A fines de junio fuimos invitados a ser parte de la decimonovena versión de Rock al Parque, el evento gratuito más importante de Latinoamérica, y pudimos ver en persona cómo funciona este diamante en bruto.

El modelo

Rock al Parque es un festival gestionado por el gobierno de Bogotá y, por lo tanto, es una política de estado para la ciudadanía del lugar. Una cita que está considerada como patrimonio cultural y que no repite su cartel local, estimulando la cosecha de nuevas bandas colombianas. A destacar es su carácter gratuito, que pone a este evento en un lugar único en Latinoamérica, y que además ha logrado sobrevivir casi 20 años luego de cambios de alcaldes e intentos de cancelación.

El festival

La primera jornada de Rock al Parque 2013 (sábado 29 de junio), con su imponente cartel de metal encabezado por Cannibal Corpse y Symphony X y con cerca de 70.000 asistentes, hicieron suponer que ésta sería la edición más concurrida del festival. Destacaron, además los antes mencionados, los locales Stoneflex y Sacred Goat.

El segundo día (domingo 30 de junio) mezclaba rock, reggae y ska, y fue el más excitante de los tres con grandes exponentes y destacados números artísticos. Para nosotros, todo comenzó con Consulado Popular, banda que combinaba punk rock con vallenato. ¡Vaya mezcla! Y la verdad es que, con una actitud envidiable, el conjunto se comió el escenario mostrando un repertorio que dejó con gusto a poco y que, pese a ser su tercer show en vivo, fue impactante.

La organización del festival tiró toda la carne a la parrilla para lo que venía: sendas actuaciones de Diamante Eléctrico (que nos recordó a Black Rebel Motorcycle Club y Stereophonics) y los rockabillys de Rebel Cats, quienes descargaban toda su energía en el Escenario Eco mientras la lluvia se dejaba caer intensa (hecho que mermó la cantidad de asistentes). Luego regresamos al escenario central para el potentísimo show de los argentinos Eruca Sativa, que en una hora de espectáculo dejaron con la boca abierta a todo el respetable, en paralelo a la fiesta gitana que armaban los bosnios Dubioza Kolektiv.

Aún quedaba algo más para terminar el domingo. Estuvimos en la presentación de Alfonso Espriella, quien sorprendió a la audiencia cantando el tema ‘El Pescador’ junto a su intérprete original: Totó La Momposina, mítica artista de Colombia. El cierre estuvo a cargo de Living Colour en el Escenario Plaza, Junior Kelly en el Escenario Bio y los punketas Anti-Nowhere League en el Escenario Eco.

La jornada final (lunes 1 de julio) estuvo cargada al rock alternativo, con el debut en Sudamérica de Bosnian Rainbows. El nuevo proyecto de Omar Rodríguez-López se robó la película junto a los brasileños Black Drawing Chalks, dos de las bandas de más alto nivel que vimos en el festival. En ese día también destacaron los locales Andrés Gualdrón y Los Animales Blancos, Pornomotora y Tappan.

La oportunidad

Luego de todo lo vivido (por nosotros) y lo demostrado (por su organización), creemos que Rock al Parque tiene la oportunidad de consolidarse como el festival del nuevo rock latinoamericano, siendo un referente para la región en términos de convocatoria y propuesta artística. Además, cuenta con el apoyo real del gobierno con una política estatal de apoyo cultural como debe ser, sin que aparezcan y estén “los mismos de siempre”. Algo que en Chile es pan de cada día: festivales gratuitos, que convocan gran cantidad de público, pero que se encasillan en nombres repetidos.

El potencial

Rock al Parque tiene un modelo consolidado, pero con varias cosas por mejorar. El aspecto comercial, por ejemplo: es un festival que tiene mucho para entregar a las marcas y, con ello, pueden ganar tanto su cartel como sus instalaciones. Pero esto es un detalle al lado de su historia. Quizás la colaboración y el trabajo continuo consoliden a este evento en términos regionales al mismo nivel que han logrado otros (Lollapalooza, Vive Latino, Maquinaria), pero con el gran diferencial de su gratuidad.

¿Y Chile?

Este año nuestro país no tuvo representación, pero se recuerdan con mucha satisfacción las presentaciones de Lucybell, Los Tetas, Chancho en Piedra, Gondwana, Guiso, Los Mox!, Dracma, Los Miserables, Astro y, sobre todo, los shows de Camila Moreno y The Ganjas, este último considerado uno de los mejores que hayan pasado por el evento. Esperamos que en las próximas ediciones, con trabajo coordinado desde nuestras latitudes, se puedan volver a generar dichos espacios.

Gracias, Rock al Parque, por todo lo aprendido.

Mira nuestras fotos de la primera jornada de Rock al Parque 2013 en este enlace.
Mira nuestras fotos de la segunda jornada de Rock al Parque 2013 en este enlace.
Mira nuestras fotos de la tercera jornada de Rock al Parque 2013 en este enlace.