POTQ Magazine

★ Popular ahora

Noticias

¿Qué hay con el coronavirus y la suspensión de Lollapalooza?

Bárbara Carvacho Publicado el 12 de Marzo de 2020 por

1242 artículos
  • Comentarios

Por esta parte del mundo tenemos muchos ciegos y ciegas, muertos y muertas, violadas y violados a nuestro alrededor; caer en cuenta de la pandemia -recién rotulada como tal ayer 11/03/20- no fue tan sencillo. Durante diciembre del 2019 se conoció el primer infectado por COVID19, y con lejanía fuimos escuchando muertes, mitos, misterios y esfuerzos por la cura.

El virus ya suma 126.968 infectados e infectadas en todo el mundo, 4.647 muertes y 67.014 recuperados. No es lo peor que haya visto nuestra humanidad, sin embargo, diversas autoridades mundiales alertan que la propagación continuará por unas semanas más, y un control real del brote tardará entre dos y cuatro meses, dependiendo de la región.

Con todos estos antecedentes, y ya tres meses de propagación y pérdidas de ruta de contagio, los encuentros masivos fueron el blanco urgente. Celebraciones y conmemoraciones, que jamás habían sido aplazadas o suspendidas, fueron anunciando la peligrosidad de llevarse a cabo.

El Año Nuevo Chino, el CES, el SXSW, Tomorrowland, el Mobile World Congress, el evento de juegos E3, la temporada de la NBA, Coachella, Ultra. La gira de Pearl Jam, BTS, conciertos de Carlos Santana, Guns N’ Roses, Madonna, y una lista demasiado larga como para enumerar, tomaron la decisión -a veces obligada por autoridades locales, otras por resguardo del propio proyecto musical- de alterar sus fechas.

Por esta parte del mundo la cosa se veía venir, con un redondeado de 126.000 confirmados mundiales pero con ningún país de la región que supere los 200, los eventos masivos comienzan a anunciar sus suspensiones. Brasil lidera la lista de confirmados seguido por Argentina, Ecuador, Chile, Costa Rica, Perú, Panamá, México, RD, Paraguay, Colombia y Bolivia.

Buenos Aires confirmó que prohibirá recitales, eventos deportivos con público y cualquier concentración masiva considerable, como visitas a museos o recorridos turísticos, por lo que la realización de Lollapalooza Argentina, contemplado para dos semanas más, tal como el nuestro, no tendría la autorización para suceder.

Hace menos de 20 horas, Lollapalooza Chile anunciaba la apertura de Lolla Store, el espacio físico en Costanera Center donde podías ir a retirar tu pulsera para no hacer la fila en el Club Hípico-. Hoy, tras los -aún no oficiales- anuncios de la suspensión/recalendarización de la versión vecina, Lollapalooza Chile anuncia que la apertura de la tienda se pospone. “Pronto más información” es la única pista que dan.

En el momento de armado de esta nota, consultamos con gente de Lotus para saber el estado de la información*, pero más allá de una inminente cancelación/aplazamiento por temas logísticos y salubres, consideramos relevante poner ciertos datos sobre la mesa para salir del individualismo de la pena de perdernos a las bandas y cantantes que nos gustan.

Aún cuando se ha dicho que los grupos de riesgo, como en cualquier gripe fuerte -que no es el caso de COVID 19 porque aún tiene comportamientos en investigación- son menores y adultes mayores, eso no he convierte a la gente entre 15 y 60 años en inmune. Es cierto que las defensas de guaguas y abueles los hacen mucho más propensos a una enfermedad con características fatales, pero ese también puede ser el caso si es que tienes problemas asmáticos, inmunológicos, adicciones.

Quizás tú, triste fanático de Vampire Weekend con 25 años y buena salud no seas la persona con más riesgo, pero ¿qué pasa si en pleno concierto te contagias y, sin saberlo, vas a ver a tu abuelita o a tu tía hiperfumadora? Probablemente, las pongas en un escenario complejo y que pudo ser evitado desde el comienzo de la cadena: tú no exponiéndote al virus.

Y el escenario no sólo es triste y frustrante para los fanáticos. Según consigna Pitchfork, “las pólizas de seguro de cancelación de eventos, en las últimas semanas, no están ofreciendo una cobertura para el COVID-19. SXSW dio a conocer que, a pesar de contar con un seguro para la cancelación por terrorismo, clima, accidentes u otros peligros, no cubre virus ni pandemias. Al no tener este seguro, los organizadores de un festival pueden incurrir en gastos propios para pagar sueldos, trabajo ya realizado, y marketing, aún cuando el pago de los artistas esté contemplado en otros fondos”.

Esto no es una alarma gratuita para el pánico mediático, es más bien el recordatorio del pésimo sistema de salud que tenemos en Chile. Si Italia ya ve sus centros colapsados, no queremos ni imaginar qué podría pasar en los Cesfam de Santiago. Aunque el incompetente hombre que tenemos por ministro de salud, Jaime Mañalich, haya dicho que tenemos uno de los mejores sistemas de salud del mundo, sabemos que no es así. A menos que tengas dinero de sobra. Y aunque sea el caso de gran grueso de los asistentes al festival, nadie necesita tener decenas de contagiados más propagando el virus, porque ya sabemos que en Chile se muere el que no tiene.

Como recordatorio amigable: Mantén una higiene básica, lávate BIEN las manos con frecuencia, evita tocarte la cara -especialmente boca, nariz y ojos-, trata de no tener contacto directo con posibles infectados. A las personas infectadas se les recomienda el uso de mascarillas y pañuelos al momento de toser o estornudar, pero el resto de la población no requiere llevarlas. No contribuyas al desabastecimiento de insumos. Si tienes diabetes, insuficiencia renal, neumopatía o inmunodepresión, sé más precavido.

Si presentas síntomas como tos, dolor de garganta, disnea, dolor de cabeza, escalofríos y malestar general, aunque sean leves, te recomendamos seguir el protocolo de tu recinto de trabajo o educacional, y cruzar los dedos para que no te manden a la casa a esperar un milagro. Una pandemia no es un chiste cuando vives en un país como Chile. 

*Mañalich ha confirmado, mediante una conferencia de prensa en La Moneda, que organizadores del evento han pedido suspender la fecha contemplada para el 27, 28 y 29 de marzo. 

 

blog comments powered by Disqus