La locura se hizo real. Parece que los organizadores de Coachella se aburrieron de ver año tras año a los mismos jovencitos interpretando los éxitos del inicio de verano norteamericano, y hace unas semanas comentaron la idea de realizar una versión más “tradicional” del festival que se realiza en el desierto California.

GoldenVoice, la compañía responsable de esta idea, logró agrupar a una serie de artistas que durante los sesenta se encargaron de desordenar la música y sus principales escenarios. The Rolling Stones, Paul McCartney, Bob Dylan, The Who, Roger Waters y  Neil Young parecen ser los primeros confirmados para esta vuelta festivalera que llevará por nombre Oldchella.

Los artistas han ido moviendo las redes sociales con clips que adelantan que algo pasará durante el mes de octubre, y parece ser que se refieren al inminente festival del siglo con fecha entre el 7 y el 9 de aquel mes, como se lee en Los Angeles Times.