Domingo, 16:30, Coca Cola Stage
Foto por Felipe Fontecilla

Uno de los principales méritos de TV on the Radio está en su capacidad convocante. Los neoyorquinos no eran los más esperados y mucho menos los más conocidos del cartel de este Lollapalooza, pero su repertorio consiguió encantar y entretener tanto a fans como a quienes se acercaron al Coca Cola Stage a curiosear.

TV On The Radio es un buen ejemplo para demostrar que una banda no necesita tener un setlist archiconocido para ser bien recibida por la gente. Al parecer, así se explica la excelente recepción de la que gozaron los músicos, quienes con un grato desplante no escatimaron recursos sonoros para hacer un recorrido por su discografía. Los efectos electrónicos, bronces y las voces se erigen como los elementos más destacables de este show, que dejó a quienes lo vieron con la agradable sensación de haber hecho un importante hallazgo. Después de todo, en ningún lugar dice que hay que llegar a Lollapalooza sabiéndolo todo; también se trata de conocer y aprender.