POTQ Magazine

★ Popular ahora

Conciertos, Noticias, Reseñas

El Rito: el puente perfecto

Bárbara Carvacho Publicado el 11 de Julio de 2016 por

1239 artículos
  • Comentarios

“Soy Andrés Nusser y quiero invitarlos a escuchar el primer capítulo de Tierra Parlante, donde hablaré sobre mi música con Astro y la escena actual”, se escucha en el video promocional del 2014 del programa de la Red Bull Music Academy, conducido por Nico Castro que durante este fin de semana celebró sus dos años. Justamente, con Nusser como principal protagonista, que en esta pasada, hacía la invitación a escuchar sus canciones de Astro, pero por última vez, y en una movida musical que mutó desde los ciervos hasta las casas pareadas.

Durante 110 programas, el espacio albergado en la radio Rock&Pop se la ha jugado por mostrar la parte más independiente de nuestro circuito musical, y para hacer un resumen de lo cosechado, descubierto y aprendido en estos dos años, La Cúpula se vistió de fiesta para recibir a El Rito: más de quince artistas nacionales reunidos para darnos una radiografía de lo que está pasando en algunas ramas de este arte, tal como han intentado hacer desde el nacimiento del proyecto.

La parrilla cumplió con hacer un paseo por las diversas opciones que existen, oportunidad que muchos asistentes aprovecharon para sorprenderse. “Bacán cuando llegai a un concierto y el telonero es tan bueno como el artista que viniste a ver”, comenta un jóven cuando El Cómodo Silencio de los que Hablan Poco termina su pasada por el escenario ubicado en una de las esquinas del parque. Luego de ser parte de la breve presentación de la banda de Vladimir Mella, el joven descubre que el eventual vacío que pueda dejar el adiós de Astro, está esperando ansioso un nuevo sonido para ser llenado. Y hay oferta.

La apuesta actual tiene de todo, y dentro de ese todo está la sorpresa que significó para los curiosos y puntuales asistentes que tuvieron el privilegio de conocer a este grupo de recién-iniciados músicos, que de fortaleza sonora demostraron saber bastante. De conciertos cortos y contundentes saben harto: El Cómodo ha iniciado su carrera con tocatas esporádicas pero sólidas, fórmula que fidelizó a más de alguno que no necesita más que ‘Tiempos Bajo el Sol’ en Soundcloud para sentirse irresistiblemente atraídos por esta especie de spin off de Patio Solar.

Mientras Yanei y compañía se lucían sobre La Cúpula, pocas veces nos acordamos que estábamos en algo así como una despedida. ECSDLQHP no deja más ganas que dar bienvenidas, de pedirles -por favor-, que se queden más de los siete años que tuvimos a Astro revoloteando alrededor. Y la verdad, es que es un sentimiento que se replicó en bastantes ocasiones durante la noche.

Tierra Parlante sacó su cometido del estudio de radio y lo llevó a la realidad más tangible, a la experiencia del vivo. La escena está viva y mutando, y no tenemos tiempo para quedarnos pegados en proyectos estancados o agostados. Lección de aquello fue Dënver, que en lugar de saturar un grandioso Música, Gramática, Gimnasia, se vistieron de brillantes y le dieron una oportunidad a explorar otros estilos.

elrito-17

Si más de algún fanático de antaño quedó horrorizado por el giro que tomó el dúo cuando presentaron ‘Los Vampiros’ como el primer adelanto de su nuevo trabajo, el darse un paseo por la presentación es todo lo necesario para entender que los de San Felipe lo están haciendo en serio, con ganas y mucho profesionalismo. Acoplados como pocos, disfrutando como hace rato no se les veía, Dënver repletó de Sangre Cita la fiesta que recién comenzaba. Sorpresa tras sorpresa para los que sólo iban a decir adiós.

Algo similar pasa con Colectivo Etéreo, una banda que ya lleva más de una década en la espalda, pero que con cada presentación se hacen sentir frescos. Una pena que la triste contingencia de hace algunos años siga tan palpable por estos días, pero una satisfacción el ver cómo este -ahora- trío se las arregla para traspasar sus realidades a través del rap, como en sus mejores tiempos.

