POTQ Magazine

★ Popular ahora

Entrevistas

De eso se trataba el indie ¿no?: Las Naves comienza su trayecto más luminoso

Bárbara Carvacho Publicado el 13 de Septiembre de 2018 por

1004 artículos
  • Comentarios

Los ex Termita, Arturo Figueroa y Roberto Rojas, presentan seis canciones que los llevaron a pensar fuera de la caja pero sin perder la esencia clásica de lo que entendemos por ellas. Un foco de esperanza para mirar fijamente cuando ya te aburriste de vivir en gris.

Esta noche, el dúo local Las Naves, está lanzando su nuevo disco del que ya conocíamos adelantos como ‘Estamos Unidos’, ‘El Balance Perfecto’ y ‘A Tiempo’. Hoy es hora de conocer íntegramente un trabajo que, en propias palabras de Arturo Figueroa y Roberto Rojas, es uno mucho más accesible.

Partículas Elementales fue grabado con todo el calor del verano, concluyendo el viaje durante el frío junio con la ayuda de Germán Muñoz de Estudios Amaranta, proceso en el que la agrupación se comprometió en la producción para retratar estos brillantes pasajes; el lado más luminoso de este barco a la fecha. Dicen que quieren apelar a la conciencia humana porque todos, inevitablemente, nos aburrimos de vivir en gris.

En esa clave es que los sintetizadores, las programaciones y las guitarras cobran otro sentido en este trip de pop, psicodelia, folk, y el nunca olvidado rock, que desde el 2012 acompaña la experimentación de Figueroa y Rojas en sus cinco consecutivos pasos: Una Tormenta se Acerca del 2012, Nazca, Plural, Efectos/Estridencias, Canciones Perdidas, y Máquinas, del año pasado.

Pero ¿qué traman con Partículas Elementales? “El lado luminoso de la existencia, que a veces se nos olvida que existe. Es una especie de llamado de alerta, esto de invitar a buscar el modo de encontrarnos, de soportarnos, de convivir. A veces, uno se aburre de los periodos negros y siente que llegó el momento de levantarse, de conectarse con los otros. Y no por WhatsApp precisamente”, dice Arturo.

Son prolíficos, detestan las rutinas pero la música no es aquello. “Es lo que nos saca de ella, es nuestro espacio de resistencia ante esa vida estándar que se supone que la gente tiene que vivir. me da orgullo tener la edad que tenemos y ser capaces de seguir activos en una escena en la que con cierta frecuencia se ve la muerte de tanto proyecto”, aseguran exclamando ¡Live Forever!

No cesar en la búsqueda no sólo los mantiene activos, también jóvenes musicales y despiertos. “Grabar, componer, intentar, probar sonidos, eso nos da aire para mantenernos activos. Nos gusta vivir esto, ser parte de esto, y por lo mismo nos sentimos orgullosos de cada disco que hemos hecho”, cuenta Roberto.

No es menor, porque ambos músicos conforman este reciente proyecto pero llevan varios años en la música. Son gente experimentada que “de algún modo, mantenemos un aura de emergentes o debutantes. Resetearse y empezar de nuevo es una práctica muy positiva para mantener frescos los proyectos creativos”, y eso se respira en cada una de seis pistas del estreno. Arturo es claro: “me gusta conservar ese brillo inicial, con un rasgo amateur incluso. De eso se trataba el indie ¿no?”.

Indie de Termita que evoluciona a Las Naves. Piensan en Alas, del 2002, en tocar con Javiera Mena -en el caso de Arturo-, en Solar. La base de todos los tracks que no temen en catalogar de increíbles, riesgosos y sensibles. “Me gustaría que estas canciones pudieran acercarse a todo el mundo, o a todo el que potencialmente podría disfrutarlas y apreciarlas”, comenta Arturo asegurando que eso no es sinónimo de hacer cualquier parafernalia extramusical para que eso pase. De eso se trataba el indie ¿no? Y por lo mismo, por las canciones y con las canciones, lo que sea, hasta el alma. Pero sólo por y para ellas.

Amantes del formato canción sin privarse de ampliarlo. “Creo que estamos en la vereda de los que quieren sacar el molde estandarizado en el que cada cierto cae una canción, atado a la moda de turno. Para eso nos gusta encontrar nuevos acordes, otras maneras de encarar los arreglos musicales”. Un ritual de hilar, desmembrar y volver a coser, donde cada nueva ventana abierta “es magia”.

La séptima escalera, una que se construyeron tras cesar el proyecto que los unió. Sin vivir de la nostalgia, pero cuidando su historia, Las Naves se prepara para seguir grabando en el formato que se dé, siempre evolucionando, variando, mutando. Y como buena nave, contra viento y marea planean seguir en lo suyo, con dos o cien o diez mil seguidores; ese no está siendo el tema hoy, aunque coincidentemente nos presentan un álbum que varios oídos nuevos y curiosos van a disfrutar.

¿Algún destacado en este viaje? Para Arturo es ‘Estamos Unidos’, sin duda el tema más oreja, bien clásico sin caer en lo obvio. “Juega con la alusión a los Estados Unidos, y al mismo tiempo es como una lectura 2018 del ‘Todos Juntos’ de Los Jaivas’. La melodía es simple y accesible y creo que resume bien el concepto global de nuestro nuevo disco”. Las partículas elementales de Las Naves en todo su esplendor; el balance perfecto de una acción en cadena. Justo a tiempo.

blog comments powered by Disqus