POTQ Magazine

★ Popular ahora

Artículos

Proyecto NODO: “esta es la realidad, no somos unos cerdos ladrones”

Javiera Tapia Publicado el 18 de Mayo de 2016 por

319 artículos
  • Comentarios

Chile es un caso especial respecto a otros países. Prácticamente no existen las multinacionales editando nuevos discos locales, aunque hacen tímidos intentos en volver, fichando nombres como Denise Rosenthal (pronto será editada por una major), Camila Gallardo (Universal Chile) y Mon Laferte (Universal México). Es un mercado constreñido. Una multinacional no puede ofrecerle nada a Gepe que no le de Quemasucabeza, por ejemplo, algo que también sucede con Javiera Mena quien se autoedita a través de MENI o Francisca Valenzuela hace lo mismo en Frantastic. Américo también es muy indie, tiene su propio sello -Minga- igual que Dënver, que trabaja en UMAMI y que ha fichado a otra banda, Playa Gótica. Es algo que también se puede ver in situ. Si te paseas por Feria Pulsar, que se supone que es la “industria” (o es al menos lo que la SCD intenta vender), vas a ver que sólo hay etiquetas independientes.

La Asociación de Industria de Música Independiente (IMI Chile), organización que reúne a diferentes sellos y empresas de gestión, apoyado por Pro Chile (Programa de fomento a las exportaciones chilenas, dependiente del ministerio de Relaciones Exteriores) y Corfo (Corporación de Fomento de la Producción), viene a ejecutar NODO, un proyecto que busca fomentar la profesionalización de esta industria mayoritariamente independiente. De acuerdo al estudio hecho para la Política Sectorial de la Música 2016-2020, durante el 2014 se lanzaron 1.022 discos en Chile y 999 fueron lanzados de forma independiente, es decir, el 98%. Por otra parte, la presencia de sellos en el país figura como un total de 200 locales (97% del total) y sólo seis internacionales (3%).

Bajo este panorama ¿cuál es el trabajo que se plantea desde NODO? En primer lugar, en el lanzamiento del programa confirmado para este jueves 19 de mayo mostrarán y explicarán el resultado de un diagnóstico que realizaron con 17 empresas. “Es como un piloto. Detectamos las áreas más débiles y las más fuertes, construimos un FODA y generamos un diagnóstico para construir el plan de acortamiento de brechas. Luego realizaremos una serie de ocho talleres dirigidos a capacitar a los gestores en las áreas débiles que sobre todo tienen que ver con la gestión de financiamiento, comercialización y gestión interna. Además, realizaremos rondas de negocios con compradores nacionales e internacionales. Finalmente, haremos una conferencia que se realizará en Valdivia donde nos encontraremos distintos actores de la industria nacional e internacional”, explica Raimundo Aguirre, secretario de IMI Chile y director de Eroica.

En paralelo, también existirá un estudio de caracterización sectorial. Es “un catastro o diagnóstico también de la industria musical chilena, con foco en la exportación de la independiente. Aún no está terminado, estamos buscando levantar más recursos ya que el aporte de Corfo cubre parcialmente el estudio que necesitamos hacer. Esto también es en vistas de la profesionalización del sector, ya que realmente hay muy pocos datos de música y la mayoría están construidos para explicar cosas vinculados al desarrollo artístico, pero muy poco de industria y, definitivamente, nada de la industria independiente”, declara Aguirre.

“Los sellos que se están forrando a costa de los músicos”

Como te contábamos hace algunos días, la banda Planeta No fue seleccionada por el festival Primavera Sound y, además, programó varias otras fechas en España, durante la misma fecha. Para financiar los pasajes de avión postularon al fondo de movilidad Ventanilla Abierta y, a pesar de un excelente puntaje, fueron rechazados. Esto llamó la atención y puso en cuestionamiento los criterios de selección del fondo, entregado por el Consejo Nacional de la Cultura y las Artes.