Los músicos tienen sus años, asumieron abiertamente el frío en el escenario externo de La Cúpula, pero ni los pocos grados ni el excesivo precio de las barras fueron impedimento para que Dadalú y sus amigos armaran el goce que calentó a más no poder lo que se venía con expositores de la talla de Fantasna e Imaabs, este último, siendo lo mejor de la presentación de Kali Mutsa en el escenario hermano.

elrito-26

El Rito era la segunda pasada de los Niños del Cerro por el escenario del Parque O’Higgins. La primera, en un lleno total como teloneros de José González. La de este pasado sábado fue lo más similar a llevar Rojas Magallanes a esta tarima monstruosa para quienes suelen tocar en bares junto a los de siempre.

En un repaso rápido por sus ya gritados tracks, los oriundos de La Florida dejaron en claro por qué son la revelación por estos días, y volaron todas las dudas que los desconocedores pudiesen tener, que con cara de sorpresa disfrutaron no sólo de la calidad que ha pulido la agrupación, sino también de la entrega de sus fanáticos y cercanos. Los mismos que se tomaron de las manos y cambiaron el mosh por una ronda gigante que llenó de comunión la noche. Una foto perfecta a lo que está pasando en este lado del mundo hace unos buenos meses, que por fin está llegando a otros segmentos.

Quienes iban dispuestos a cantarle a las montañas sureñas que anhela Nusser, terminaron disfrutando de un paseo por los suburbios de Santiago, escuchando sobre palmeras de mentira, paraderos de micros, y juegos piratas de play.

En Chile faltaba gente que cantara sólo por cantar”, comentó Nusser en una pasada entrevista con La Tercera. Luego cientos de gargantas coreando los pasajes de Gonzalo García quedo con la duda. Si hay algo que tiene para entregar Planeta No es la consistencia que existe en las historias que presentan, disfrazadas de canciones pegajosas y bien apegadas al pop.

¿Realmente Chile necesita a gente que cante sólo por cantar cuando tenemos a un artista en sostenes y labial tratando de hacer algo más que pegar frases simples y divertidas? Lección de contenido por parte de los responsables de Odio, que con la experiencia masiva que les dio su paso por España, entienden que tomar un micrófono conlleva la responsabilidad de atacar a los atacantes, de visibilizar a los invisibles y de no ser un ciego frente a luchas que están más allá de la televisión.

elrito-37

El pop sí puede tener potencia lírica y tiene todo el derecho de ponerse los sostentes para hacer de la revolución un baile. Queda demostrado al cien por el gran frontman que es García, quien deja La Cúpula preparando los ánimos para Astro, “la gran banda que viene a dar su último adiós”, como remata el cantante al dejar el escenario.

Dos de la madrugada y cincuenta minutos, el frío le daba la bienvenida entre aplausos y gritos a los grandes invitados de estos dos años de Tierra Parlante. Nusser, que por el 2014 nos invitaba a conocer de esta aventura radial, entra con su abultado cabello listo para explotar el lugar con los primeros acordes de ‘Maestro Distorsión’. El principio de fin, disfrutado con estómago por los más fanáticos, soportado por aquellos que peleaban con la hora y la falta de abrigo.

Astro, con la evolución vocal y musical que le dejaron sus casi diez años de carrera, tiró su bomba de zoo-hits para dar las últimas gracias a los asistentes, con la energía de siempre, los sintetizadores de siempre, y las ganas de pasar el buen rato de siempre. Ese es el principal cometido de la ahora ex agrupación. Pasarlo bien, pasar el rato. Logrado por los más valientes, abandonados por los más sobrios y/o abuelitos.

elrito-43

El recambio es una realidad. Yo lo agradezco. Agradezco a bandas más jóvenes por ser parte del “mucho contenido que hay en la música”, al que alguna vez Nusser se refirió y agradezco los bríos de Dënver, AyeAye, y Colectivo por atreverse a empaparse de novedad, porque no lo puedo imaginar de otra forma.

Tal vez ya no tendremos la bailable ‘Colombo’, pero nos quedan todas las primaveras de El Cómodo, las rondas con los responsables del Nonato Coo, y la música abuelita de los Etéreo. El Rito fue el puente perfecto para demostrar que cuando algo se va, siempre puede venir algo mejor.

*Revisa las postales de El Rito, por Nicole Ibarra acá.

blog comments powered by Disqus