Now Reading
Un poema de amor llamado Christine McVie

Un poema de amor llamado Christine McVie

El día de ayer la familia de Christine McVie confirmó que la artista falleció pacíficamente a los 79 años después de una breve enfermedad. Exitosa tanto en su carrera de solista como en su participación de la legendaria agrupación Fleetwood Mac, la tecladista y compositora británica se marchó casi sin avisar, como lo habría hecho en su momento de la banda que la hizo conocida en todo el mundo. Su paso por la tierra, sin embargo, tuvo poco de silencioso.

Hay muchos momentos apilados en la bitácora de anécdotas que podrían asociarse a su figura. Quisiéramos recordarla como la persona que durante ese febril caos que fue Rumours mantuvo el romance intacto, escribiendo la coqueta ‘You make loving fun’ o la optimista ‘Don’t stop’. Que se levantó en plena noche con una idea en la cabeza y que tardó media hora en convertirla en ‘Songbird’, balada tan inmortal como lo es su espíritu. 

No lo hizo sola, porque después de todo una banda es un esfuerzo colectivo -o casi siempre lo es-, pero sí quisiéramos recordarle por algo, por una ínfima cosa, tendría que ser por convertir a una banda entonces casada con un género como el blues, en esta bomba pop rock que terminó siendo el Fleetwood Mac que llegó a nuestros oídos y conquistó nuestro corazones. 

Y si de anécdotas hablamos, por qué no recordarla como la amiga que persiguió enfurecida a Lindsey Buckingham después de un show para abofetearlo después de que este se burlara de Stevie Nicks, su ex pareja, en el escenario, tratara de hacerla tropezar y hasta intentara patearla. McVie no solo estaba molesta por la forma en que Buckingham trataba a Nicks (dentro y fuera del escenario), sino también porque le había faltado el respeto a su audiencia. 

“Simplemente no pensé que era la forma de tratar a una audiencia que paga”, dijo en su momento a la revista Rolling Stone, “Además de burlarse de Stevie de esa manera. Realmente poco profesional, exagerado.”

La misma Nicks sería quien este miércoles daría las palabras precisas en el nombre de su amiga y colega:

Algunas horas atrás me avisaron que mi mejor amiga en el mundo desde el primer día de 1975, había fallecido. Ni siquiera sabía que estaba enferma… hasta la noche del sábado.

Quería estar en Londres, quería ir a Londres, pero nos dijeron que esperáramos. Así que, desde el sábado, una canción ha estado dando vueltas en mi cabeza, una y otra vez. Me imaginé que podría cantársela a ella en algún momento, así que estoy cantándosela ahora.

Siempre supe que necesitaría estas palabras algún día:

(Escrita por las señoritas Haim)
Es todo lo que puedo hacer ahora:


Tuve una mejor amiga
Pero ella ha fallecido
Una amiga que me gustaría ver ahora

Tú siempre me recuerdas

Que las memorias quedarán

Estos brazos se extienden
Tú estuviste ahí para protegerme como un escudo

Pelo largo al viento corriendo conmigo en los campos

En todos lados, tú has estado conmigo todo el tiempo.

¿Por qué yo?

¿Cómo consigo este hallelujah?

¿Por qué yo?

¿Cómo consigo este hallelujah?

¿Por qué yo?

¿Cómo consigo este hallelujah?

“Nos vemos en el más allá”

– My love, no me olvides-

Siempre, Stevie

POTQ Magazine  2005 - 2020