EMI

EMI Group, una de las compañías discográficas más importantes del mundo, viene siendo noticia desde hace unas semanas y no por las nuevas bandas que contrataron o los buenos resultados de su gestión. No, lo que hace semanas tiene a la industria atenta son las decisiones y recortes que han anunciados los nuevos controladores de dicha firma.

Todo comenzó hace un año cuando el sello fue adquirido por un grupo privado (Terra Firma Capital Partners) en cerca de US$6.400 millones. Pasado un año de administración, idearon un plan de reestructuración para según ellos “permitirle a la compañía seguir creando música maravillosa de una manera rentable y sostenible“. Estás últimas palabras las expuso el nuevo propietario de EMI, Guy Hands, protagonista de esta interesante historia.

guy handsA grandes rasgos en un inicio los recortes afectarán a un tercio de los 5.500 trabajadores, habrá una reducción en los pagos por adelantado a sus artistas, con lo cual exigirían a ellos a trabajar más para promocionar su propia música, y al parecer esto es solo el comienzo. El año pasado el sello tuvo grandes perdidas, solo en Reino Unido la ventas tuvieron un retroceso de un 11%. Esta caída al parecer se quiere compensar con lo que los artistas recauden de sus conciertos, otro robo a los artistas. Si es así, creo que sería la medida culmine para enterrar al sello.

Una de las primeras medidas de este anunció fue el despido del presidente de la compañía, Tony Wadworth, luego de 25 años de trabajo. Wadworth, personaje muy respetado en la industria musical, fue reemplazado por ejecutivos estadounidenses, algunos de ellos provenientes de negocios extramusicales.

Aunque los efectos se verán reflejados en los próximos seis meses, los mas afectados de este anuncio, los artistas, dieron luces hace tiempo de que lo que se venía era algo grave. Paul McCartney y Radiohead, entre otros, hace meses que abandonaron EMI, el primero tras 45 años declaró que la firma se había convertido en algo “muy aburrido que no podíamos soportar” teniendo que lidiar con “representantes de lo rutinario” y, el segundo tras vender casi 25 millones de discos con EMI, ésta quiso recuperar la propiedad de los masters de sus antiguas grabaciones, a lo que la firma se negó y el grupo terminó ofreciendo su último trabajo ‘In Rainbows‘ a través de Internet, teniendo millones de descargas y sorpresivamente luego siendo #1 con la venta del disco en su edición física. A los pocos días del anuncio de reestructuración, varios artistas han hecho evidente su molestia y posible salida.

Discos

Vamos de a uno:

Robbie Williams se declaró “en huelga” y amenazó con romper su contrato, debido al presunto maltrato recibido por los nuevos dueños del sello. Hasta el momento no se ha hecho efectiva su salida, incluso Hands aclaró que Williams no se iría y que trabaja en su nuevo disco tranquilo. Según diversas fuentes, Kylie Minogue también se está planteando dejar la firma.

Los integrantes de Coldplay criticaron duramente las “salvajes” medidas para reducir costos de la compañía. La banda de Chris Martin es éxito de ventas en Estados Unidos, un mercado donde EMI necesita recuperar terreno.

El representante de The Verve, Jazz Summers, aseguró que la banda con estos nuevo términos no puede volver a hacer un disco con EMI, ya que ésta recorta dineros destinados a la comercialización y conlleva dificultades financieras. Summers indicó que Guy Handsno tiene idea del negocio“.

Pero la salida que mas repercusión ha dado, es la de los Rolling Stones, quienes después de 16 años de relación dejaron la firma, siendo ahora parte de gran rival Universal Music. La banda liderada por Mick Jagger le genera a EMI ingresos anuales por 6 millones de dólares. El acuerdo con Universal sería solo para el lanzamiento del CD que acompañará al filme de Martín ScorceseShine A Light, pero un portavoz de la banda dijo que “el grupo está deseando trabajar con Universal Music y está entusiasmado con esta nueva etapa“.

Shine A Light

En fin, un verdadero terremoto que no tiene mucha claridad sobre donde va a terminar. Veremos que tanto cambia la industria con esto. Ojala lo hagan, ya que llevan tanto tiempo viendo cualquier cosa, que ya tienen el problema en plena explosión sin haber visualizado ésta revolución antes. De una u otra manera, si la música está teniendo una revolución, la industria quiso tener la suya… Lo malo es que su revolución no es muy atinada, otra vez equivocándose. Que hará falta para que los sellos evolucionen!!.. saquen la r, EVOLUCIÓN!.