POTQ Magazine

★ Popular ahora

Artículos, Cine

Unas recomendaciones de cine clásico

Felipe Arriagada Publicado el 2 de Enero de 2008 por

1907 artículos
no tengo imagen
  • Comentarios

“HORAS DE ANGUSTIA” WILLIAM WYLER

The Desperate Hours

Saqué “The Desperate Hours” del Blockbuster porque parecía ser cine negro y salía Humphrey Bogart verdoso, viejo y revólver en mano en la carátula. Está dirigida por el mismo sujeto que dirigió “Detective Story” (la favorita de John Kricfalusi) y “Ben-Hur” (no la he visto, pero es famosa) y fuera de eso, se trata de la penúltima película en la que actuó Bogart antes de morir. Datos desconcertantes, porque no es “el magnífico” filme.

El guión no se palpa como un gran trabajo, las actuaciones no pasan del estándar y la fotografía no se arriesga -como en otras del género-. Eso sí, la estructura se sostiene y el producto resulta entretenido: no me aburrí nunca. El filme genera suspenso y tiene sus buenos momentos.

En “The Desperate Hours” atropellan a alguien, que sale con dos o tres disparos en el cuerpo a la calle, para caer al pavimento y cruzar a rastras. El actor atravieza el plano de lado a lado, arrastrándose con los codos, sobre un fondo falso, reemplazado por el de un camión que avanza hacia la cámara y pasa sobre ella. El tipo incluso se retuerce cuando los neumáticos del camión aplastan su torso.

“VIVIR SU VIDA” JEAN LUC GODARD

VIVIR SU VIDA

Godard reparte doce láminas sobre un fondo negro. Se rasca una oreja. Nos presenta, a través de las láminas, el descenso de su adorable Anna Karina al mundo de la prostitución. Es un cuento ilustrado. Un cuento fabricado para hacer experimentos fílmicos. Es un juego, una películita lúdica, veloz, audaz, entretenida. Un insectario de leyes cinematográficas siendo torcidas, para mostrarnos nuevamente de lo que una cámara rebelde es capaz.

“THE YOUNG ONE” LUIS BUÑUEL

THE YOUNG ONE

Nada de bizarradas ni humor surreal en esta bien balanceada película donde el maestro Buñuel se convierte en un artesano. Como un camaleón, demuestra que puede construir una buena película al estilo del antiguo Hollywood, manteniendo su siempre intachable austeridad. La premisa es sencilla: No más de cinco personajes, en una isla, pocas locaciones. El tema es el conflicto, las tensiones psicológicas y los carácteres bien armados de los individuos. Entretenidísima, sencilla, con un airecillo a Gótico-Americano. Un gusto.

“DIARIO DE UNA CAMARERA” LUIS BUÑUEL
DIARIO DE UNA CAMARERAImágenes atractivas que me gustaron: Una liebre-Un jabalí corriendo por el bosque-el cadáver de una niñita cubierto por un par de caracoles. La secuencia de apertura desde la ventana en el tren, y el agradable montaje con Joseph y la Moreau sobre la carreta.

Más en onda Luis Buñuel y algo más extraña que The Young One, con todas las ambiguedades, sutilezas, incomodidades e ironías que con eso quiero adjudicarle. Los personajes son un zoológico de rarezas. Desde la erótica empleada protagonista (Jeanne Moreau, Jeanne Moreau, Jeanne Moreau) hasta el anciano fetichista de los zapatos, pasando por unos cuantos personajes más levemente bizarros. Es un ambiente misterioso, perfecto para una casona en la campiña francesa. Como en ciertas películas de Buñuel (algo parecido pasa en Belle de Jour) pareciera permanentemente el Diario de una Camarera estar al borde de caer en el surrealismo más absurdo, de romper con la realidad, pero prefiere nunca hacerlo, manteniéndose siempre en un sutil límite. Como siempre en Buñuel: una película limpia, bien recortada, austera y misteriosa.

“HIGH SOCIETY” CHARLES WALTERS
HIGH SOCIETY Una technicolor ebria, cómica y musical al ritmo del swing y el jazz de Crosby, Sinatra y Louis Armstrong and his band. La Grace Kelly es una diosa como para darse martillazos en la cabeza, y verla alcoholizada, erótica y fuera de control es un placer en este filme que en verdad no es más que una buena y exquisita “parranda de smokin'” estilo años cuarenta (y a la vez un placer musical). La apertura de Louis Armstrong y su banda tocando en el bus con un artificalísimo croma detrás de las ventanillas es un verdadero gusto al oído y a la vista, al igual que toda la película que se desplaza elegante reventada en colores que parecen sacados de pin-ups y cuadros de Hopper. Armstrong divierte muchísimo desatado como el monstruo ronco de una sonrisa tremenda, blanca, y exagerada que es, y es un lujo verlo retorciéndose y riéndose durante sus cantos. “Well, did you evah?” a dúo por Bing Crosby y Sinatra en el mini-bar-biblioteca es y siempre ha sido una secuencia digna del más fanático y etílico culto, y podría decir más cosas, pero creo que es mejor dedicarle inmediatamente un brindis a “High Society” y al tremendo compositor que fue Cole Porter.

“PICKPOCKET” ROBERT BRESSON
PICKPOCKET No la pude ver sin pensar EN TODO MOMENTO en Taxi Driver, la similitud entre ambas narraciones es tremenda y todo lo escuchado de que Scorsese había sacado elementos de esta película es claramente cierto. Además, los dos marginados personajes tienen sus puntos de encuentro: dos, tres o más formas de entrelazarse a través de su soledad. Una película breve, sencilla, silenciosa y con propuestas aún interesantes. Es peligrosamente educativo aprender esas cositas de las ciencias del carterista, y ganas no me faltan por practicar los trucos y técnicas prácticamente de prestidigitador que el protagonista entrenaba continuamente.

Por Cumplido

blog comments powered by Disqus