Now Reading
Limewire, Berlín y Coronavirus: Una entrevista con Parcels

Limewire, Berlín y Coronavirus: Una entrevista con Parcels

Alex Miranda

Que son la respuesta australiana a Daft Punk, que es la salvación del funk actual, y que rescatan los sonidos de antaño. Esa es la idea con la que uno se va cuando googlea el nombre de la banda australiana Parcels, y si bien es debatible que tanto de esas afirmaciones son ciertas o no, la verdad es que son filtros y etiquetas que los periodistas y otros dinosaurios de la música necesitan para catalogarlos.

Lo que realmente pasa, es que los chicos de Parcels son demasiado jóvenes y despreocupados como para quedar atrapados en esas categorías, y lo demuestran con una actitud más relajada y alejada de los egos a los que las bandas nos tienen acostumbrados.

“Creo que todos tenemos 23 años, excepto por Jules que debe tener 25 o 26… La verdad no recuerdo bien”, dice Louie Swain, el tecladista de la banda que está a otro lado de la llamada por Zoom, en Berlín. Ahí, según cuenta, las cosas se están normalizando poco a poco, y las cuarentenas están cediendo, pero por lo que dice, Parcels no está apurado en volver a los shows en vivo. “Habíamos decidido hacer muchos menos shows este año desde antes de la pandemia. Así que básicamente este fue casi siempre el plan”.

La entrevista se supone que se centre en la difusión de su disco nuevo: Live Vol. 1, una sesión de estudio grabada en directo y que lanzaron hace algunas semanas, pero Louie es livianito de sangre, por lo que se dedica a hablar más de los temas que llaman su atención antes que ensalzar los puntos fuertes de un álbum en vivo que llega justo en tiempos de cuarentena.

Louie Swain en la grabación de Live Vol. 1

Al final, deja claro que si bien les gusta jugar con el término “boyband”, lo que los diferencia es la honestidad al momento de tocar y crear. No temen hablar de sus influencias, de sus planes y de cómo siempre termina saliendo el nombre de Daft Punk en sus entrevistas, a pesar de que no hablan con los franceses hace más de tres años.

Sobre su juventud, Spotify y su relación con la música

Nos han llamado boyband muchas veces, no nos consideramos parte de ese mundo, aunque a veces nos gusta jugar un poco con eso. Creo que el concepto de ser una boyband viene con esta idea de que eres parte de una gran banda de pop completamente manufacturada por la compañía discográfica. No somos eso, pero por ejemplo, nos gusta mucho la estética de las boybands de los noventas.

No alcanzamos tanto a compartir o grabar CD’s. Creo que llegamos a la última oleada de eso, que era hacer mixtapes y entre amigos nos lo íbamos prestando. Pero no fue por mucho tiempo, rápidamente llegó Limewire y súbitamente podías tener cualquier canción que quisieras, aunque fuera en una calidad de mierda.

[Spotify] Es realmente la nueva fase a la que se está moviendo la música. Mucha gente tiene animosidad contra los servicios de streaming cuando salieron, pero para nosotros que crecimos con Limewire, hace sentido. Definitivamente es la forma más conveniente de escuchar música y es como todos estamos pensando la música actualmente. Además, se ven como una buena compañía, no se sienten como si fueran los malos de la película… Aún.

Durante esta cuarentena me volví obsesivo con coleccionar vinilos. Tengo varios juegos de tocadiscos también. Me metí tanto en esto que terminé gastando varios miles de euros [no dice la cantidad] buscando y comprando diferentes vinilos. Fue como una reacción a la cuarentena.

Acerca de su Live Vol. 1 y la cuarentena

Siempre tuvimos la idea de hacer esta grabación en vivo en el estudio, incluso desde antes de grabar nuestro primer disco. Estuvimos muy inspirados por el en vivo de Radiohead At the Basement, que básicamente son ellos en un estudio grabándose tocar todo el In Rainbows en vivo. Y para nosotros, que ya amábamos ese disco desde antes, verlos actuar y tocarlo con una calidad tan alta fue una gran experiencia.

