Now Reading
Alec Ounsworth: “me rehúso a ver a la gente como estadísticas”

Alec Ounsworth: “me rehúso a ver a la gente como estadísticas”

“No soy un fanático de la música por streaming. No me gusta escucharla de esa manera. No es que quiera ser esa clase de artistas que se van al extremo, que consideran que esta revolución va a acabar con la música, pero siento que es desafortunado que hayamos llegado a esto”, declara Alec Ounsworth, vocalista y líder de Clap Your Hands Say Yeah.

Él, como artista individual, y posteriormente en conjunto con la agrupación norteamericana, subieron al fenómeno digital hace más de diez años cuando Myspace parecía ser la nueva cuna de oro de intérpretes sin los medios de difusión para mostrar lo que estaban creando. Sin embargo, para Ounsworth la industria llegó a un punto donde los propios músicos están perdiendo el control de lo que pasa con sus trabajos, convirtiendo los lanzamientos en una cifra en lugar de un arte. Por estos días, cuando su desarmada -y rearmada- formación está celebrando la primera década de vida, la preocupación de Alec recae en este tópico: ¿Están los músicos trabajando por entregar un material digno y disfrutable por sus fanáticos, o simplemente están apilando reproducciones y seguidores en las redes sociales como estrategia de marketing?

TENER SEGUIDORES, NO NÚMEROS

“Me rehúso a ver a la gente como estadísticas. Tienes que ser lo más honesto posible con las personas, sobre todo si son seres que están siguiéndote por tu talento. Es muy poco genuino de parte de los músicos ver a sus fanáticos como un gráfico ascendente en sus páginas de Facebook. Siento que nos estamos olvidando de lo básico que se traduce en compartir arte”, debate el cantante, respecto a cómo internet ha cambiado la relación de los artistas con sus fanáticos. La idea global puede recaer en que la conectividad ha sido en un cien por ciento provechosa,  dado que los ídolos musicales están a sólo un arroba de distancia, pero para el oriundo de Filadelfia es todo lo contrario. Es por eso que el año pasado dejó los escenarios de lado para ser parte de una iniciativa que busca volver a las raíces de toda esta historia: Undertow Music, un colectivo que asesora bandas, ayuda monetariamente el financiamiento de lanzamientos, y tiene como principal bandera de lucha la intimidad de la música.

Durante el 2014, la agrupación que será parte de un nuevo ciclo de Estudio Estéreo el próximo 26 de agosto, cambió los rimbombantes escenarios, la dramática iluminación, y el exorbitante precio de las entradas por la comodidad de distintas casas de Estados Unidos.

“Recuerdo estar tocando en México en un estadio repleto por 15 mil personas, y mientras caminábamos al escenario yo sólo podía pensar en cómo hacer esto relevante para cada una de esas mentes que estaban ahí”, relata Alec, quien junto a CYHSY invadió durante cuatro meses apartamentos para ofrecer tocatas a pequeña escala, íntimas y accesibles, doblándole la mano a la ilusión de cercanía que genera el tener a tus artistas en Instagram, como millones más, donde sólo logras ser un número en ascenso, un “me gusta” o un retuit.

“Con Bob (uno de los fundadores de Undertow Music) siempre nos ha gustado mantener la música como algo pequeño. Lo que ha creado el colectivo es impresionante, siempre están apoyando y representando a compositores genuinos y talentosos que no logran la difusión necesaria. Nosotros, como banda que atravesó por eso, quisimos ser parte de la idea”, y sí que lo hicieron. Los estadounidenses dedicaron medio semestre a dejar de comentar en su página que estaban tocando en “tal o cual ciudad”, y abrieron el espacio para obtener un feedback real con sus fanáticos, mientras se encontraban en los sillones de los propios seguidores, una tendencia que desde el 2009 se realiza con artistas como David Bazan o Sarah Jaffre.

Al momento de comentarle a Ounsworth sobre la limitada capacidad que Ex Oz, recinto donde se reencontrará con sus fanáticos chilenos, tras su participación en el Primavera Fauna del 2012, fue imposible detener el río de halagos que el compositor tiene para Chile: “Es la mejor noticia que pudiste darme. Recuerdo el show pasado. Wow. Ustedes sí que están locos. Después de tantos años girando puedo asegurar que Chile está dentro de los más energéticos y electrizantes públicos para los que hemos tenido que tocar”, comenta exaltado.

La historia de la agrupación ha sabido de éxitos que los llevaron a los festivales más importantes de la noche a la mañana, y también ha tenido bastante amargura. Dos de sus miembros fundadores ya no son parte de la fila, y tras su apabullado último disco (que se alejó del baile al que nos acostumbraron con el hit ‘The Skin of My Yellow Country Teeth’), Clap Your Hands Say Yeah entra en el periodo de reflexión. Ya son diez años desde que esto comenzó “y nunca lo imaginamos, no de esta manera, al menos”, afirma. “Nunca pensé en girar tanto tiempo, si alguien me lo hubiese comentado hace quince años atrás seguramente le gritaba que estaba loco, pero sí, aquí estamos, haciendo lo que nos gusta después de tanto tiempo”, declara.

CYHSY5

En unas semanas más, cuando sean las 21.00 horas del último miércoles de agosto, la Ex Oz será el testigo clave de la relación que Alec planea crear con sus fanáticos, no sólo en Santiago, sino que en cualquier recinto que abra las puertas para que él muestre su trabajo. “Para mí se trata de la energía que pongamos cada uno en esto. No se trata de cantidad sino de calidad, y es lo mismo que comenté anteriormente sobre internet. Lo que realmente importa es que nosotros como músicos, y ustedes como audiencia, seamos capaces de crear un espectáculo repleto de buena vibra donde dejaremos todo por entregarles un buen momento. Ustedes sólo tienen que ir allí a bailar y disfrutar, es el mejor pago que pueden entregarnos”.

Para ser parte de la invitación que la banda de Brooklyn y Filadelfia dejó hecha, sólo debes conseguir tus tickets a través de Puntoticket por un valor de 24 mil 200 pesos. En la cita, Clap Your Hands Say Yeah hará un repaso por su historia musical, además de celebrar el álbum que le dio vida a toda esta historia, la que seguirá construyéndose desde septiembre de este año cuando ingresen nuevamente al estudio para trabajar en el siguiente lanzamiento que “continuará con la línea tranquila que hemos ido formando desde la última placa”.

POTQ Magazine  2005 - 2020