una cerveza en la mano (vacía) y el guardia no le permitió entrar, Blondi le insistía que tenía que tocar en ese mismo momento y tuvo que salir la banda entera para que al fin pudiera entrar. Las fichas de casino y el fernet son una maravilla, según Brac, además de esa marquita invisible. Con Columpios solo hemos tocado una vez y estuvo brutal. Al terminar la tocata se me acerca una chica y muy efusivamente me dice que le encantó el show, me muestra su labio con sangre y me dice que cuando me lancé a la gente la pasé a llevar con la guitarra. Vergüenza inmensa me dio, pero ella lo encontró genial.

Un punto bien feo, aunque el local no tiene injerencia en esto, es cierto zorronismo y los hueones pasados pa’ la punta que huevean a las chiquillas, los asquerosos acosos que, lamentablemente, aparecen de vez en tanto. La idea, siento, es hacer comunidad, que estemos tranquilos y felices disfrutando la música que tanto nos gusta. Hay que hacer hincapié en esto, entre todos tenemos que lograr lugares seguros y confiables.

8- La nueva agrupación es una fusión de proyectos, ¿podrías revelar cuál es la canción favorita que tienes de cada uno de ellos en sus otras bandas?
Difícil pregunta. Siempre pelé el cable con ‘Videojuego’, me encanta lo derretido de la canción, cómo se va armando de a poquito y la vibra, en general. ‘Nos Vemos Cómodos en este Frío” es un clasicazo a lo The Cure y ‘Lance’ es el paso que quería ver en los Niños del Cerro, un viaje que condensa lo mejor que hacen. De Dolorio & los Tunantes me encanta ‘Sparkinson’, es una patada en la cabeza y provoca desenfreno, ‘Noches de Película’ es una bizarrería con espíritu Public Image Limited y he sido afortunado de presenciar el proceso creativo del disco que están grabando por estos días. No exagero al decir que se viene lo mejor.

Las 3 Marías, donde Raúl es guitarrista me parece una banda criminalmente pasada por alto, uno de los proyectos de riesgo y oscuridad más potentes que he escuchado en mucho tiempo, ‘Ela’ y ‘Coronación’ evocan imágenes inquietantes, hay un misterio insondable ahí. De Los Estadios Vacíos me gusta muchísimo ‘Ex Matador’, rock contundente que me recuerda, de extrañas maneras, a esa manera de tocar rock de la banda de Serge Gainsbourg. Y ‘Adiós Bugambi’ es un himno, 10 minutos celestiales.

A Brac le encanta ‘Picorocos de Guanaquero’. de Maifersoni, y yo me pregunto: y a quién no?

9- ¿Cómo se imagina Columpios al Suelo el Chile del 2020?
Come Armageddon, come Armageddon, come. Es difícil ser optimista viendo el estado de las cosas. Un gobierno nefasto, un estado policial abrumante, vemos que el triunfo del capitalismo es el fracaso de nuestra sociedad, una sociedad alienante donde cada vez es más difícil expresarse y creo que la música es, de alguna manera una respuesta, una protesta, un escupitajo en la cara de los que nos oprimen y una carta de amor, un regalo a este mundo que amamos intensamente.

10- ¿Puedes contarnos un trago, una banda y una canción que harían una noche perfecta de tocata?
JP: Fernet es un lujazo, aunque soy más bien cervecero, con Fernetcito vamos a brindar este viernes. Los Lavina Yelb son una bandaza que todo el mundo debiera ver alguna vez y ‘Temptation’, de New Order, es una canción en la que ves tu vida pasar, la letra lo encierra todo, la euforia y la confusión, la música es Velvet Underground y Kraftwerk, una canción que se escucha con el corazón en la mano.

Demon: Gin con tónica y una rodaja de pepino es magistral, una banda que he estado escuchando mucho últimamente es Guided By Voices, banda que me mostró Felipe Toro (Los Estadios Vacíos)  y de inmediato me voló la cabeza, la canción para la noche sería del mismo disco y se llama ‘As We Go Up, We Go Down’, canción que solemos tocar en todos los ensayos con Blondi, sólo por el gusto de hacerlo.

A la hora de responder esta entrevista Blondi tuvo que ir a acostarse (pega a las 8 am) y no alcanzó a terminar, pero vino y Pavement son dos cosas que sabemos que le encantan.

Brac: Soy fan del fernet, hace un tiempo también soy fan de una banda gringa que se llama Hype Williams, me encantaría haber visto a esa banda en vivo, pero ya no existe (como muchas otras bandas bacanes, que mueren). He estado en muchas tocatas intensas, en verdad todos los días veo tocatas y fiestas que me encantaría poder ir, siento que es interesante lo que está pasando todas las semanas en Santiago, y en regiones, hace poco fui a Temuco y vi a una banda muy bacán, Enola Gay, y varias otras que estaban bacanes, y en Santiago en verdad sólo vemos una parte, hay mil bandas, y sellos haciendo cosas, falta más unir todas las escenas que están viviendo saludablemente en su pequeño micromundo, al final todos hacemos lo que nos gusta, al pulso que podemos.

*Foto por Francisca Letelier

blog comments powered by Disqus