POTQ Magazine

★ Popular ahora

Noticias

5 canciones de Playa Gótica que atesoraremos en nuestro corazón

Bárbara Carvacho Publicado el 5 de Julio de 2019 por

1203 artículos
  • Comentarios

“Catalogada como una de las agrupaciones más prometedoras de la escena independiente chilena, Playa Gótica propone un pop desenfrenado, intenso y aplastante y su energía en vivo los sitúa como herederos directos de lo mejor de la escena punk y noise latina”.
Prometedora: que promete.
Prometer: ofrecimiento solemne que hace una persona de cumplir con rectitud y fidelidad un determinado deber, empleando para ello una fórmula fija.


Cuando Playa Gótica empezó a remecer las tocatas y escenas locales, fue como una brisa fresca entre guitarras idénticas y hombres con pena. Si podemos hacer una lista de las buenas cosas que nos ha dado la música nacional en los últimos años, es difícil saltarse la fusión que significa esta agrupación compuesta por Fanny Leon, Andrés Ugarte, Carlos Fariña y Cristóbal Loader.

Canciones como rompecabezas llenas de detalles destacables tanto en sus pasos por estudio como en ese vivo ensordecedor que pulieron en los sucuchos más dignos y en los festivales más pedantes. El talentoso de la batería Ugarte, el core de Loader, las cuerdas de Carlos y la voz y presencia que tiene la vocalista sobre una tarima , son, sin duda, uno de los mejunjes más destacables, seguramente, de la década.

Ahora, con un aplaudido largo en el bolsillo y un sencillo doble recién estrenado, la banda anuncia que es hora de “emprender el vuelo”, como dice Kudai y como citó León ayer por la tarde en Revólver, el programa de Súbela Radio.

“En el comienzo éramos amigos pasándolo la raja y resulta que nuestros tiempos y vidas cambiaron mucho. El desarrollo de la banda no se dio como esperábamos porque empezamos a desarrollar nuestras vidas privadas, comenzamos a no generar nuevas canciones. No teníamos tiempo para crear y sólo para ensayar las que ya existían entonces nos ralentizamos como banda. No es algo personal, es algo rítmico”, agregó la vocalista en el espacio donde aprovechó de explicar un poco sobre el último trabajo que nos dejan.

“Estos dos singles son para resumir lo que somos y para poder dejar algo”. Si por un lado nos topamos con ‘Foerte’, una pieza lúdica con el pop más brillante de lxs músicxs; hoy vivimos el lanzamiento de ‘Donde No Volver’, el track encargado de envolver la parte más ruidosa y clásica de la propuesta Gótica.

Estamos tristes pero contentos, la misma dualidad que nos entregó el Amigurumi de 2018. Siempre da pena saber que una buena banda va a dejar de sacar canciones, pero acordarte de que existen siempre te hace sonreír. Por eso quisimos agrupar cinco de sus obras que van a seguir sonando en nuestros ipods, pedacitos de pop ruidoso que se ganaron su espacio en la historia musical chilena, los Playa, que se atrevieron en acordes, temáticas y gritos sin caer en las pretensiones modernas. Un ofrecimiento solemne que atesoraremos con amor.

‘Reptil No Gentil’
Celadores 2015 y ver esta canción fue un retumbe eterno. ‘Reptil No Gentil’ como hit emblema de una historia corta pero concreta. Una canción que logra exponer bastante bien todas las capas por las que son capaces de pasear todos sus integrantes. Un mantra vicioso, rodeado de arreglos más duros, que logra sacarte a flote a punta de pura falsa luminosidad.
(Bárbara Carvacho)

‘La Pasajera’
Pop violento en su esplendor en ‘La Pasajera’, una pasada que da muestras de la versatilidad vocal de Fanny y una excelente fórmula de distorsión. Una de las cosas más gratas que encuentro en Playa Gótica es el sentir que no están tocando ni cantando desde la obviedad. Crípticas frases que suenan más a angustia que a romance, un coro aplicable a momentos abrumadores que aprovecha el sentimiento de la ilusión pero no como una salida amorosa básica, si no como un examen personal del cómo somos, cómo nos perdemos y cuáles son los paisajes que queremos ver en nuestros tránsitos.
(Bárbara Carvacho)

‘Extraños Visitantes’
“Justo cuando más necesitábamos bailar, llegó Playa Gótica para hacernos saber que nuestro estado físico-mental era el culpable de que pudiéramos mover bien nuestros pies. ‘Extraños Visitantes’ es, probablemente, una de las canciones más bailables de aquél excelente debut titulado Amigurumi -y ciertamente una de mis favoritas-, un álbum que llegó en el momento justo para aquellos que buscábamos algo en las esquinas: un buen disco para poder bailar como corresponde.”
(Manuel Silva)

‘Pigman (Aburrida en la Tienda)’
En un momento estás trabajando aburrida y al otro estás secuestrada. Y ya no queremos que nos pase más y ya no queremos tener miedo de andar solas por ahí. Inspirada en una experiencia personal, la cantante le dio una vuelta a este sentimiento común y cotidiano para las mujeres; logró transformarlo en una oración solemne que todas podemos aplicar a nuestros propios contextos. Una contradicción entre la angustia y ese vaivén viajero musical del bajo que son los casi cuatro minutos.
(Bárbara Carvacho)

‘Vacaciones’
“En un mundo precario, solo nos salva el derecho a la belleza”. Eso escuché decir una vez a la historiadora Alejandra Araya y esa frase fue tan poderosa que venció incluso a mi mala memoria y se quedó para acompañarme, cuando ese mundo precario se nos viene encima.

Siento que lo explica todo. Incluso mi amor a la música. Es como una linterna que alumbra la obstinación que tengo para dedicarme a lo que me dedico. Y crece y crece, iluminando para mí también ese amor y esas ganas en otros, en los músicos. En un mundo de mierda, sí, las canciones -la belleza- nos salvan. Estoy segura que tanto a quien las crea, como a quien las hace suyas cuando las escucha.

Cuando me enteré del fin de Playa Gótica sentí que este mundo precario nos estaba quitando un derecho. A ellos, a ustedes, a mí. Lo que me consuela es que esa belleza vive dentro de ellos. Y no se extingue. Y gracias a lo que hicieron durante años ahora también está dentro nuestro.

Fue preciso. Enamorarme de sus primeras canciones, de la tormenta perfecta que eran en vivo, del pelo de Fanny volando por el aire, algo que solo hacía crecer el impacto en mí, de estar en una salita pequeña viendo tan de cerca cómo una artista se transformaba.

‘Vacaciones’ fue una cara más de todas las que nos mostraron y es una de mis favoritas, de las más Stereolab junto a ‘Donde No Volver’ (porque también servían para tomar agüita después de darlo todo bailando ‘Extraños Visitantes’, por ejemplo). Una bola de fuego que parte con una chispa y nos termina quemando a todos. Dura cinco minutos, pero podría durar tres horas y seguiría pidiendo más.

En un mundo precario solo nos salva el derecho a la belleza. Y aunque nos quiten derechos todos saben lo que llevan -llevamos- por dentro.
(Javiera Tapia)

Para despedir, ojalá momentáneamente, a la agrupación, puedes ser parte del concierto final en Blondie, este 4 de agosto en Blondie. 

La imagen puede contener: 4 personas, texto

*Foto por Valentina Palavecino.

blog comments powered by Disqus