El genio Daniel Johnston nos promete que el verdadero amor lo encontraremos al final.