POTQ Magazine

★ Popular ahora

Conciertos, Reseñas

Liam Gallagher: el último rockstar

Publicado el 19 de Marzo de 2018 por

103 artículos
  • Comentarios

“Es un completo forro”, “¡Noel, Noel!”, “¡hijo de puta!”, fueron algunos de los cariñosos epítetos que recibió el inglés una vez finalizada su fallida participación en Lollapalooza Chile, en un show de solo veinte minutos en el que alcanzó a interpretar apenas tres canciones y dejando un tema a medio camino.

Los primeros minutos pintaban para un concierto épico. El menor de los Gallagher partía su show al ritmo de ‘Rock ‘n’ Roll Star’ y ‘Morning Glory’, con la clásica estampa que lo llevó a dominar el mundo con Oasis durante la segunda mitad de los noventas. El concierto continuaba con ‘Greedy Soul’, corte de su debut solista As You Were (2017), acto seguido sonaron los acordes de ‘Wall of Glass’, momento en que se inició la debacle.

La voz de Liam se notaba rara, pero se camuflaba entre la masa sonora de la banda. Un gesto hacia el oído del inglés, encendía la alarma de los más atentos, pero no fue hasta durante el coro cuando el cantante se alejaba del micrófono con una clara muestra de frustración. Lo intentó una vez más y apuntando hacia el retorno para que lo subieran, pero cuando llegó al coro el resultado fue el mismo, ahora abandonando el escenario sumamente molesto, dejando desconcertados a los músicos que cumplieron su labor al seguir tocando.

El ex Oasis regresaba al escenario, pero solo a dar las razones de su partida: un malestar en la garganta daba por finalizada la escueta presentación del inglés, quien se despidió entre pifias y gritos. Horas más tarde, a través de un comunicado, se supo que Gallagher arrastraba una infección en el pecho que le provocaba dificultades al respirar.

La situación ocurrida en el VTR Stage solo servirá para seguir alimentando el mito del inglés, la mala fama de conflictivo, teatrero y mañoso es sabida por todos, y a estas alturas añadir otro berrinche más a su lista resulta ser un línea en el agua. En lo más profundo del subconsciente, todos esperábamos que Gallagher hiciera gala de su chapa de rockstar arrogante, el morbo y la rabia nos llamaba a gritos, para estallar lo más cerca posible y contagiarnos de la insolencia típica de él y la respuesta fue inmediata, a punta de chuchadas y botellazos al escenario.

A pesar de todo lo irónico de la situación, lo de Liam Gallagher fue simplemente el mejor show de Lollapalooza Chile 2018, lo quieran o no.

blog comments powered by Disqus