Viernes 17 de agosto, Centro de Eventos Chimkowe
Foto por Felipe Fontecilla

La agrupación australiana Tame Impala debutó en Chile trayendo consigo toda la magia de esta productiva isla. Pasadas las 01:00 hrs. de este viernes 17, los oriundos de Perth salieron a mostrar en nuestro país su alabado “Innerspeaker” (2010) y también a adelantar lo que será su sucesor, “Lonerism” (agendado para octubre de este año).

El proyecto liderado por el genio de Kevin Parker desató, en poco más de una hora, ese rock psicodélico con el que han dado que hablar. Un sonido lleno de reminiscencias al pasado, pero con un caracter innovador gracias a su envidiable ejecución en vivo y pulcritud. La banda exudó groove y magia a partes iguales en un set donde destacaron ‘Solitude Is Bliss’, ‘Why Won’t You Make Up Your Mind?’, ‘Desire Be Desire Go’, ‘Lucidity’ y la poderosa ‘Half Full Glass of Wine’.

Además de repasar su debut casi por completo, la banda mostró dos temas de su prometedor próximo álbum, la tremenda ‘Elephant’ y ‘Apocalypse Dreams’. Fueron once canciones en primera instancia, seguidas por ‘Runway, Houses, City, Clouds’ a modo de corto encore. Y sí, quizás fue muy breve o pasó muy rápido. O tal vez es que lo que Parker y compañía tienen entre manos es tan envidiable que podría haber dejado más en este show. Ya hemos tenido episodios de bandas que han venido en su mejor momento y no han regresado, y ellos van por ese camino. Pero la gran diferencia es que este ensamble suena universal, grande, y en vivo trae a la memoria a Pink Floyd, Black Sabbath o a The Who.

Con un Chimkowe cuya cancha estaba llena a tope, y pese a algunos pequeños problemas de sonido, el concierto de Tame Impala es desde ya uno de los mejores del año. Los que estuvieron presentes podrán recordarlo y decir con orgullo que estuvieron ahí. Un acierto.