Este no es el único caso que provoquen preguntas alrededor del financiamiento y -yendo más allá- el fomento integral de bandas y sellos en Chile. Por ejemplo, Beast Discos, el sello de Planeta No, sí obtuvo el financiamiento para asistir al festival. Algo extraño si pensamos en que lo ideal sería que ambas partes (el representante y la banda) puedan participar de un festival de música con un lugar dedicado además al negocio de la música (PrimaveraPro).

Para Raimundo, NODO también viene a intentar ordenar estas incongruencias. “Llevamos harto tiempo en esta lucha, el año pasado el Consejos de Cultura tenía el Ventanilla Abierta y también armaba delegaciones puntuales para ferias, onda “vamos a hacer delegacion Chile para ir al Primavera”. En esas delegaciones del Consejo no había cupo para la gente de industria ni para los productores de las bandas. Entonces, pasaba que las bandas iban sin productor, sin manager, sin nada y eso hacía que perdiera todo el sentido la presencia porque sin productor, tocan buena onda pero después se acaba todo. Nosotros llevábamos un rato peleando primero para que puedan ir los dos, representantes y bandas y lo que logramos el año pasado fue que Pro Chile coordinara una agenda de festivales y ferias relevantes, en la que se cubrieran todos los géneros y que Pro Chile hiciera una línea de financiamiento para productores y directores de sellos, todo industria y que el Consejo hiciera la de los artistas. Y también que fueran a las mismas, porque también pasaba que Pro Chile armaba una delegación, por ejemplo a SXSW y se lo ganaba un sello, pero sin banda. Eso también era una estupidez porque ir como productor o director sin la banda, pierdes demasiada fuerza”.

“Después, cuando hubo cambio de secretario, se anduvo descoordinando el asunto, pero igual estos son fondos concursables que se atribuyen de forma diferente. Es super difícil coordinarlos, probablemente nunca vamos a poder tener la coordinación que nos gustaría, porque el Consejo no va a financiar y no quiere financiar a la gente de industria, Pro Chile no va a financiar a los artistas y todo va a ser concursable siempre. No pueden hacer asignaciones directas y nosotros no podemos decirles ya, va este sello así que pongan a esa banda. El Consejo toma la decisión de que banda manda y lo mismo Pro Chile, con los sellos”.

“Lo que pasa en el caso de Beast y Planeta No, es que nosotros armamos delegación coordinamos todo, mandamos la propuesta a Primavera Pro, ellos exigen qué sellos y bandas son calificados. Por ejemplo, yo como Eroica no quedé por el Primavera y tampoco por el Ventanilla entonces no voy, aunque coordiné toda la cuestión, pa’ que cachis la poca influencia que nosotros tenemos igual a la hora de determinar quiénes participan en cada cosa”.

“Igual estamos en esa pelea, con Pro Chile y el Consejo. Es difícil. El año pasado igual lo logramos, pero bastó un cambio de secretario y se disolvió. Cuando asume un nuevo Ministro, ellos están en toda la facultad de cambiar el sentido del fondo. Eso lo define el Consejo. Por ejemplo, antes había una línea de industria que ya no está. Para nosotros lo preocupante de eso es que Corfo o Pro Chile tienen lógicas netamente de mercado, lo que está bien, pero entonces si por una parte tenís a Evolución con la Nicole o Los Bunkers, versus Mundo Vivo que tiene world music, ante Corfo solo van a valer las métricas comerciales. En cambio, el Consejo tiene el criterio de impacto cultural y así es como también se debiera incentivar industria, no solo bajo un criterio económico, sino también uno cultural”.

“Con el Consejo, Pro Chile y Corfo estamos en un buen diálogo, también con el secretario del fondo y todo bien, aunque se asustan y piensan los sellos que se están forrando a costa de los músicos, más o menos. Como que todavía tienen esa visión, por eso en NODO lo que estamos haciendo es diagnosticar las empresas. Fue lo primero. Qué son, cuántos son, qué géneros editan, a cuántos artistas representan, cuándo venden, qué tratos tienen con sus artistas, si hay contrato o no, etc. Con eso podemos decirle al Consejo, ‘mira esta es la realidad, no somos unos cerdos ladrones’”.

Foto * Doll Music

blog comments powered by Disqus