“Harry, no tengo idea dónde nos llevará esto, pero tengo el sentimiento certero de que será un lugar fantástico y extraño”, le dijo Dale Cooper al sheriff Truman en el arduo recorrido de encontrar al responsable de la muerte de Laura Palmer; un femicidio que abre el universo de Twin Peaks, que está muy lejos de ser sólo el asesinato de una chica.

En la ficción, el 24 de febrero de 1989, Cooper llegó al pueblo con la misión de resolver este misterio, en representación del FBI. En la realidad, el 8 de abril de 1990, el piloto de la serie se transmitía en televisión para cambiar, para siempre, las formas de entender los contenidos de la pantalla chica.

Una joven de 17 años aparece muerta en el río, el FBI y la policía local buscan responsables mientras van dando con los secretos de los habitantes de Twin Peaks. Laura Palmer es la representación mayor de muchas cosas que no podemos explicar sin arruinar la serie, el rostro encargado de hacernos dimensionar la maldad en el mundo y las consecuencias humanas en este plano que conocemos.

Twin Peaks es muchos planos, realidades que se cruzan, otras que se repelen. Así mismo es la aventura musical que acompañó a la serie que estrenó sus dos primeras temporadas en los noventa y una tercera hace tan sólo tres años. Entre 1990 y el 2017 mucho cambió en la música, pero con sutileza y la fiel compañía de Angelo Badalamenti -compositor de todas las piezas originales de la historia-, David Lynch se preocupó de darle una coherencia sonora al multiuniverso que es la serie realizada junto a Mark Frost.

Para las y los fanáticos, escuchar un par de características notas es suficiente para la piel de gallina. La banda sonora de los noventa llegó a vender tres millones de copias y no por nada. Es una entrega memorable, imprescindible para la televisión, de base firme que pasea entre el soul y el jazz más tradicional, dando espacio a sintetizadores románticos y el dreampop de Julee Cruise.

Cuando la serie regresó 25 años después, tal como nuestra goma de mascar favorita, la música no quedó de lado. Sumado a las ya conocidas entregas de Badalamenti, Twin Peaks sorprendió cada capítulo con un proyecto musical responsable de interpretar en vivo en el roadhouse del pueblo, The Bang Bang.

Chromatics, Au Revoir Simone, Sharon Van Etten, Nine Inch Nails -aka The Nine Inch Nails-, Moby, Rebekah Del Rio y Eddie Vedder son algunos de los nombres que dejó la tercera entrega, quienes acompañan la nueva curatoría sonora de “El Regreso”, donde pillamos desde Ottis Redding a The Platters.

Para celebrar este cumpleaños, te dejamos una playlist que recorre diversos estados de la serie: el romance, la muerte y su incertidumbre, los actos humanos y aquellos que escapan de nuestro entendimiento.