POTQ Magazine

★ Popular ahora

Conciertos, Reseñas

#LiveYourMusic Road To Ultra: que comience la fiesta

Publicado el 11 de Octubre de 2016 por

112 artículos
  • Comentarios

La expectación por una nueva edición del espectacular encuentro de música electrónica Ultra Chile ya comenzó y la mejor manera de calmar las ansías de los fanáticos se plasmó en una noche llena de baile y sudor, en la segunda versión del Road To Ultra, el bocado inicial del festival que debutó hace ya tres años en nuestro país. La jornada fue de largo aliento. Las puertas del Movistar Arena abrieron a las 16 horas, para aquellos impacientes fanáticos que ya se apostaban en el recinto del Parque O’Higgins. Aunque el show principal en La Cúpula se inició dos horas más tarde, un mini stage a cargo del Dj School comenzaba a calentar el ambiente.

Mucho se criticó al poco contundente line up del RTU, al contar con un solo main eventer como Martin Garrix, pero la correcta parrilla media solventó las casi 10 horas de música ininterrumpida. La fiesta se inició con el nacional Rod Valdés quien desplegó un set parejo y que por sobretodo, funcionó como previa para los artistas más esperados y queridos por la fanaticada. Luego vendría el turno de la dupla venezolana AtellaGali con un show cargado al trap y al EDM.

A pesar que iniciada la presentación hayan tenido problemas al apagarse el audio por completo del show, fue un show que conectó de inmediato a la gente, con remixes de ‘Smell Like a Teen Spirit’ de Nirvana, ‘Californication’ de los Red Hot Chili Peppers y ‘Rude’ de MAGIC!, entre lo más destacado. Aunque el mismo problema del comienzo se repitió durante el encendido mix de “I Want It That Way’ de los BSB, ‘Gasolina’ de Daddy Yankee y ‘What Do You Mean’ de Justin Bieber, momento en que la ofuscación, por el problema técnico, se notó en la dupla.

rtu-5

Luego vendría el turno de Jauz, quien en primera instancia sufrió la inclemencia del público, debido a la poca potencia en el volumen, lo que provocó un par de minutos bastantes incómodos gracias a las pifias que bajaron. Arreglado el bache del audio, el show se elevó con mixes de Skrillex, Queen, Yeah Yeah Yeahs y The Chainsmokers, estos últimos los más disfrutados por los fanáticos, lo que deja con el hype bastante arriba respecto a su futura presentación en Lollapalooza Chile 2017.

Gracias a nuestros amigos de Heineken, pudimos disfrutar como dios manda la presentación de Dash Berlin, uno de los más queridos por el público. Desde el Vip Heineken logramos apreciar todo lo que se construye detrás de uno de los set más prendidos de la noche. Desde ver al dj refrescarse y descansar por instantes, hasta ver como las bailarinas ajustaban los últimos detalles de su coreografía. El holandés también sufrió un problema con el audio general, pero supo salir del paso con la jerarquía que ya tiene en nuestro país. Desde el EDM más popero con mixes de Jack Ü, Justin Timberlake hasta guiños a la vieja escuela con Eurythmics y New Order, Dash Berlin se ha transformado en un ícono para la franquicia Ultra Chile, se notó la confianza y soltura del dj ante un público que lo ovacionó en cada instante.

rtu-23

La sangre latina también dijo presente en RTU, con las presentaciones del californiano, de origen mexicano, Deorro junto al guatemalteco Carnage. El primero se basó en un set que fluía principalmente entre el EDM y el trap, y que finalizó con mini set de cumbia. Mientras que Diamanté Anthony Blackmon, más conocido como Carnage o Papi Gordo, asumió desde el minuto uno su origen latino, interactuando en español con el público, así como también desplegando uno de los momentos más calientes de la jornada al mixear los beat del trap junto a joyas como ‘Ginza’ y ‘Gasolina’.

Cuando el reloj marcaba 30 minutos pasado las 2 de la madrugada, llegaba el turno de cerrar RTU junto a Martin Garrix, la gran atracción de la noche y el más esperado por todos. El joven productor solventó un show lleno de pirotecnia y de hits calados como ‘Lean On’ de Major Lazer, ‘Don’t Let Me Down’ de The Chainsmokers, y el mega hit ‘Animals’, canción con la que Garrix saltó a la fama.

rtu-45

La franquicia Ultra tiene un lugar asegurado y bastante querible en nuestro país, y se pudo apreciar con claridad durante esta segunda entrega del Road To Ultra. Aunque se esperaba más por parte de Martin Garrix, y que dejó como punto negro las repetitivas fallas en el audio en casi todos los djs, las presentaciones de Dash Berlin y Carnage quedarán como las mejores postales de este simulacro del festival y que desde ya deja a los fanáticos con ánimos de una nueva edición.

blog comments powered by Disqus