Death Cab For Cutie anuncia nuevo disco para el otoño del 2011. Ben Gibbard, líder del grupo, adelantó detalles del álbum a la revista Spin y aseguró que será muy diferente a lo que venían mostrando. En vez de componer con guitarras, en esta ocasión los norteamericanos optaron por los teclados vintage, citando a Brian Eno como una de sus máximas influencias. Además, el frontman comentó que las letras de la venidera placa no serán tan oscuras, contrario a las que escribió para el exitoso “Narrow Stairs”.

Pero ahora la autoría será compartida. Como nunca antes, la banda trabajó con demos del guitarrista Chris Walla, quien asumió la responsabilidad total en algunos temas del futuro largaduración. Otro cambio importante ha sido la metodología adoptada para grabar. El cuarteto eligió la itinerancia entre Los Angeles, Vancouver, British Columbia, San Francisco y Seattle, pasando un par de semanas en cada locación y dándose lapsos intermedios para compartir con sus familias.