Jack Tatum tenía veintiún años cuando comenzó a construir lo que sería Gemini, el primer disco de Wild Nothing, en la comodidad e inocencia de su dormitorio universitario. Desde ese momento, ha pasado mucha agua bajo el puente. Desde la construcción de canciones empujada sólo por el gusto de hacerlas, hasta llegar a una etapa en la que la composiciones son energizadas por algo más que las ganas de que se materialicen, seis años después.

Life of Pause, su último trabajo, da la bienvenida con un gesto importante. Es la intención clara de mostrar que ha pasado el tiempo y también el bagaje. ‘Reichpop’ es nombrada de esa manera en honor a Steve Reich y su trabajo como compositor y pionero del minimalismo, ubicado por la historia de la música dentro del conjunto de nombres como John Cage y Phillip Glass.

“He estado escuchando su música por un tiempo, me ha interesado mucho su trabajo, la música clásica minimalista. Sentí que había una idea interesante ahí que valía la pena explorar y también de otros como Peter Gabriel, que creo que ha hecho algo similar en el pasado. Me gustaba esa idea de tomar secuencias repetitivas, que aparecen en las piezas de Steve Reich y meterlas en lo que se entiende como una estructura de pop más tradicional. Es gracioso, porque empecé a escribir esa canción y le puse ese título como proyecto, y nunca lo cambié. Es muy literal, pero me gusta la idea de tener una canción que es totalmente transparente en relación al origen de la idea y eso fue, traté de tomar estas influencias y traerlas a una canción pop.

-¿Qué tanto que ha cambiado el proceso de composición que realizas desde Gemini? Porque las diferencias, como oyente, se hacen evidentes.

“Creo que cuando escuchas los discos uno tras otro no son tan diferentes. Espero que haya gente que los escucha y se de cuenta, al menos, de que existe una forma común en cómo escribo. Habiendo dicho eso, sí habían metas específicas que esperaba alcanzar con cada álbum y creo que a medida que yo crecía y me hacía más adulto, eso hizo que cada disco tuviera su propio sello. Creo que tengo más confianza en las decisiones que tomo y, en el caso del último, hay muchas que fueron realmente intencionadas. Quería mostrar que podía crecer. Y con eso, hay muchas ideas presentes que sí han estado en mi música antes, casi en un intento de también honrar mi trabajo anterior”.

Life of Pause en particular, es más sofisticado. Me acordé mucho de Felt por ejemplo, cuando lo escuchaba. ¿Hay algo de eso en realidad?

“Sí, totalmente. Escucho mucha música. De hecho, me considero una persona que escucha música y luego un artista. Creo que jamás podría centrarme en un solo tipo de música. He vivido varias fases en mi vida, pero creo que siempre estoy abierto a encontrar otras cosas, estoy preparado para eso, aunque esté obsesionado con cierto artista o género. Creo que gracias a eso, mi trabajo siempre se verá afectado por lo que escucho. Creo que en este disco salí de mi zona de confort. Y sí, también pienso que en este trabajo hay más sofisticación, sobre todo si lo comparas con Gemini. Es mucho más adulto. Gemini tiene ese encanto del primer disco, se siente que fue hecho por un veinteañero y creo que está muy bien, estoy orgulloso de eso. Fue un experimento personal de aprender a escribir canciones y creo que ahora, con Life of Pause, tengo más experiencia y hay más música en la que estoy interesado. Creo que he crecido hacia una composición más compleja”.

-Eso también se ve en la producción musical.

“Sí, definitivamente. Creo que eso es central en el trabajo que pusimos en este disco. Tengo esa idea de que quise hacer una especie de álbum clásico de estudio. Hay mucho tiempo y dinero puesto para que sonara como quería que sonara. Escuchando álbumes de los setenta y de principios de los ochenta, estéticamente, ese era el tipo de trabajo que quería hacer. Siempre tuve en la cabeza que quería hacer un disco que sonara a otra era. Mi música siempre suena un poco atemporal, pero creo que eso no puedo evitarlo. Creo que Life of Pause es una buena combinación de sonar antiguo pero también muy actual, eso al menos en mi mente, ja, ja, porque creo que ahora estoy en una posición de tener mucha música atrás para tirar y mientras más cosas combinas, avanzas”.

*Wild Nothing se presenta este sábado en Ciclo Suena.