Now Reading
SUB BANDAS DE AYER Y HOY… Un recorrido por el underground con el Hermano Buensaber #2

SUB BANDAS DE AYER Y HOY… Un recorrido por el underground con el Hermano Buensaber #2

Avatar

The Shaggs, Inmaculado Desastre.

En la historia del arte surge a veces un curioso fenómeno, aquellas obras que son tan (¡tan!) malas, que por ello agarran algo de grandeza, como si por tanto llegar a un extremo de la tabla, se pasaran al otro polo. Es lo que pasa con el Cine B (tanto con el clásico como con el contemporáneo) y donde Ed Wood resulta el mejor ejemplo para el caso; Ed Wood es pésimo, todos lo sabemos, y por eso lo amamos.

Estimado lector, si hiciéramos el siguiente juego de relaciones, Cine es a Ed Wood como Rock es a… después de la experiencia de encontrarlas mi segura respuesta sería la siguiente: The Shaggs.

Conocí a The Shaggs porque su LP, Philosophy of the World (1969, RCA), figura en el ranking de los 50 discos favoritos de Kurt Cobain, y en el puesto número 5 -situación nada menor-: está situado justo después de íconos como The Stooges y los Pixies, y puesto mucho antes de entidades fundamentales como Black Flag, Sex Pistols y Sonic Youth, así que aquella anónima banda ganó seriamente mi interés. La cosa es que bajé el disco de Internet y las encontré (porque son ellas) tan horrorosas, que las borré de mi computador de forma casi inmediata …Pero, meses después, leí una entrevista a Harmony Korine (director de Gummo) hecha por Gus Van Sant, donde salió el tema de las Shaggs, y lo que contaron sobre ellas me resultó tan conmovedor que volví a bajar el disco y lo empecé a escuchar con otros oídos.
The Shaggs 2
The Shaggs es una banda que está contenida por su leyenda, por lo que su apreciación supera lo meramente musical. Limpiándola un poco de las dudosas anécdotas que le circundan, su historia podría resumirse en lo siguiente: A Finales de los 60, en el perdido pueblo de Fremont (New Hampshire), Austin Wiggin Jr. intentó sacar adelante la siguiente idea que rondaba por su cabeza desde hace ya años: transformar a sus hijas adolecentes en rockstars, así que un día les compró los instrumentos y las metió a clases musicales. Hasta ahí iba todo bien, pero el problema fue que Austin fue algo impaciente con toda la situación, ya que al poco tiempo, y sin detenerse en mayores juicios críticos que digamos, consideró que Helen (Batería), Dot (Voz-Guitarra) y Betty (Guitarra), estaban ya lo suficientemente preparadas para grabar un LP, así que partió con ellas en auto directo hasta Massachusetts y grabaron allí, en un día, lo que sería su primer disco ante la estupefacción de la gente del estudio por lo primitivas que resultaron canciones presentadas. Después, con el material ya listo y salido de la fábrica, por alguna clase de accidente o robo o algo, se perdieron 900 copias de vinilo de las mil que habían sacado del disco. Las 100 copias sobrevivientes fueron entonces mandadas a diversas radios de la zona, aunque ninguna tomó a las Shaggs en consideración (o en serio). Dando una gota de esperanza ante el fracaso, volviendo a casa, en Fremont, la banda familiar logró conseguir trabajo tocando en un local los sábados por la noche, e integraron a otra hermana, Rachel, para que se encargara del bajo. Estas tocatas del grupo siguieron de forma regular hasta 1975, año en que murió Austin, el papá-manager (que justo estaba preparando otra sesión de estudios). Este deceso marcó la disolución de The Shaggs, que vivieron finalmente, a partir de los 80’s, un redescubrimiento hacia ellas por parte de ciertos círculos especializados.

Escuchar Philosophy of the World resulta una inquietante experiencia, a ratos no hay ninguna ilación entre la voz, las guitarras y la batería, es como si hubieran grabado las pistas por separado, en diferentes lugares, y sin tener para nada en cuenta lo que toca el resto de la banda; las guitarras están estruendosamente desafinadas, la batería circula por otra dimensión, vagamente hay estructuras, ritmos o armonías. En su totalidad el disco es un completo caos, un hermoso caos eso si, como un huracán.

Inconscientemente, la familia Wiggin había formado una banda punk rock por antonomasia.

La profunda esencia de The Shaggs la podemos dilucidar a partir de sus letras, éstas giran en temas muy cotidianos, dedicadas a sus papás, a la vida familiar, a la felicidad que les provoca el día de Halloween, a su amada mascota Foot Foot… The Shaggs expele la inocencia en su estado más puro y sin ningún grado de pretensiones, y esto, la transforma en una banda absolutamente única; nunca quisieron ser vanguardistas ni rupturistas, simplemente eran lo que hacían, y ahí radica su inmenso valor, en una música escandalosamente honesta y vivencial.
The Shaggs 3
“The Shaggs son lo mas grande despues de los Beatles, aún hoy” Frank Zappa

“Si podemos juzgar a la música basándonos en su honestidad, originalidad e impacto, Philosophy of the World, de The Shaggs, es el disco más grandioso jamás grabado en la historia del universo”. Bruce D. Rhodewalt de Los Angeles Weekly:

Eso es todo por hoy
Salud y Gloria!
Su amigo
Hermano Buensaber.

Links de interés

Entrevista a las Shaggs: http://www.sludgecore.com/whitetrashqueen/Entrevistas/shaggs.htm

Página de Fans: www.shaggs.com

Página Oficial: www.theshaggsonline.com
Myspace: www.myspace.com/itstheshaggs

POTQ Magazine  2005 - 2020