Creo que lanzar este Live Vol.1 es como una manera de terminar una etapa de la banda, donde tocábamos muchísimo en vivo. Hemos girado por el mundo tres veces ya en los últimos años. Es una especie de cierre. No nos preocupa tanto porque habíamos decidido hacer muchos menos shows este año desde antes de la pandemia. Así que básicamente este fue casi siempre el plan.

Estaba todo grabado y listo para ser lanzado desde antes que el virus comenzara a propagarse y que termináramos todos encuarentenados. Que fuera un disco en vivo que salió en tiempo donde no se puede ver música en vivo es definitivamente un accidente, pero uno bueno.

Con respecto al Coronavirus… Son emociones mixtas, toda nuestra vida como la conocemos está cayendo, eso es algo aterrador para nosotros, pero para la banda funciona bien, nos da una excusa para escribir nuestro siguiente álbum.

Mudarse de Australia a Berlín

El primer show que tocamos en Berlín después de mudarnos podría ser considerado extraño. Estábamos detrás de una ventana de un café, nadie sabía quiénes éramos y todo esto pasó en durante un gran festival callejero, así que había tanto ruido afuera que no podías escucharnos. Estaba nuestro nuevo manager y nuestro nuevo agente de booking, que no nos habían escuchado en vivo antes, así que había que impresionarlos, cosa difícil con todo el ruido que había.

Fue muy raro. Además, probablemente fue algo así como el tercer show que dábamos con Parcels en nuestra historia. Tocamos dos shows en Byron, nuestra ciudad natal, antes de venir a Berlín.

Toda nuestra vida estuvimos tocado conciertos en nuestra área, pero con diferentes bandas y diferentes músicos. Con Parcels sabíamos que queríamos llegar a Europa rápido.

El cambio entre Australia y Alemania es realmente grande. Es la primera vez que vivimos lejos de casa, eso siempre es un cambio gigante para cualquier persona. Y hacerlo al otro lado del mundo, en un país que habla otro idioma fue también bastante fuerte.

La influencia Europea en su música

El sonido de la banda era… No lo sé. Todo en nuestras vidas cambió tanto después de mudarnos, que el sonido de la banda debe ser una de las pocas cosas que se mantuvo constante, por al menos uno o dos años. Eso sí, en el camino también tomamos muchas influencias, solo estar en Berlín ya te hace escuchar otro tipo de música.

Siempre nos relacionan con Daft Punk y la música francesa, que es una gran inspiración para nosotros. Después de grabar el single ‘Overnight’ (2017) con ellos, no hemos vuelto a hablar, pero la gente se quedó con esa idea.

Creo que si hubiéramos esperado unos dos meses más antes de mudarnos a Berlín, el país elegido habría sido Francia. Pero creo que Berlín fue una elección más tomada a la ligera, más honesta. Piensa que también estamos inspirados por la música estadounidense, pero nunca fue nuestro deseo ir allá, así que creo que no eran cosas proporcionales o que iban de la mano.

Sobre la estética de la banda

Es interesante, pienso que cuando comienzas a pasar mucho tiempo con tus amigos o amigas comienzas a adoptar ciertos patrones de conducta, como lo que usas o lo que escuchas. Creo que con Parcels es más o menos lo mismo. Con la estética puedes ponerte una prenda de ropa diferente, o un color diferente para mostrar algo de tu personalidad, la estética cambia muchas cosas, pero lo último que cambia es nuestro sonido. El sonido viene de nosotros expresándose ¿La estética lo cambia? Sí, un poco, pero siempre sonará como nosotros.

La estética se siente como algo con lo que puedes ser más fluido que en otras decisiones de banda en la que tienes que ser más duro, al menos eso pensamos. Igual, no tengo idea de dónde viene nuestra estética, me gusta pensar que es simplemente lo que usamos día a día… Supongo.

POTQ Magazine  2005 - 2020