La nueva entrega de los británicos Kasabian definitivamente llega para alimentar aún más su precoz cantidad de fans. El tercer disco de estudio de la banda liderada por Sergio Pizzorno y Tom Meighan sorprende gracias a su solidez y su cambiante estilo. El grupo toma lo mejor del Reino Unido dando espacio para excelentes canciones Rock, sus clásicas baterías programadas, y terminar en temas sicodélicos. Todo esto logra una mezcla que personalmente encuentro novedosa. El disco vino precedido el 2007 con el lanzamiento del EP "Fast Fuse", que cuenta con dicho tema y con "Thick As Thieves". Las canciones anteriores se suman al álbum que ya se promociona mundialmente por 4 temas de excelente factura. La oscura ”Vlad The Impaler", la pegajoza "Underdog" con toda la firma Kasabian, la increíble "Fire" y "Where Did All The Love Go?" con algo a "Reason Is Treason" de su disco debut. Además de todos estos aciertos, se roba la película "Happiness" tema con que se cierra el disco y que me suena a The Verve y Primal Scream. En fin, un disco que no he parado de escuchar y que no esperaba fuera tanto. Tal cual dije anteriormente, ‘West Ryder Pauper Lunatic Asylum’ es un viaje por varios estilos que agrada muchísimo. El último trabajo de Kasabian ya se encuentra a la venta en las mejores tiendas del país.

El disco es producido por su guitarrista Sergio Pizzorno junto a Dan The Automator y fue escrito completamente por Pizzorno, un aplauso para él.