Now Reading
The Horrors: “estamos un poco más viejos, y por ende sabios, pero somos lo mismo”

The Horrors: “estamos un poco más viejos, y por ende sabios, pero somos lo mismo”

Indie Rock, Shoegaze, Dream Pop, Garage-Rock, Horror-Punk, Neo-Psicodelia y Post-Punk Revival son algunos de los géneros dentro de los que The Horrrors ha sido catalogado desde sus comienzos en el 2005. Para tratar de entender hacia dónde se dirigen como músicos y cómo ven la industria desde dentro, conversamos con Tom Cowan (tecladista), como adelanto al espectáculo de esta noche en el Teatro Cariola.

“Siempre nos están comparando, y yo siempre digo que me molesta pero en esta ocasión diré la verdad: no creo que sea muy relevante el que estén tratando de buscar pares músicos para hacer conexiones entre nosotros. Sí me doy cuenta que por pequeños detalles podemos ser rápidamente comparados, pero también he notado que son esas pequeñas coincidencias las que llevan a armar el camino que vamos formando, porque esas ideas se quedan en tu mente y afectan tu trabajo. No siempre para bien, no siempre para mal”, confiesa Cowan.

Pasearse por el mundo con cuatro discos de estudio no debe ser simple, mucho menos el sobrevivir a las comparaciones por las que ha tenido que pasar Faris Rotter y compañía. Sin embargo, pareciera que la agrupación ha llegado al punto de equilibrio donde las preocupaciones dignas de premiaciones y homenajes pasan a un segundo plano, volviendo al inicio de todo el camino recorrido, tal como si fueran los 2000 otra vez y tres jóvenes ingleses intercambiaran conocimientos en el Junk Club.

Los sonidos fuertes, adolescentes y rápidos con los que conocimos a la banda en su primer sencillo ‘Sheena Is a Parasite’ han mutado durante estos años, pasando de “una banda que sólo quería tocar en vivo, a una que logró encontrar su identidad agregando sonidos y experiencias”, comenta el tecladista. “Cada álbum fue una vivencia distinta, simplemente nos juntamos con nuestras ideas, y funciona bien. Esa es la parte más sencilla de ser The Horrors, lo complejo viene al momento de pensar en cómo debe ser el disco, cómo debe verse, el arte del mismo. No es un proceso corto porque siempre estamos buscando algo especial, investigando sonidos para traspasarlos a quienes nos siguen”.

Y ese es el momento que viven hoy. Además de encontrarse girando, The Horrors ya cuenta con ocho canciones listas para el nuevo trabajo que esperan lanzar durante comienzos del próximo año, del que podemos esperar escuchar a los ingleses “un poco más viejos, y por ende sabios, pero en esencia somos lo mismo”.

THE_HORRORS_PINK_TORCH_NS_1gr_MASTER-copy-21

El rito de la grabación de un LP es algo por lo que la agrupación ha luchado siempre, dejando en claro que no se trata sólo de juntarse y grabar. Ellos tienen claro que el hecho de tomar los procesos de grabación como cualquier trabajo de oficina, donde debes respetar horarios y espacios, es clave al momento de entregar un buen nuevo disco.

Muchos de los cambios que ha vivido la industria musical son afectados por este rito, y por la tecnología de la que vivimos rodeados. Hoy la gente hace cosas muy ambiciosas en el aspecto musical, pero por desgracia muchas veces la calidad de su creatividad se pierde en sus computadoras o en sus estudios caseros”. “La calidad de la música está sufriendo mucho porque hoy se puede hacer música más barata, lo que es bueno porque ya no es un imposible expresar lo que pasa por tu mente, pero es bastante terrible para los sonidos porque todo termina sonando mal trabajado, o poco profesional”. Pero a pesar de proponerlo como una desventaja, Cowan también tiene claro que es una ventana para mucha de la música que él mismo consume hoy: “no sé si hubiese conocido a Tame Impala si no fuera por este cambio, por ejemplo. Estoy muy a gusto con ellos, hacen un trabajo maravilloso y Kevin Parker es un increíble productor”, quien se suma a la lista de sus nuevos artistas favoritos en los que también incluye a Flying Lotus y al último trabajo de Kendrick Lamar.

Rotter, Third, Cowan, Webb y Spurgeon volverán a nuestro país, luego de su paso por el Club Chocolate en el 2012, para presentar Luminous, su último y aclamado disco en los que su romance con los sintetizadores y el lado más pop de la música logra combinarse con sus comienzos de punk y garage. “Este disco nos deja mucho espacio de juego en vivo. Tenemos bailarines, más músicos e invitados para cantar. Van a vivir un gran show en Chile, sólo vamos a tocar y eso debería ser suficiente para que lo disfruten”.

Esta noche es el fin de la espera para los fanáticos de los intérpretes de ‘Chasing Shadows’, donde presentarán la experiencia adquirida en compañía de las bandas nacionales Vectores y The Holydrug Couple, con entradas desde los 22 mil pesos que aún puedes conseguir en la boletería del lugar o a través de PuntoTicket.

POTQ Magazine  2005 - 2020