Era sábado por la mañana y llegamos a Concha y Toro. Nunca imaginamos que justo en ese momento habría una convención de fotógrafos, que quizás es algo que hacen siempre pero nosotros no sabíamos. Estaba lleno, había modelos con un montón de cámaras alrededor. Cuando pensamos que ya nada podía ser peor, aparece UN DRON (imagen mental: Enrique Iglesias cortándose dos dedos con un dron en un concierto porque lo quiso agarrar con la mano).

Nos tuvimos que cambiar de lugar muchas veces y por fin encontramos una calle piola, bonita y sin gente. Pero evidentemente algo tenía que salir mal así que lo que ocurrió fue que pasaban muchos autos. Mientras grababamos el cover de Medio Hermano, teníamos cuatro autos parados para que el Diego cantara tranquilo. Eran la Javi y la Coni haciendo parar el tráfico y el Diego cantando nervioso y preocupado. Pero salió bien. Gracias Diego por la paciencia y la buena onda. Y por habernos regalado una canción nueva (‘Mierda’).

Terminamos de grabar y nos quedamos comiendo el catering rico de Tea Rex en la Plaza Libertad de Prensa porque periodismo.