Now Reading
Sintonizando FM

Sintonizando FM

Foto por Pablo Núñez

Nos juntamos con 2/4 de los Fother Muckers en una tarde fría, luego del partido Chile/Brasil. Junto a Cristóbal (su vocalista) y Martín (baterista), nos reunimos a hablar de sus proyectos venideros, la gira que realizarán por distintas ciudades de Chile y su visión de la industria musical actual. A ellos les ha ido bien. Si hubiese que definir la causa de su éxito bastaría con dos conceptos: talento y trabajo. De seguro, todo irá cuesta arriba desde aquí. Es justo y necesario.

Cristóbal Briceño (voz y guitarra), Héctor Muñoz (guitarra), Simón Sánchez (bajo) y Martín Del Real (batería) son los Fother Muckers, banda elogiada por la prensa especializada -y la no tanto, también- y seguidos por un numeroso grupo de fanáticos que va creciendo con cada disco que sacan o presentación en vivo que realizan. Independiente de los gustos personales, la subjetividad y esas cosas que se consideran a la hora de avalar o no a los músicos, la calidad de su trabajo es algo que no se puede negar ni poner en duda. Con tres discos editados a la fecha, los autores de ‘Fuerza y Fortuna’ son de los buenos productos nacionales. Se aprontan a sacar un nuevo largaduración, que se titulará El Paisaje Salvaje, y comenzarán una gira que los llevará, por fin, a otras regiones del país que tanto los reclamaban.

Sus últimas tocatas han sido un éxito. Vale la pena mencionar su show en Sala Master -donde, incluso, quedaron varios sin poder entrar debido a la gran cantidad de gente que asistió-, además de sus presentaciones en La Batuta y la Sala SCD de Bellavista, repletas ambas. “Somos una banda súper activa, la verdad. El plan de este año era tocar menos, pero no se ha dado así”, cuenta Cristóbal. “Eso fue porque nos impusimos una política de escoger mejor los lugares donde presentarnos, y así sonar como nosotros queremos. Pero al final la cabra tira pa’l cerro, y estamos haciendo mucho. Ahora vamos a Rancagua a un local que no conocemos, y pasa lo mismo en Valparaíso, pero les tenemos fe. Los casos de las otras ciudades responden más a nuestra idea: en Talca, vamos a tocar en el Teatro Regional del Maule, que tiene como mil butacas, un arma de doble filo (porque recién vamos a ver qué onda)”, dice. “El desastre de Talca”, bromea Martín y agrega: “Igual, lo de tocar harto es por épocas. Desde septiembre hasta ahora ha sido más, porque el público está respondiendo. Está yendo gente a las tocatas, y gente distinta. Entonces, dan ganas de hacerlo más seguido. Nos encanta, estaríamos en eso todos los días”.

Como se mencionó antes, algo que destaca -entre otras cosas- en su trayectoria es que han sido muy bien criticados por quienes se dedican al rubro del periodismo musical. “Siempre nos han tratado harto bien. Yo creo que muchos miraban con suspicacia eso. Tampoco es que tengamos amigos periodistas”, ríe Briceño. “Ahora, siento que la gente se empezó a dar cuenta de que ciertas cosas no eran tan mentira, que el grupo era interesante. Viene de cerca la recomendación, pero en ningún momento me siento engañando a alguien. Tengo una sospecha positiva con la banda y lo digo porque he tenido mis crisis, pero me he ido convenciendo. Muchas cosas tienen que ver: Martín estuvo un tiempo fuera del grupo y ahora retornó. Disfrutamos mucho tocando con él”.

Otra de las fechas que tienen para esta gira contempla la ciudad de Antofagasta. Por primera vez, la banda viajará en avión -como agrupación- por razones meramente musicales. “Vamos con muchas ganas porque nos invitó una sala de conciertos de allá que se llama la Sala Fusa. Ellos dan un trato súper digno. O sea, nos mandan los pasajes, se encargan del hotel, súper buena atención (risas). Y bacán, porque teníamos muchas ganas de ir al norte”.

En uno de los comentarios de sus tocatas, uno de sus fanáticos escribió que ir a verlos en vivo era una experiencia comparable con ser parte del público del Unplugged de Nirvana, combinado con un show de Felo. “Lo encuentro genial, esa persona puede cachar que somos una banda que abarca muchos estilos musicales”, dice Martín. Esta analogía con el músico/comediante tiene mucho que ver con la forma en que se desenvuelven las tocatas de FM, donde los comentarios de su vocalista sacan varias carcajadas. “Felo es de los músicos chilenos que más admiro. Incluso lo hemos contactado y ha mostrado disposición de tocar con nosotros. Lo he ido a ver y lo encuentro genial. Tengo el Felocarril y lo gozo”.

