Now Reading
Rammstein – Estadio Bicentenario de La Florida (25.11.2010)

Rammstein – Estadio Bicentenario de La Florida (25.11.2010)

Como un bastión perdido de la segunda guerra mundial lucía el escenario, que estaba separado del público por una enorme bandera de Alemania, concediéndole una advertencia imponente a lo que estaba por ocurrir. Pues estábamos frente a una máquina total de destrucción, que instigaba con todo su poder a una congregación que llegó en tropel al recinto de La Florida para ver en acción a estos seis engranajes que forman Rammstein.

Nutridos por sus años de circo y por los antecedentes que acreditaban impactantes performances en vivo (que sólo podíamos ver desde lejos), los seguidores de la banda germana han crecido ostensiblemente desde que “Herzeleid” (Motor, 1995) salió a la calle, a tal punto que el Estadio Bicentenario presentaba tribunas totalmente llenas, demostrando el alto arrastre que luce el sexteto en nuestro país, al que se animaron en venir después de muchos años, incluso con una cancaleación de por medio.

Para la previa, estuvo Kanatran, cuyo acto sirvió para calmar en cierta medida las ansias de un público que sólo pedía a los germanos. Los nacionales despacharon un corto set con un sonido abrumador que fue acompañado en todo momento por el respetable, y que sirivió de buen apronte para su nuevo elepé que espera ver la luz el próximo 2011. La agitación que llevaba años palpitando en los corazones de las más de veinte mil almas se esfumó puntualmente a las 21 horas. Tras una angustiosa introducción, la maquinaria Rammstein comenzó su labor.

A pesar de que ya se conocían las características del show, esto no menguó la capacidad de asombro de los asistentes, que aumentaba según avanzaba el concierto. Un desfile de pirotecnia, humo y luces, donde el protagonista trascendental era el fuego. Ahí tuvimos a Till Linderman, Richard Kruspe y Paul Landers a punto de incendiar el escenario y nuestras cabezas en “Feuer Frei”; al mismo Linderman intentanto cocinar al tecladista Flake Lorenz dentro de un horno en “Mein Teil” y también la clásica “Du Hast”, el primer gran golpe que conoció el mundo de la banda.

Para que lo visual fuera verdaderamente efectivo, lo musical tenía que estar a la par, y en eso Rammstein ofreció un setlist demoledor, no recomendable para oídos sensibles. Los germanos intentaron recorrer sus seis muestras de estudio y, aunque claramente la balanza estuvo inclinada en sus últimas obras, también fueron dadivosos con lo más antiguo, frente a lo cual la satisfacción y entrega del público fue total y sin condiciones.

“Nunca un momento aburrido”, reza una frase inglesa, y ayer los alemanes la cumplieron de punta a cabo. Sería un despropósito tener que desglosar los momentos altos de un espectáculo que estuvo atestado de ellos. Lo mismo va si se trata de comparar con otros shows que, a primera vista, son parecidos (el nombre de KISS es el más mencionado en estos casos). El gran mérito del en vivo de Rammstein es la capacidad que ellos exhiben para llevar la perversión a niveles máximos; siendo vulgares, obscenos, chistosos y despreocupados, pero con maestría. En un 2010 atiborrado de conciertos, si desea apuntar a uno como el más espectacular, sin miedo señale el que ocurrió ayer en La Florida.

Fotografía de Javier Valenzuela para RockNvivo.

SETLIST

01. Rammlied
02. Bückstabü
03. Waidmanns Heil
04. Keine Lust
05. Weisses Fleisch
06. Feuer Frei
07. Wiener Blut
08. Oh No (Frühling in Paris)
09. Mein Teil
10. Du Riechst So Gut
11. Benzin
12. Links 2 3 4.
13. Du Hast
14. Pussy
15. Sonne
16. Haifisch.
17. Ich Will
18. Ich Tu Dir Weh
19. Te Quiero Puta!

POTQ Magazine  2005 - 2020