Now Reading
Rock Orquestado – Teatro de la Universidad de Concepción [27.07.2008]

Rock Orquestado – Teatro de la Universidad de Concepción [27.07.2008]

Felipe Arriagada

Texto: Javier Guerra | Fotos: Francisco Tapia

Durante mucho tiempo esperé presenciar algo similar a lo vivido el domingo en el Teatro de la Universidad de Concepción. Me encanta esa mezcla y el resultado tan perfecto que tiene el Rock con las Orquestas, más aún cuando las bandas invitadas son chilenas. A eso se le adjunta la intriga de escuchar nuevamente a los Santos Dumont, una agrupación que anunció su separación el 2001.

El Show debía partir a las 19.00 Hrs. Pero como es de costumbre, no lo hizo hasta aproximadamente veinte minutos después.

Una vez iniciado el espectáculo, apareció en el escenario “Zurdaka” -agrupación del ex miembro de “Protagonistas de la Música”, Feliciano Saldías-caracterizados por su folcklorico rock.
El conjunto entregó -como todos los demás-, 2 canciones, que forman parte de su nueva producción “Mal de ojo”. Aparecía un Feliciano como siempre, afinado, que de vez en cuando parecía director de orquesta, intentando guiar a los jóvenes en su acompañamiento. En este momento, la Orquesta Juvenil de San Pedro de la Paz pasó casi desapercibida por los constantes problemas de sonido que tuvieron.

Luego vendría “Amigo Imaginario”, integrada por el guitarrista de los Santos Dumont, Mauricio Melo, cosa que se hizo notar de inmediato al momento en que el músico estableció contacto con el público.
Así partió esta agrupación penquista presentando su primera tonada, un típico sonido “Rock-pop” nacional, nada nuevo a mi parecer. A pesar de ello, lograron concretar un grato momento, aunque no sé si los escucharía sin la orquesta, tal vez es el plus que necesitan.
Finalizando, la banda presentó su última canción, un poco más movida, pero siguiendo el mismo repetido formato. De todas formas, su vocalista logró conquistar a parte de los asistentes.

A continuación, fue el turno de Julius Popper, con melodías bien Rockandoleras, pero “pachanguera” la vez. Acá fue muy notoria la falta de Roadies en el evento, ya que veíamos a una o dos personas en una maratón intentando arreglar todo.
Los Popper tuvieron un excelente recibimiento por parte del público e iniciaron su show con su característico estilo, casi similar al de la “Nueva Ola” chilena.

Así y después de haber entregado este repertorio, fue el turno de la cuarta banda, un invitado de piedra en eventos importantes de la ciudad; “La Romería de la Santa Fortuna”. Sus melodías a lo Emir Kusturica rockero, siempre dan que decir, animando al público estén donde estén. Aunque esta vez no se dedicaron a hacer bailar, si no más bien a entregar un buen espectáculo y de calidad.

Finamente, y como guinda de torta, vino el esperado regreso de los “Santos Dumont”, agrupación que se había mantenido alejada desde el 2001. Aún así, el que más dio que hablar durante este tiempo fue Julián Peña, quien luego formaría “Casanova”.
Al subir, el público expectante esperaba con ansias sentir nuevamente sus melodías -aunque ya habían tocado este año, pero en la capital-, y no fueron decepcionados. Abrieron con “Bajo el Volcán” y lo siguió “Una mujer dentro de un pez”. A esa altura y luego que comenzaran a tocar “Miranda” –una muy buena y envolvente canción con letras anglosajonas-, simplemente me dejé conquistar por sus acordes, y en realidad hicieron que por un momento me olvidara de a lo que iba, dejándome atento a cada melodía y movimiento.
En cuarto y supuestamente último lugar, vendría el tema más recordado por mi generación: “Ayer”, una excelente tonada, que forma parte de su más recordado disco “Similia Similibus”, uno de los mejores de los 90s en Chile.
Así, los Santos Dumont se despedían del escenario. Se notaban contentos, por lo que Mauricio Melo hacía sentir sus ansias por seguir tocando. Luego de eso, la gente, que ni siquiera se movió de sus asientos, comenzó a aplaudir sin parar, llamándolos nuevamente al escenario, y lo consiguieron. De esta manera comenzó a sonar “110 Km”. Otra buena composición de la banda penquista. Eso sí, esta vez la orquesta no los acompañó, haciendo notar que no pensaron en un alargue.
Como continuación vendría “Mirror me Smiles” otra de sus canciones en inglés que conforma su último LP. Ya cuando un exhausto teatro comenzaba su retirada, la banda decidió repetir el HIT “Ayer”, de esta manera la Orquesta Juvenil de San Pedro de la Paz pudo nuevamente integrarse a sus labores, despidiendo así este magno evento.

Los Santos fueron los que más lograron mimetizar su música con la Orquesta, creando una excelente unión, sólida y más importante, creíble.
Iván Molina, Baterista de los Dumont comentó: “Creo que nuestra presentación estuvo muy bonita y afiatada, eso me sorprendió. Y bien, los arreglos de “Súper Raúl” (refiriendose a Raúl Morales, destacado músico nacional) fueron preciosos y precisos. Quedé con una muy grata sensación del resultado y de nosotros. Más que regreso, para mí fue una actuación más, en un contexto especial y motivante.” Así también, Julián Peña, refiriéndose al futuro de la banda, declaró: “Ahora veremos todo paso por paso. Primero será la revisión del Similia, que saldrá a comienzos de Octubre (remasterizado). Habrá un lanzamiento en Santiago y Concepción. Luego, queremos grabar 12 o 13 canciones inéditas que teníamos antes de disolvernos, así registrarlas y luego ver que se viene, pero por ahora, es eso. No hay apuro”.

Al momento de hacer un evento de esta índole, es necesario asegurar algunos pilares fundamentales, como el tener una buena amplificación para la Orquesta. De esta manera no pasarán a segundo plano como ocurrió en algunas circunstancias, pero de todas maneras felicito a los organizadores (Corporación Cultural Universidad de Concepción y Gestión Urbana) por haber tenido la iniciativa de crear algo sin precedentes en la ciudad. Totalmente un acierto artístico.

POTQ Magazine  2005 - 2020