Si hay alguien que ponga en duda si la música deja las ganancias suficientes como para sustentarse, Cristóbal Briceño es la prueba viviente de que sí es posible, como él mismo afirma. “Tienes que ajustar tu presupuesto al plan, es verdad. Hoy por hoy, toco en dos grupos, compongo para otros fines, trato de sacar buenos contratos para tocar y la plata de la radio me da un margen. Trato de ser austero y no tengo hijos, eso igual es una ventaja. Soy estéril”, bromea.  

“Igual, pasa que la remuneración a los músicos está muy por debajo del nivel existente. Hay un contraste demasiado notorio entre recitales como el Maquinaria, donde las entradas son más caras que la mierda, y las de músicos como nosotros, en que cobramos tres lucas y la gente te pide que la pongas en la lista”, agrega Martín.

“Pero es un trabajo a largo plazo”, señala Cristóbal, “una carrera que no se gana en los primeros 20 metros. Cambiar la mentalidad de la gente es difícil y tampoco es a lo que aspiramos. No es que nos estemos postergando y todo este sufrimiento sea para el futuro. No es un sufrimiento. Estamos disfrutando, y tengo una visión optimista hacia donde estamos llevando esto. El problema no es idiosincrático, Chile es un país muy bacán. Los grupos tocan muy bien acá. Lo comparo con bandas de países vecinos y estamos en un muy buen nivel, se da el ambiente para que sea así. Quizás si fuéramos de un país populoso como Estados Unidos, ahora estaríamos hablando en mi piscina temperada. Los grupos de allá son pendejos de Brooklyn que están tocando en Europa antes de sacar su primer disco, porque los llevó un productor. No sé si ganan tanta plata, pero se dan la gran vida. Acá es un poco más laborioso, pero aprecio que sea así”.

“Dan mas ganas de trabajar. Aparte, uno lo hace con mucho cariño y los pequeños triunfos se aprecian más”, dice Martín.

Métodos Misteriosos

Foto por Eleonora Aldea

Fother Muckers forma parte del Sello Cazador, que tiene entre sus filas a bandas como Los Protistas o La Reina Morsa. Cazador es un proyecto fundado por Cristóbal y el mánager del grupo, Diego Sepúlveda. “Se podría decir que soy uno de sus autores intelectuales. Inicialmente fue pensado para editar nuestros discos. Al final, Diego se lo empezó a tomar más en serio, lo que me parece muy bien. Volví a mi rol musical. Diego es bacán; si bien algunas veces disentimos, somos un buen equipo de trabajo. Nos ayuda harto y somos amigos”.

Anteriormente, los músicos habían trabajado con Escarabajo. “Tuvimos una experiencia extraña con ellos. Fueron la raja, creyeron en nosotros cuando estábamos buscando cómo editar nuestro primer disco. Eso fue un golpe positivo. Nos reuníamos muy a menudo con Gaspar Domínguez, una persona súper afable. Finalmente, no congeniaron nuestros métodos. De repente las otras bandas con las que trabajan hablan de su perfil: Saiko, Lucybell, De Saloon”, dice Cristóbal. “Va por ahí la cuestión. Me acuerdo que se consiguieron una tocata para nosotros abriendo un show en el Caupolicán con Lucybell. Extraño”, ríe Martín.

Otro de los puntos en los que no concordaron con su casa discográfica anterior fue la idea de liberar sus producciones para descargas gratuitas, además de venderlos. “Todos suben su mateiral a internet, es inevitable. Por lo mismo, preferimos que sea en buena calidad de audio. Me importa mucho que la gente escuche nuestros trabajos tal como nosotros los pensamos. De repente hay discos piratas que uno baja y están en cualquier orden o no tienen los temas enteros. Nos interesa que el mensaje sea entregado de manera efectiva, incluso para la eventualidad de hacernos o no millonarios”.

Sin duda, esta iniciativa de subir sus trabajos a la web fue una buena idea. Sus descargas son numerosas y eso ha ayudado a su difusión. “Vendemos todas las copias que tenemos, pero tampoco son tantas, porque no contamos con el capital para sacar diez mil unidades. El porcentaje de gente que tiene nuestros discos descargados, y no físicamente, es mucho mayor al de los que sí los tienen. Nuestro público ya lo sabe. La última vez que vi, el último (Si No Tienes Nada Que Decir Entonces Calla) lo habían bajado miles de personas”.

“Los CDs tienen su cuento, vamos a seguir haciéndolos hasta la muerte. Pero es verdad, para vivir son cada vez menos copias. La cosa es tocar harto y poder irnos por ese lado”, acota Martín.

