Now Reading
Lil Nas X se corona como rey del trolleo (y del infierno) gracias ‘Montero’

Lil Nas X se corona como rey del trolleo (y del infierno) gracias ‘Montero’

Alex Miranda

El huracán Lil Nas X ataca de nuevo, y esta vez no solo con una canción infecciosa, sino que también con un video que causó polémica (varios más a continuación), unas zapatillas diabólicas (sí, tal como leíste), y hasta disculpándose por todo en formato shitpost. 


Esta semana Lil Nas X publicó una versión vocal de ‘MONTERO (Call me by your name)’ , luego de haber sorprendido antes con el lanzamiento del video oficial de esta canción que ya había estrenado hace un tiempo, pero que terminó de despegar con ese clip dirigido por Tanu Muino y el mismo Lil Nas X. Hasta ahí no debería haber problema, es más, desde ‘Old Town Road’ -su último gran éxito- el rapero lanzó ‘HOLIDAY’, una buena canción que solo por no llegar a las cuotas de viralidad de su último single, simplemente fue ignorada por la crítica internacional. ‘MONTERO’ llegó a cambiar eso.

Si pensamos que el rapero de Atlanta antes de su fama tenía una cuenta staneando a Nicki Minaj en Twitter, y ‘Old Time Road’ realmente despegó gracias a la ayuda de Tik Tok, es fácil notar que es un hijo del internet, y las reacciones que ha tenido ‘MONTERO’ vienen a reiterar ese lado del artista. 

Lo que realmente causó polémica no fue la canción en sí, sino que el video donde Lil Nas X comienza en una especie de paraíso con estética ultrapop, eventualmente se come la manzana prohibida del deseo en la forma de un beso a un hombre-serpiente. Lil Nas X cae al infierno en un palo de pole dance, le hace un lap dance al diablo y al final le rompe el cuello, robandole el trono del infierno católico en el proceso. Ahí hay un párrafo que nunca creí escribir cuando estudié periodismo.

Pero eso no es todo. Para apoyar su single el artista se unió con la el colectivo artístico MSCHF, especialista en crear objetos alocados de edición limitada, para lanzar unas “zapatillas del diablo” que están adornadas con un pentagrama satánico de cobre y que además contienen una gota de sangre humana. Querías performance, toma performance

Claramente esto originó que cierta parte de la derecha gringa enloqueciera. La imagen del diablo en CGI recibiendo ese increíble baile y posterior toma de poder del rapero fue demasiado para ellos. Ni hablar de los 666 pares de zapatillas con el pentagrama invertido que se vendieron como pan calentito a la hora de once. 

Mientras la Gobernadora de Dakota del Sur, Kristi Noem, dijo que esto era “una guerra por el alma de nuestra nación”, la reconocida comentarista conservadora Candace Owens trató de explicar que es la “supremacía blanca” no es el problema, sino que este tipo de productos son el verdadero problema. Fox News llegó a decir que era un insulto lanzar un video así justo en la semana santa, diciendo que era un intento “patético y desesperado” de llamar la atención.

Aquí es donde Nas X muestra sus capacidades de nuevo. A la primera le respondió que era gobernadora y estaba tuiteando sobre zapatillas, que mejor se preocupara de hacer bien su trabajo. Por otro lado, a la segunda le respondió algo que podría traducirse al chileno como: “Si Allamand está hablando de ti enojado, algo debes estar haciendo bien”. Y bueno, tiene razón.

Como si esto no fuera poco, Lil Nas X continuó promocionando su tema con ideas tan actuales como un video, subido a su cuenta oficial de Youtube, llamado ‘MONTERO but ur in the bathroom of hell while lil nas is giving satan a lap dance in the other room’; además de una ‘Satan’s Extended Version’ de la canción e incluso unas disculpas públicas por todas las molestias que han ocasionado sus zapatillas. Por supuesto, con alguien tan bueno para el shitpost, era de esperar que su respuesta fuera en la misma línea.

Otro ejemplo: en su cuenta oficial de Youtube apareció un video llamado “Lil Nas X – MONTERO (Call Me By Your Name) [Official Video except its not the official video at all]”. Mira si eso no es ser un maestro del clickbait, no sé qué es.

Para variar, la polémica se comió el concepto central. Según el mismo Lil Nas X (cuyo nombre real es Montero Lamar Hill), esta canción viene a reivindicar y abrir la puerta a otras personas dentro de la comunidad LGBTQ+. Una invitación abierta a simplemente “existir”, sin sentirse culpables al respecto. Tal como dice en un tuit al respecto:

“Pasé mi adolescencia entera odiándome por las mierdas que ustedes predican y decían que me iba a pasar porque soy gay. Así que espero que estén enojados, se mantengan enojados y sientan la misma rabia que ustedes nos enseñaron a tener contra nosotros”.

La comunidad conservadora no es la única que se ha visto “amenazada” por estos cuatro minutos de video, quizás es la más vocal sobre su descontento pero está lejos de ser la única.  El hecho de que un rapero abiertamente homosexual logre tal nivel de éxito y de buenas canciones es algo que (se quiera o no) intenta romper con la homofobia recalcitrante que aún mantiene el rap. 

El rechazo al mensaje de auto-aceptación que comparte Lil Nas X desde la comunidad conservadora y religiosa, puede ser aplicado al género musical en el que se desenvuelve, donde varios siguen aún en la ya añeja etapa de “no tengo problemas con los homosexuales mientras no sean escandalosos”. Ese mismo grupo de personas, ahora, se han visto obligadas a consumir, precisamente, un video que no puede ser más “escandaloso”. 

Mucha gente podrá decir que Lil Nas X solo está abrazando un personaje para vender, y la verdad no conozco al rapero como para corroborar esta aseveración, pero sí creo que es innegable que al abrazar esta mirada de su sexualidad, rompe varias otras barreras en el camino, como por ejemplo la restringida masculinidad que muchas comunidades aún le exigen a los hombres.

Si algo queda claro después de todo este ruido que se ha armado alrededor de ‘MONTERO’, es que Lil Nas X sabe cómo promocionarse usando las redes, sabe poner el dedo en la llaga de los conservadores, pero más importante, es que mientras lo hace no pierde de vista el objetivo central.

Lamentablemente su camino lleno de canciones geniales, shitpost de la mejor calidad y fachos enojados se vio truncado por la noticia de que Nike demandaría al colectivo MSCHF por el uso sin consentimiento de su conocido logo.

Este no es ni por si acaso el final de esta polémica barata entre un video lleno de CGI y los fachos gringos, pero sí es importante no dejar de lado la verdadera historia que Lil Nas X quiere contar: la de un cabro de 14 años que prometió nunca reconocer su homosexualidad públicamente, mucho menos presentar este tipo de videos. Como él mismo dijo “no quería ser ‘ese’ tipo de gay”.  Y qué bueno que ahora lo es, y es aún mejor que no se disculpe por eso. 

¿La demanda de Nike será el fin del trolleo masivo de Lil Nas X? No lo sabemos, pero no es importante (a pesar de que nos encanta). Al final lo importante es no quitar los ojos del mensaje de aceptación que entrega ‘MONTERO’: Que si el mundo te odia y te manda al infierno, siempre puedes bajar bailando pole dance de la manera más “escandalosa” posible.

POTQ Magazine  2005 - 2020