Comparados con Tame Impala, aclamados por su primer y único disco de estudio Sun Structures (2013), y elevados a la categoría “mejor artista nuevo” por músicos como Johnny Marr, Noel Gallagher y Brett Anderson. Con esa lista de virtudes, y un par de detractores típicos que nacen con las bandas que, de un momento a otro llegan con una apuesta digna de posicionarse en el ambiente de manera consistente, Temples pisará nuestro país para participar de la próxima fecha del Ciclo S.U.E.N.A presentado por Live in Levi’s.

La agrupación inglesa originaria de Kettering, nos visitará en el momento de inflexión que cualquier banda enfrenta, luego de pasar por la euforia del primer lanzamiento, elevada en este caso debido a la atención que recibieron. Por estos días, el vocalista James Bagshaw y sus compañeros pasan al segundo nivel, ese de darle una vuelta al trabajo y comenzar a pensar y planear el futuro cercano. “Por fin tenemos el espacio para concentrarnos en la escritura de nuevas cosas. Podemos pensar en nuevas grabaciones, dejar de lado un poco el alboroto de girar y comenzar a guiar nuestro próximo álbum”, explica Thomas Walmsley, en su rol de bajista al momento de analizar cómo ha sido la nueva vida que llevan como Temples.

“Uno de los cambios más relevantes es que pasamos de tener bastante tiempo a estar realmente ocupados”, explica luego de largos minutos de meditación, esa misma que asegura ver replicada en su banda, cuando piensan en lo que les espera dentro de la música. “Lo más impresionante es cómo nuestro último disco de estudio nos dio la posibilidad de pasar de ser escuchados por un grupo reducido a llegar a mucha gente, eso es lo que nunca logramos imaginar”.

Aunque para muchos Temples llega como una banda recién nacida, el cuarteto ha sabido dejar en claro en canciones como ‘The Golden Throne’, ‘Keep in the Dark’ y ‘Colours to Life’, que la juventud no es excluyente al momento de alcanzar un sonido pulcro y con tintes constantemente sicodélicos, donde destacan junto a sus colegas de Splashh, Wolf People o Toy.

Pero la única forma de probar que algo funciona es ejecutándose, y eso es lo que planea hacer Walmsley y compañía el próximo 14 de mayo en la Ex Oz, fecha en que ‘Shelter Song’ llega como el himno de carrera de los músicos, mismo track que logró construir el principio del camino que, dentro de las semanas venideras, los traerá por primera vez a Sudamérica a resolver un punto pendiente.“Durante el 2014 tocamos en todos lados, pero nunca gestionamos la visita a países como Chile. Fuimos a México pero tuvimos que volver rápidamente a Estados Unidos así que es una parte del mundo que aún nos tiene muy intrigados y emocionados”; donde además aprovecharán de resolver su teoría respecto a la gente del sur puesto que para el bajista, “esa parte de América es increíblemente apasionada con la música, y estamos seguros de que Chile no está muy alejado de esa pasión”.

La cita que vivirá Santiago con Bagshaw, Samuel Toms, Adam Smith y Walmsley llega con la expectativas de las primeras veces, donde las ganas de enfrentarte a una banda en vivo son tanto más fuertes que el cómo hacerlo. Con una carrera en ascenso y un trabajo que promete ir en evolución, los músicos aseguraron a través de Walmsley que podemos “esperar de todo en la primera presentación. Si no nos han visto tocar antes, no tienen nada que arriesgar, sólo esperar absolutamente de todo”, prometió el bajista sin ocultar la emoción que le genera visitar Chile por primera vez.