POTQ Magazine

★ Popular ahora

Reseñas

Shut Up And Play The Piano: el mundo de Chilly Gonzales

Manuel Silva Publicado el 20 de Abril de 2018 por

887 artículos
Shut Up And Play The Piano: el mundo de Chilly Gonzales
  • Comentarios

El documental Shut Up And Play The Piano nos muestra al hombre detrás de Chilly Gonzales, quien resulta ser él mismo, disfrazado de Jason Charles Beck.

Han pasado varias horas desde que inició la 14º edición del festival In-Edit 2018 en Santiago, y la verdad es que aún trato de digerir lo que ocurrió en su inauguración. Después de las presentaciones respectivas por parte de Marisol García, fue ella misma quien nos advirtió que lo que estábamos por ver era un relato entretenido, y que muy probablemente nos iba a sacar de nuestra zona de confort, ya que todo venía desde la cabeza de Chilly Gonzales, un ser que se denominaba a sí mismo como megalomaníaco. Ante tamaña introducción, era fácil imaginar qué era lo que se nos venía por delante. O quizás no.

Es necesario separar en dos el análisis -necesariamente somero- de Shut Up And Play The Piano. Respecto a su forma, a ratos cuesta darnos cuenta de la veracidad del relato audiovisual que vemos en pantalla, ya que todo está tratado, montado y construido para que no sea “en serio”. ¿Es esto un tema importante para comprender la historia real de Jason Charles Beck? Al contrario: es parte de ella. Desde un inicio queda claro que la intención del director Philipp Jedicke es mostrar al personaje por sobre la persona, lo cual se evidencia al darnos cuenta de que, salvo por algunos datos más bien técnicos sobre el origen de Beck, jamás sabemos cuáles fueron los motivos que lo llevaron a ser la figura contracultural en la que se transformó con el paso de los años.

Esto último nos lleva al fondo de la cinta, el cual resulta no ser otro más que ensalzar a Chilly por sobre Jason, dejándonos claro en todo momento que el tipo es un genio y que él mismo se ve como tal. A pesar de esto, queda muy clara la línea histórica de la carrera de Gonzales, y lo vemos todo a través del abundante material fílmico de archivo que vemos de todas sus etapas artísticas, incluyendo los años en Berlín, en donde lo observamos realizar las performances más extrañas, pero también las más viscerales del músico canadiense, todo para llegar a una enorme metamorfosis personal al momento de crear el álbum Solo Piano de 2004.

Shut Up And Play The Piano cuenta con la participación de Daft Punk, Peaches, Tiga, Feist y Jarvis Cocker, quienes aportan con entrevistas y diversas declaraciones sobre la historia del músico -y con muchísimo humor-, enriqueciendo enormemente al documental en estos términos. Curiosamente, según palabras del mismo Jason, este es el tercer intento que realiza para crear un buen documental sobre su vida y obra, y gracias a sus experiencias anteriores en este género, más los aportes audiovisuales de los entrevistados, resulta también ser el más exitoso de todos, hecho que resulta evidente a simple vista.

Si alguna vez nos preguntamos quién era Jason Charles Beck, el hombre detrás de Chilly Gonzales, tal vez tengamos que esperar un tiempo para conocerlo más a fondo. Eso, o bien aceptar la dura realidad: él es Chilly Gonzales, uno de los genios de la performance musical más creativos y atractivos en términos artísticos del último tiempo, así como también el idiota más adorable que hayamos conocido nunca.

blog comments powered by Disqus