Sábado 9 de noviembre, Centro Arte Alameda, Santiago.

Foto por Hernán Briones

Este fin de semana, se dio fin al Ciclo S.U.E.N.A. en el Cine Arte Alameda. Los responsables de cerrar la temporada fueron The Suicide Bitches y Japandroids. Los locales mostraron que su propuesta es cada vez más sólida, luego de haberse presentado esa misma tarde en Frontera y dejaron el camino bien arado para lo que seguiría en la noche.

Llegó el momento de ver a los canadienses, quienes aparecieron, subieron al escenario a realizar la prueba de sonido y bastaron un par de riffs para que el mar de gente comenzara a moverse. Tanto así que Brian King debió aclarar que aún no comenzaban. Luego de unos minutos, el dúo abrió con ‘Adrenaline Nighshift’ y quedó claro que el ruido no iba a parar.

Ver a Japandroids en vivo es una experiencia de sensaciones que superan a la audición. Estar presente es tacto, también. Es sentir cómo el cuerpo del resto se entierra en tus costillas y es sentir cómo un desconocido te canta al oído con la misma determinación con la que lo estás haciendo tú. Es una batalla constante entre el público y la banda, como todo buen concierto de noise teñido de punk rock, en el que esta última desafía a los asistentes sin cesar y, a cambio, estos intentan comerse el sonido.

Para disfrutar al máximo un show de este tipo, es necesario deshacerse de muchas cosas, y esto es parte de reconocer el llamado que ellos mismos hacen en sus discos. Es necesario desprenderse del control de las situaciones, de la sobre conciencia que muchas veces se tiene sobre sí mismo y los actos. Incluso es necesario despojarse del exceso de ropa, porque la energía que emana sólo esa guitarra y batería, enciende al mar de personas que te rodea, sin tregua.

El show de los canadienses fue la puesta en escena de todas las sensaciones que provocan en los discos. Entre ellas, esa urgencia por el ruido, por hacer que las cosas sucedan. Fue la exposición tangible de la emergencia de disfrutar lo fugaz, como los fuegos artificiales que se oyen en Celebration Rock. Todas las direcciones apuntan a que la música de Japandroids califica dentro del estado mental que se tiene en la juventud. Y hay que agradecer que, oyéndolos, siempre será posible volver a esa condición inmaterial.

SETLIST

Adrenaline Nightshift

The Boys Are Leaving Town

Fire’s Highway

Heart Sweats

Sovereignty

The Nights of Wine and Roses

Rockers East Vancouver

Continuous Thunder

Wet Hair

Evil’s Sway

Younger Us

Young Hearts Spark Fire

The House That Heaven Built

For the Love of Ivy (The Gun Club cover)

Encore

Crazy/Forever