La placa de estudio número 13 de Beck Hansen ha demorado bastante más de lo presupuestado (aunque no tanto como el de otros), no obstante ya deberíamos estar por escuchar algo de aquella producción. Según dijo el artista estadounidense a la radio local KROQ, el nuevo álbum “ya viene… bastante pronto”, encontrándose este en las últimas fases de desarrollo, informa hoy NME.

Sobre la demora en la entrega de su trabajo, Beck dijo que “se suponía que este disco se lanzaría el año pasado, pero entonces estuve tocando, de gira y haciendo un millón de otras cosas”.

El músico también describió su nuevo trabajo como “una noche de verano con gente levantando sus manos. Es algo comunitario, una celebración. Quería tomar eso en el estudio, un tipo de energía o de disfrute. Las cosas que te levantan el ánimo un poco”.

Por obvios motivos, Beck no entregó una nueva fecha de salida al disco (la tercera en lo que va de año), sin embargo durante el primer cuarto de 2017 ya deberíamos tener más noticias sobre el mismo.