Aunque le hayan entregado el Nobel de Literatura, Bob Dylan no deja de ser Bob Dylan. Y este miércoles sumó un nuevo capítulo a su particular reacción ante el galardón. Esto, ya que la Academia Sueca acaba de confirmar que el cantautor no asistirá a la ceremonia que se realizará el próximo 10 de diciembre en Estocolmo.

De acuerdo a la institución, Dylan informó a través de una “carta personal” que “desearía recibir el premio personalmente, pero otros compromisos, desafortunadamente, lo hacen imposible”.

Aun así, la Academia dijo esperar que el autor de ‘Like a rolling stone’ haga una conferencia de recepción, dentro de los seis meses siguientes a la ceremonia de entrega.

“Que los laureados decidan no venir es inusual, pero no excepcional. En el pasado reciente, por diferentes razones, varios ganadores no han estado disponibles para venir a recibir el premio a Estocolmo, entre ellos, Doris Lessing, Harold Pinter y Elfriede Jelinek. El premio continúa perteneciéndoles, así como pertenece a Bob Dylan”, añadió la organización, a través de un comunicado.

Hay que recordar que la Academia Sueca tardó dos semanas en contactar a Dylan, quien durante ese lapso de tiempo no hizo referencia alguna a la noticia. El hecho solo fue destacado en su sitio oficial, que horas más tarde borró la publicación.

La actitud del músico hizo crecer las especulaciones en torno a si recibiría el premio y hasta amargó a Per Wästberg, uno de los miembros de la Academia: “Ha sido descortés y arrogante”, dijo.