En un mes más Interpol estará visitando Chile para presentarse en la nueva edición de Lollapalooza, como una banda reformada. Entre su homónimo del 2010 y el Pintor (2014), sucedieron varios cambios que -según Sam Fogarino- también se reflejan en el disco.

¿Qué pasó en este período de cuatro años?, Fogarino explica que fue movido. “Paul y yo hicimos un trabajo solista durante ese tiempo, luego nos tomamos un año de no hacer nada y pasamos otro escribiendo y grabando El Pintor. Y en eso, tienes que lidiar con varios pasos, como la discográfica. Terminamos de grabar el disco en octubre y esperamos casi un año a que saliera, debido al sello. Entonces, parece que desaparecimos, pero la verdad es que estuvimos haciendo varias cosas”, declara.

Pero el mayor de los cambios, sin lugar a dudas, es la reformación del grupo luego de la salida de Carlos Dengler. “Seguir sin él y teniendo a Paul escribiendo y grabando nuestras líneas de bajo ha sido el cambio más grande. También fue una sorpresa asombrosa. La forma de trabajar de Paul es muy contenedora. Dijo que empezáramos a hacer esto, que si necesitábamos otro bajista luego lo buscaríamos, pero en medio del proceso nos dimos cuenta que no era necesario. Quedamos muy convencidos, porque Paul hizo un gran trabajo”.

Para Sam, este cambio parece estar relacionado con el sonido que logró el álbum. “De cierta forma, nuestra aproximación a la composición era tomar cada canción de forma individual y no buscar otro sonido para explorar. Queríamos trabajar bien la guitarra, bajo, batería y voz, y que de ahí las canciones se desarrollaran, así que hay un trabajo mucho mas honesto, creo yo”.

El sonido de El Pintor a ratos recuerda a sus trabajos iniciales. Este tipo de relaciones que se hacen en los discos de cualquier artista pueden ser premeditadas o algo que se da de forma natural, aunque la mayoría de las veces, los músicos tienden a poder responder este tipo de preguntas con el paso del tiempo. Para Sam Fogarino sí existe ese puente en el sonido. “Sí, estoy de acuerdo en eso, creo que es importante mantener una identidad, es difícil escaparte de ti mismo. Puedes trabajar con diferentes sonidos, pero es difícil desviarte y es importante darte cuenta de quién eres, pero al mismo tiempo, tratar de hacer algo un poco diferente. Estaba muy contento de hacer discos con guitarra y bajo, porque me recordaba porqué ingresé a la banda y lo contento que estaba, recordaba el sonido que estos tipos estaban creando, así que si traes eso y lo igualas con tu experiencia, es volver a días viejos pero con todo entremedio, el tiempo y la experiencia, es algo que toma mejor forma”.

“Creo que ese sonido en su raíces es el de una banda de rock, pero a eso se le suma una capa muy atmosférica que se mueve entremedio, de forma más cerebral, y eso me gusta mucho, porque son como las dos fases de lo que hacemos”.

La historia de Interpol comienza a finales de los noventa, aunque publicaron su primer disco recién en el 2002. Sean las fechas que sean, la banda se movió en un momento, en el que la ciudad de Nueva York veía nacer una nueva generación de músicos, ligados al revival del post punk, en la que encajaba Paul Banks y compañía, además de otros como The Strokes.

“En esos tiempos era algo densamente habitado, habían muchas bandas y lugares que el mundo aún no había conocido, pero que eran populares en la ciudad. Tocabas en los mismos lugares y seguías los mismos pasos. Ahora, es algo que explotó y se abrió aún más, hay más gente en la ciudad, más bandas que llegan de todas partes del mundo, es mucho más denso que antes. Es muy difícil estar al tanto de todo, es una época muy diferente. Eso sí, hay cosas beneficiosas, como que hay muchas más cosas pasando, las personas tienen más formas de promocionar a sus bandas y hay más espacios donde tocar, pero es muy difícil aguantar el ritmo y estar al tanto. Quizás necesito ser veinte años mas joven”, asegura y ríe.

¿Qué esperar de Interpol en Lollapalooza Chile? Palabras al cierre. “Será el mejor show que podamos darles por supuesto. Exploraremos todo el catálogo, tocaremos cosas de cada álbum y esperamos que los atrape también de manera visual, eso es muy importante”.