Fotos por Carlos Cohl

Era una cita de esas especiales. El primer encuentro en persona (al menos, en lo que a nuestro suelo respecta) con una banda que, si bien en Chile sólo es conocida “de nombre” por un grupo no mayoritario, ya tiene un lugar ganado a nivel mundial, así como también una de las fanaticadas más fieles del circuito musical. Y claro, sus correligionarios nacionales no fueron menos, e hicieron sentir su presencia en el Movistar Arena.

Y es que, más allá de cuestiones de popularidad masiva, el grueso de los presentes sabía a lo que iba. Con casi dos décadas de carrera, siete discos y un generoso catálogo de registros en vivo, sobraba material para crear expectativas. Las mismas que fueron satisfechas a pleno desde el minuto mismo en que Dave Matthews y compañía salieron a escena. ‘Seek Up’ dio el punto de partida, en una hipnótica versión que se extendió a la par con la ansiedad del público que se aprontaba a ver un show de tremenda calidad.

Claro, los hits no faltaron. ‘Crush Into Me’, ‘Don’t Drink the Water’, ‘Satellite’, ‘#41’, ‘Crush’ (con Matthews en guitarra eléctrica) y una sentida dedicatoria al fallecido LeRoi Moore antes de tocar ‘Why I Am’. La categoría de los músicos es tema aparte: tremendos todos, del primero al último, aunque es imposible no detenerse en la maestría de Carter Beauford en batería. El tipo, lisa y llanamente, es un monstruo. Y el lider del conglomerado interpretativo no se quedaba atrás, tocando y cantando como si se le fuera la vida, casi sin detenerse a tomar aire o agua. Tal es la urgencia de su sonido en vivo.

‘Ants Marching’ fue el notable cierre del primer bloque de 19 temas, tras más de dos horas y media. Unos cuantos se fueron, unos muchos entendieron que no era posible que el asunto terminara allí y se movieron prestos hacia adelante. Y, era que no, tras unos minutos el hombre del nombre volvió a escena para, con guitarra electroacústica, interpretar una sentida versión de ‘Some Devil’. El principio del fin, y qué fin. ‘Time Bomb’ y -tras ser pedida a gritos por la audiencia- ‘Two Step’ dieron el cierre a casi tres horas (sin contar el intermedio) que bien califican como brillantes.

Fueron 22 canciones en total, y una satisfacción total. Sí, es cierto, para algunos faltó tal o cual. Pero lo de esa noche fue de excepción, y quien estuvo allí presente sabe que no fue un concierto cualquiera. Dave Matthews Band se ha hecho gigante a punta de canciones, pero por notables que sean, ésa es sólo parte de la receta. Este sábado 16 de Octubre, vimos en acción el segundo ingrediente clave: la pasión. Y vaya que tienen de sobra.

Setlist
1. Seek Up
2. Shake Me like a Monkey
3. Crash into Me
4. Seven
5. Don’t Drink the Water
6. You Might Die Trying
7. Proudest Monkey
8. Satellite
9. Dancing Nanies
10. Grey Street
11. #41
12. Why I Am
13. Crush
14. Lying in the Hands of God
15. Write a Song
16. Jimi Thing
17. You & Me
18. Water into Wine
19. Ants Marching

Encore
20. Some Devil
21. Time Bomb
22. Two Step