Now Reading
Geosónica: más que sonidos de la tierra

Geosónica: más que sonidos de la tierra

Geosónica es el proyecto solista de Ricardo Santibañez desde el año 2007, cuando decide abandonar la banda ‘Insivia’. Es parte de la escena de músicos oriundos del sur de Chile –específicamente de Osorno- que maravillan al público con sus canciones que mezclan folk, pop, rock e incluso la electrónica a ratos. Su disco ‘Extrapolar’, reeditado por el sello Bitlove, es un compendio de temas de tintes crudos y muy variados entre sí.

Geo proviene de la palabra griega que significa tierra, mientras que sónica significa sonido o ruido. En conjunto, entonces, Geosónica sería algo como ‘los sonidos de la tierra’. Una descripción correcta de lo que propone entregar con su música, canciones que pueden sonar un poco rústicas, pero de manera casi intencionada para lograr un resultado bello.

El nombre Geosónica , ¿a qué se debe? ¿Lo pensaste como un concepto?

Es un nombre que inventé cuando era niño. Ya tenía la idea de que si me embarcaba en un proyecto sería así. Aunque mis primeros intentos tenían más que ver con Radiohead, Gustavo Cerati, un sonido mucho mas delay con programaciones electrónicas. Pero luego derivó en el actual Geosónica. Porque aquí en el sur, el sonido es la propiedad que nos mueve. Mi proyecto promete la evolución de la unión entre un cantautor y un concepto bien hecho del pop-rock.

¿Cuáles son tus influencias musicales?

Para mí, en la música hay escalafones. En cuanto a la música más popular me gustan The Beatles, Queen y Nirvana, ellos son clave en mi formación más adolecente. Después me adentré en el gusto por música más académica, jazz y bossa nova. Aunque debo admitir que soy funcionalista, escucho lo que me sirve en el momento. Reconozco que he escuchado colegas, música chilena actual y de las clásicas bandas rock pop, pero ahora mi enfoque está más en la música que me permita centrarme más en el desarrollo de la armonía, un concepto basado en Jorge Drexler y Kevin Johansen. En síntesis, soy tolerante, con ciertas y puntuales excepciones.

En tu disco ‘Extrapolar’ hay mucha variedad en el tipo de canciones que lo componen. Uno encuentra desde sonidos folclóricos hasta llegar a lo electrónico. ¿Te propusiste lograr un espectro tan amplio en cuanto al tipo de canciones que compondrían este disco o fue algo que se dio de forma natural?

El resultado,  por cierto, es muy amplio. Es difícil definir el disco con un solo estilo. Por ejemplo, la Revista Melódica me puso en el anuario pop rock de los discos chilenos 2009, pero eso es bueno aunque yo no considere ser para nada pop rock. En realidad, tampoco considero ser  algo en particular, es la mezcla y la amplitud de mi música lo que la define. Compuse varias canciones de distintas ondas, encontramos folk, electrónica, pop-rock, música más oscura inspirada por el clima del sur. La diversidad de estilos fue intencionada, pero de forma muy natural.

Siendo un artista del sur de Chile, ¿sientes que se ha hecho todo más difícil y que la música chilena, al igual que casi todo en este país, está súper centralizada?

Siento que he intentado enseñar o contribuir a cambiar en algo este país y colaborar con las redes de la música independiente, aunque cambiar ciento por ciento es difícil. Sí me gustaría estar más cerca de Santiago, porque allá hay cosas que acá en el sur no hay. Aunque hay diferencias positivas y negativas en los dos bandos. Lo que sí encuentro injusto es que un artista cobre el doble por salir de Santiago, creo que los músicos más conocidos deberían aportar más en esta materia e irse a trabajar a Punta Arenas o Arica y contribuir a formar público, generar industria y tocar por todo el país.

¿Cómo ha sido tu experiencia tocando en distintas partes de Chile? Y, específicamente, ¿cómo ha sido el recibimiento en Santiago?

Buena experiencia, me gusta ir a Santiago y Valparaíso. Siento que cada público se manifiesta de distinta forma. Sé que en Santiago no soy masivo todavía, pienso poder avanzar un poco más con el segundo disco. Me gusta la gente de Santiago y su energía, allá toco en promedio cuatro veces al año. Estoy conforme con ser un artista de región y vivir donde vivo, poder comunicar desde aquí. El objetivo primario de este disco era obtener plataformas de trabajo con la industria. Espero poder concretar en el futuro otros objetivos en particular.

¿Qué planes tienes para el futuro de Geosónica? ¿Nuevo disco? ¿Seguirá la línea de Extrapolar?

Este año queda terminar el contrato del disco con el sello Bitlove Records, seguir tocando y compartir escenario con otros colegas. El nuevo disco es muy diferente, más luminoso, menos melancólico, con una mejor receta, mejor cocimiento, un desarrollo de la armonía y de los estilos musicales. Hay un vuelco enorme en el disco que viene, aunque algo va a mantener de extrapolar.

Geosónica se presentará este 28 de mayo a las 20:00 horas en la SCD de Vespucio. Estará acompañado por La Monine. Puedes adquirir tu entrada a través de Feriaticket, Feria del Disco y en las boleterías de la SCD.

POTQ Magazine  2005 - 2020