POTQ Magazine

★ Popular ahora

Conciertos, Reseñas

Interpol: Lo justo y necesario

Manuel Silva Publicado el 31 de Marzo de 2019 por

910 artículos
  • Comentarios

Apenas se confirmó la presencia de Interpol en el cartel de Lollapalooza Chile 2019, algo pasó en mi interior. Sabía que iba a cubrir este festival nuevamente, y por ende, los iba a poder ver, no obstante, lo que tú no sabes es que Interpol es mi banda favorita, y que ayer sábado los vi por primera vez.

Es difícil juzgar objetivamente qué fue lo que pasó en el VTR Stage, mientras Daniel Kessler tocaba los primeros acordes de ‘C’mere’. Sé que el concierto no fue el mejor de todos, ya que hubo ciertos momentos en que notábamos algún grado de cansancio en la voz de Paul Banks, y desgano en la actitud de algunos miembros del grupo (mejor no hablemos de Sam Fogarino, porque el hombre es una máquina). Sin embargo, y a pesar de todo lo anterior, el punto fuerte del show fue el setlist.

Fueron solo trece canciones, las cuales recorrieron prácticamente toda la discografía de los neoyorquinos, incluyendo ‘Fine Mess‘, track lanzado hace unas cuantas semanas a modo de b-side de Marauder. El resto se sostuvo con varias canciones de Turn On The Bright Lights y Antics, quizás los dos mejores discos del grupo-, por lo que es imposible decir que el concierto estuvo malo. Al contrario, mi fan interior de 15 años quedó más que contento con todo lo que pude ver y sentir al momento de escuchar las canciones que me marcaron en mis días escolares.

Desde el segundo cuarto del espectáculo, las cosas comenzaron a prenderse cada vez más. El comienzo fue algo lánguido y medianamente tranquilo, pero cuando sonó ‘Say Hello To The Angels’, para suerte de todos, los ánimos también comenzaron a subir. Desde acá, la espiral siguió con ‘Evil’, ‘All the Rage Back Home’, ‘Rest My Chemistry’, ‘The Rover’, la siempre muy bailable ‘Slow Hands’ y ‘Roland’, cierre más que perfecto para cerca de 55 minutos de concierto (que me dejaron con ganas de escuchar ‘The New’. Para otra vez será).

*Fotos: Ramon Eme Gómez/ LollapaloozaCL

Incluso con lo anterior en mente, acá tuvimos dos problemas clave. El primero fueron los problemas con la guitarra de Daniel Kessler al comienzo del concierto. Esto también lo experimentó Paul Banks en algún momento, llegando a hacer un par de gestos técnicos al sonidista. El segundo fue el ánimo moderado del público, quienes, en menor o mayor medida, no estaban tan “prendidos” como yo al momento de ver al grupo, actitud que, afortunadamente, cambió a medida que transcurría el show.

El ánimo del grupo se traspasaba y no era el mejor. Se notaba cierto cansancio y desgano a la hora de tocar, no obstante, la banda cumplió con lo estipulado y eso es lo que de verdad importa.

Revisa el setlist a continuación.

1.- C’mere
2.- If You Really Love Nothing
3.- Public Pervert
4.- The Heinrich Maneuver
5.- PDA
6.- Say Hello to the Angels
7.- Fine Mess
8.- Evil
9.- All the Rage Back Home
10.- Rest My Chemistry
11.- The Rover
12.- Slow Hands
13.- Roland

Y claro, de Interpol, álbum de 2010, Nino. Ni noticias.

blog comments powered by Disqus