“Codes and Keys”, el venidero séptimo álbum de Death Cab For Cutie, estará en la calle desde el martes 31 de mayo. La banda norteamericana dio el aviso en su página oficial, donde también posteó las fechas de sus próximos conciertos.

Acorde a lo dicho -a fines de octubre pasado- por Ben Gibbard, vocalista del grupo, las canciones del nuevo disco fueron compuestas en teclados antiguos, en vez de guitarras. En la misma entrevista, concedida a Spin, el frontman declaró que las letras serán menos oscuras que las de “Narrow Stairs”, el último elepé del cuarteto, editado en 2008.

“Codes and Keys” fue producido por Alan Moulder, connotado británico que ha trabajado con nombres como My Bloody Valentine, The Smashing Pumpkins, NIN y Yeah Yeah Yeahs, entre muchísimos otros.