POTQ Magazine

★ Popular ahora

Conciertos, Música

New Order: Viaje atemporal

Publicado el 31 de Marzo de 2014 por

281 artículos
no tengo imagen
  • Comentarios

Comenzaba a cerrarse la cuarta edición de Lollapalooza Chile y una gran cantidad de fanáticos se alejaba de los escenarios principales, dejando el extraordinario final de show que ofrecía en ese momento Arcade Fire y el set del último cabeza de cartel del evento, Soundgarden, para conseguir ubicación en el apartado PlayStation Stage y así tener una cita con la historia. Ahí estaba programada una agrupación influyente y legendaria, de credenciales pocas veces vistas en la versión local del festival: New Order.


PlayStation Stage, Lollapalooza Chile 2014 – Día 2.
Domingo 30 de marzo, Parque O’Higgins, Santiago.
Fotos por Marcelo Hernández (cortesía de Lotus Producciones).

Comenzaba a cerrarse la cuarta edición de Lollapalooza Chile y una gran cantidad de fanáticos se alejaba de los escenarios principales, dejando el extraordinario final de show que ofrecía en ese momento Arcade Fire y el set del último cabeza de cartel del evento, Soundgarden, para conseguir ubicación en el apartado PlayStation Stage y así tener una cita con la historia. Ahí estaba programada una agrupación influyente y legendaria, de credenciales pocas veces vistas en la versión local del festival: New Order.

El reloj marcaba las 21:30 hrs. cuando los impacientes murmullos de la gente cesaron, las luces se apagaron y, con ‘My Fault (My Name Is Nobody’ del maestro Ennio Morricone sonando de fondo, aparecieron los británicos: Bernard Summer (voz, guitarra y melódica), Phil Cunningham (guitarra), Gillian Gilbert (teclados), Stephen Morris (batería) y Tom Chapman (bajo) cubriendo el lugar que no ha querido retomar Peter Hook. Era su segundo concierto en el país (el anterior ocurrió en el 2011) y prepararon una noche de nostalgia, emoción y algunas sorpresas especiales para la ocasión.

‘Crystal’ fue la encargada de abrir los fuegos de un setlist de joyas extraídas de diversas producciones del grupo, abarcando desde principios de los ’80 hasta el 2001. Así, y a pesar de la saturación durante largos pasajes del show (que en los sectores más lejanos al escenario, por lo menos, dificultaba diferenciar con claridad entre música y letra), New Order hizo disfrutar al entusiasta público mediante una atractiva propuesta visual y fragmentos de su catálogo.

Revisaron cortes de los discos “Power, Corruption & Lies” (1983), “Low-Life” (1985), “Brotherhood” (1986), “Substance 1987” (recopilatorio de dicho año), “Republic” (1993) y “Get Ready” (2001), además de singles como ‘Ceremony’, último legado de Ian Curtis y piedra angular para el nacimiento de este proyecto, y un par de himnos fundamentales. ‘Blue Monday’, incombustible y siempre estimulante, y ‘Tempation’, punto alto en una fiesta de luces, sombras, pasos de baile, coros y éxtasis.

New Order agregó un condimento especial a la velada: el estreno en vivo de ‘Singularity’ (también llamada ‘Drop the Guitar’), su primera canción original en casi una década, de seis minutos de duración. Un gesto esperanzador para los fans de la banda formada en Manchester presentes en el público, pues fueron testigos de que Summer y compañía miran hacia adelante y planean continuar construyendo el futuro.

El quinteto bajó tras un brindis del frontman (con vino local) y el silencio dio pie a la retirada de algunos espectadores. Sin embargo, los seguidores acérrimos no se movieron, esperando el encore. Y lo tuvieron: los ingleses volvieron a escena (así como los incautos). El oscuro sonido de ‘Atmosphere’ (y el videoclip dirigido por Anton Corbjin de fondo) inició el momento más emotivo de la noche. Un instante de máxima comunión para recordar a Joy Division y a la figura de su fallecido vocalista, en un homenaje que dejó un nudo en la garganta y la piel erizada.

Distintos sentimientos fueron finalmente desatados con la interpretación del himno post-punk ‘Love Will Tear Us Apart’, complementado por las gráficas proyectadas de Curtis junto al texto “Forever Joy Division”. Después de los últimos acordes, los integrantes de la banda se despidieron de forma definitiva de Lollapalooza Chile 2014. Y, mientras Summer regresaba a la carrera a buscar su olvidada copa, la gente partió rauda, comentando este fantástico viaje atemporal.

SETLIST

1. Crystal
2. Regret
2. Singularity (estreno en vivo)
4. Ceremony
5. Your Silent Face
6. Bizarre Love Triangle
7. True Faith
8. 5 8 6
9. The Perfect Kiss
10. Blue Monday
11. Temptation

Encore
12. Atmosphere (original de Joy Division)
13. Love Will Tear Us Apart (original de Joy Division)



blog comments powered by Disqus