Now Reading
Metallica en Chile: Seguir para siempre

Metallica en Chile: Seguir para siempre


Por Ítalo Espinoza

En una entrevista a Joe Berlinger, el realizador del documental Some Kind of Monster (2004), relato visual que descubre y deja a Metallica en su más débil y sumiso estado, éste deja entrever la sensación que domina a sus integrantes hoy en día, en su recorrido por el mundo mostrando su última placa, Death Magnetic (2008). “Habían hecho lo que se necesita para ser una banda grande de verdad. Como los Stones o U2, esas bandas que siguen adelante. Ya pasaron su mayor crisis y luego sólo les queda seguir para siempre”.

Esta visita de Metallica, con el mayor espectáculo de metal del mundo hoy por hoy, confirma lo anterior. Están viejos, es cierto. Lars ya no toca como antes, James no canta tan afinado y se nota que fuerza su voz (por eso bajaron las afinaciones de los instrumentos) y Kirk aún trata de emular sus solos ochenteros. Sin embargo, este tour es un ajuste de cuentas. Con los fans que nos quedamos con las entradas compradas ese funesto 2003. Con la crítica, que ha alabado su disco (a pesar de estar saturado a más no poder). Pero lo relevante es que están saldando una cuenta con ellos mismos, donde reconocen que su verdadera pasión no es el hacer discos, sino el tocar en vivo.

Ya visitaron por primera vez Perú y (en tres fechas) Argentina, con la gracia de tocar en el estadio de River ante 60.000 personas y en un estadio techado en Córdoba. Casi todo lo que se vio en estas presentaciones se repetirá en Chile: fuegos artificiales, explosiones, llamaradas desde los suelos y mucho más, todo en un escenario de 21 metros de ancho y 19 de profundidad, con una pantalla gigante al centro. Este escenario es el más grande montado en el Club Hípico, más grande que el de Iron Maiden en la gira Somewhere Back in Time. Además, James tiene a su disposición de tres a cuatro micrófonos dispuestos en el escenario, con la finalidad de recorrerlo en su totalidad y poder comunicarse con el público desde todos los puntos.

El setlist es variable, pero hay ciertas joyas que son inamovibles, como ‘Master of Puppets’, ‘One’, ‘Creeping Death’, ‘Seek and Destroy’ y ‘Nothing Else Matters’, entre otros temas. Sólo seis temas de Death Magnetic son presentados, y muchos otros temas son sorpresas de último minuto, como ‘Stone Cold Crazy’, cover de Queen que fue tocado en la segunda fecha en Argentina. De esta forma, hay bastante especulación con respecto a los temas y no es simplemente un setlist calcado de otras presentaciones (¿aló, Dream Theater?).

El martes 26 tendremos la posibilidad de ver a una banda que ha alcanzado el status de leyenda. Nos esperan más de dos horas en donde, en palabras de sus integrantes, “se conjugan pasado y presente”. Será una cita con la historia. Una noche con Metallica, siempre será para la historia.

POTQ Magazine  2005 - 2020