Precisamente, en formato digital y de libre descarga saldrá el compilado 2007-2009 que están prontos a publicar. Llevará por título Introducción a los Fother Muckers: Oro Sólido. Una colección personal y tiene como fin presentar el catálogo de la banda, sin limitarse puramente a los singles más reconocidos. “Hemos visto que el público está creciendo y es una invitación a revisar las canciones que más nos gustan, aunque a veces igual coinciden con los singles. Quizás vamos a poner algunas sorpresas, como maquetas o temas que no han tenido tanta difusión. Es para que quienes no cachan mucho nuestro grupo tengan una aproximación de primera fuente”.

Además de esta publicación, Fother Muckers ya se encuentra trabajando en lo que será su cuarto largaduración junto a Carlos Salinas. Titulado El Paisaje Salvaje -y del cual ya han adelantado algunos tracks en sus tocatas, como ‘Lobo Mayor’-, se encuentra en su última fase de cocción. El lugar donde graban es en San Carlos, pueblo donde Cristóbal estuvo radicado el año pasado. “Quizás nos hubiese convenido grabarlo entonces, porque vivíamos allá, pero las cosas se dieron así. En julio tenemos que ir con Martín a seguir terminándolo, pero estructuralmente está avanzado y claro en nuestras cabezas. Es una propuesta ética musical definida que por ahora nos convence, tampoco es un evangelio”.

Las composiciones de esta placa están a cargo de Briceño, que se encarga de hacer las maquetas y luego las depura con los demás miembros del cuarteto, en lo que define como ‘un método de trabajo muy misterioso’. “Desde que volvimos a tocar con Martín someto todo a su juicio y trabajamos juntos. Lamentablemente, nuestra oficina -que era una piecita en la casa de su abuela- ya no existe, porque la abuelita se fue al cielo (risas).No, la verdad es que se cambió de casa a un departamento”, aclara Cristóbal. “Con Simón también tengo una relación de trabajo melódica. Él es una maravilla de persona, y una mierda al mismo tiempo. Lo considero un genio musical, es pieza clave. Héctor es como un minero, súper trabajador. Si bien a veces él mismo se siente un poco en desventaja con el resto (musicalmente hablando), tiene una energía increíble, y juntos hacemos los arreglos a dos guitarras. Buscamos caminos. Los cuatro tenemos muy buena relación”.

La escena chilena ha sufrido una explosión los últimos años donde nos invaden agrupaciones nuevas todos los días, abarcando distintos estilos -y hay que decirlo, unas mejores que otras-. Los Fother Muckers ocupan un sitial dentro de las buenas bandas, lugar que se han ganado a punta de excelentes registros y presentaciones de calidad. Ellos también reconocen a sus pares, destacando el trabajo de algunos de sus colegas. “De los músicos actuales, Javiera Mena me gusta muchísimo. Hay gente que puede tener mil veces más voz que ella, pero que es asquerosa para cantar. Creo que las aptitudes genéticas no son lo más importante a la hora de juzgar a un vocalista. Ella tiene la cabeza, la pillería. Sabe cómo llevar una línea vocal. Me encanta como cantante, compositora y arregladora. Me convence su propuesta. La encuentro muy lejana a nosotros, superior. Aprecio que me haga sentir eso. Te da una referencia de quien es uno y siempre es bueno conocerse más. También destaco a Alex Anwandter, le deseo toda la suerte. Él reafirma eso de hacer buenos discos, buen material. También me gusta Dayanandrea, Diego Morales. De la gente que no esté tocando ahora, hay muchos músicos buenos.  Tengo que hacer una recomendación: el Grupo Zoom. Es una banda de Maipú de los ’70. Publicaron un álbum el ’74, un año raro para sacar un disco. En su defensa, debo decir que es un trabajo instrumental, así que queda a libre interpretación”, dice Briceño.

“Destaco a Jiminelson, Como Asesinar a Felipes, Sensorama 19-81. Pero no hay muchos que gusten al nivel de seguir su trabajo”, afirma Martín.

“Eso también es porque uno se pone medio hueón por ser músico”, dice Cristóbal, sonriendo.


Fother Muckers se presentará el próximo Sábado 10 de Julio en la ciudad de Rancagua, dando comienzo a su gira. El lugar de encuentro será el pub En3 Nachos, ubicado en Estado #68. Las entradas están a $2000, y se pueden adquirir en el mismo local. Además, estará invitada la banda Aislación. La cita es a las 22:00 horas. No se lo pierdan.

<

POTQ Magazine  2005 - 2020