Now Reading
Neuquén y Bronce: Atrás Hay Truenos llega al Levantando Polvo

Neuquén y Bronce: Atrás Hay Truenos llega al Levantando Polvo

Desembarco trasandino este fin de semana en nuestro país. A El Mató a un Policía Motorizado con dupleta, se suman dos bandas relevantes del indie del otro lado de la cordillera. Ya hablamos con los mendocinos de Mi Amigo Invencible y hoy es el turno de Atrás Hay Truenos, segunda banda Argentina que cerrará el primer día del Festival Levantando Polvo a realizarse este fin de semana, en distintos puntos de la ciudad.

Roberto Aleandri es de Neuquén, igual que el resto de la banda donde toca la guitarra y canta. A la altura de Pucón, donde los edificios y la locura de capital no existe, es que nace esta banda que de truenos y sur sabe. Dentro de esta calma de bosques y humedad es que Domingo Terciopelo (un ciclo de arte destinado al servicio de salud mental de un hospital de la zona) llamó a los chicos cuando corría el 2005 y la historia era bastante distinta. Tal como ellos, el ciclo sigue, “una de las movidas copadas y más viejas de Neuquén” donde se aventuraron sin tener idea de lo que podía a pasarles a ellos como músicos ni con la gente que iba a enganchar con su arte. “Desde el primer día tocar es una experiencia religiosa para nosotros, no ha cambiado prácticamente nada”, aunque ahora, diez años más tarde, tengan otras urgencias y necesidades. “Eso es algo más íntimo”, como dice el mismo Aleandri.

“El río, la plaza Doña Carolina, los amigos, el porro, la música, los Beatles, los asados, el barrio, las películas, el viento de primavera, los viajes a la cordillera, las empanadas de Victoria, la salita de la chacra, los locos veranos neuquinos, la camioneta de Ignacio, el auto de Tito, las bardas, la casa de Mati, las vueltas en auto con Pupo, los cielos” y otra infinidad de cosas han servido de inspiración para Atrás Hay Truenos, quienes ya cuentan con tres discos: Romanza (2012), Encanto (2013), y Bronce (2016).

El último, y que seguramente será el protagonista de su paso por Rojas Magallanes, nace tras la instalación de la banda en la capital argentina luego de un proceso de largo trabajo con un montón de amigos que aportaron en la intensidad del disco. “Estamos muy contentos con el resultado, y sobre todo con el esfuerzo y con el proceso de búsqueda, aprendimos muchas cosas sobre nosotros mismos”, dice el vocalista. Bronce es un imperdible del año pasado que condensa esa psicodelia y post-rock que los chicos levantan en la grabación y en vivo, pero dándole espacio a otras necesidades que han ido desarrollando desde hace más de una década, que hoy mezcla las primeras influencias con lo más actual: “ahora, por ejemplo, le estamos dando masa al último de The XX, unos románticos hermosos, la rompen”.

22850482_10154736736821829_2049223598_o

Y vamos a poder verlos. “Esta es nuestra primera vez allá y es un sueño que queríamos cumplir hace rato. El festival es un buen espacio, cercano a nuestra manera de hacer las cosas, con la misma visión de belleza”, dice Roberto, quien varias veces repite esta palabra para definir personas, espacios y situaciones en las que se siente cómodo. Como Laptra, la casa disquera de Atrás Hay Truenos desde el comienzo, cuando ellos aún estaban en el sur organizando una fecha para llevar a El Mató. Se fascinaron y entendieron que los movimientos independientes pueden ser y son, “eso hace que todo esté yendo a un lugar nuevo, inesperado y un poco indefinido todavía”, en este mar de millones de muchos artistas con ideas que llegan a parecer inabarcables.

En momentos personales y/o sociales agitados que terminan siendo buenos para “unirse y tomar una postura, pararse de una vereda o de la otra y tratar de transmitir tu visión del mundo desde el lugar que te toca”, la agrupación conformada por Ignacio Mases, Diego Martínez, Héctor Zúñiga y Aleandri ya están buscándole corazón a las canciones que van a componer la nueva placa, que quieren volver a hacer con tiempo y tranquilidad, invocando el camino que los sonidos tienen que tomar y que se verán contagiados por un poco de La Florida y Concepción durante el sábado 28 de octubre en Casa de Salud, un poco más cerca de Neuquén, de las empanadas de Victoria, de Domingo Terciopelo.

POTQ Magazine  2005 - 2020